Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Nota: 'Dioses antiguos' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
SjonNavegantes.JPG

viernes, 22 de agosto de 2014

Dioses antiguos


Navegantes del tiempo,
de Sjón, es una curiosa novela, distinta en tono y en construcción de las otras dos del autor que se han publicado en castellano, y lejos de la intensidad y de la potencia que tienen El zorro ártico y Maravillas del crepúsculo. Si pensamos en la singularidad de su argumento y en su mensaje final tan a tono con nuestro tiempo, se comprenden los elogios que ha recibido. Si pensamos en lo confusa y plomiza que resulta, ya no tanto.

Año 1949. El narrador principal es Valdimar Haraldsson, un pedante y aburrido erudito, experto en la influencia del pescado en el mundo nórdico. Cuenta que es invitado a realizar una travesía en un mercante danés y la sorpresa que se lleva cuando ve que el segundo de a bordo, Céneo, entretiene cada noche al capitán y a sus invitados con las travesías que realizó a bordo del Argo bajo el mando de Jasón. Céneo se detiene, sobre todo, en la estancia de Jasón y sus compañeros en Lemnos; y, más adelante, habla de su vida previa como mujer antes de ser convertida en hombre por Poseidón.

La narración, como tal, es buena, por más que los acentos de Valdimar sean insufribles, que ningún personaje resulte amable o estimulante, y que tampoco el argumento tenga gran atractivo. De modo no siempre claro (para mí) hacen eco, unos en otros, relatos griegos mitológicos, antiguas eddas nórdicas, y las cosas que van ocurriendo en el barco. En el último y breve capítulo, titulado «vuelta a casa», se produce un cambio de tono en los acentos y el comportamiento del protagonista, mucho menos ortopédico en todo, también en cuestiones sexuales, como si su contacto con el mundo clásico antiguo le hubiera liberado.

Esto, que no sería necesario indicarlo en una reseña, es sin embargo subrayado por un «epílogo del autor». En él explica la equivalencia Céneo-Cronos y Valdimar-Kairós, aclara que ha pintado a Valdimar como una «marioneta de la iglesia comunitaria nórdica», y expone su esperanza de que, en nuestra época, sea mayor la influencia (se supone que benéfica) de los dioses antiguos.

Sjón. Navegantes del tiempo. El mito de Jasón y Céneo (Argóarflisin, 2005). Madrid: Nördica, 2014; 143pp.; trad. de Enrique Bernárdez; ISBN: 978-84-16112-21-0. [Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo