Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Nota: 'Tecnologías de la interrupción' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
CarrIntenetM2.jpg

viernes, 16 de marzo de 2012

Tecnologías de la interrupción


El libro de Nicholas Carr, Superficiales. ¿Qué está haciendo Internet con nuestras mentes?, recalca la idea de que la Red, como cualquier tecnología de la comunicación, moldea nuestra forma de pensar pero, sobre todo, acentúa que debilita mucho nuestra capacidad de reflexión seria. Lo explican bien la paradoja de que «la Red atrae nuestra atención sólo para dispersarla» y la descripción de un ordenador como «un ecosistema de tecnologías de la interrupción». Pero quizá lo más interesante sea su advertencia de que «hemos arrinconado la tradición intelectual de solitaria concentración en una sola tarea» y de que «estamos evolucionando de ser cultivadores de conocimiento personal a cazadores recolectores en un bosque de datos electrónicos».

Así, cuando apunta que usar internet desarrolla ciertas habilidades —la coordinación ojo-mano, las respuestas reflejas, la facilidad de procesamiento visual de señales…—, indica que «nuestra “nueva riqueza en inteligencia visual-espacial” va de la mano con un debilitamiento de nuestras capacidades para el tipo de “procesamiento profundo” en el que se basa “la adquisición consciente de conocimiento, el análisis inductivo, el pensamiento crítico, la imaginación y la reflexión”. En otras palabras, la Red nos está haciendo más inteligentes, siempre y cuando definamos la inteligencia según los estándares de la propia Red. Si adoptamos una perspectiva más amplia y tradicional de la inteligencia —si pensamos en la profundidad de nuestro pensamiento y no sólo en su velocidad—, se impone una conclusión diferente y considerablemente más negra». Y esta es que hay funciones mentales para las que somos cada vez menos capaces: las que «fomentan el pensamiento tranquilo, lineal, las que utilizamos al atravesar una narración extensa o un argumento elaborado, aquellas a las que recurrimos cuando reflexionamos sobre nuestras experiencias o contemplamos un fenómeno externo o interno».

Nicholas Carr. Superficiales. ¿Qué está haciendo Internet con nuestras mentes? (The Shallows. What the Internet Is Doing to Our Brains, 2010). Madrid: Taurus, 2010; 344 pp.; trad. de Pedro Cifuentes; ISBN: 978-84-306-0812-6.

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo