Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Nota: 'La exactitud de Homero' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta

jueves, 20 de diciembre de 2012

La exactitud de Homero


Ernle Bradford, un experto marino que combatió durante la segunda Guerra Mundial y que luego navegó durante varias décadas por el Mediterráneo en barcos de todos los tamaños, es el autor de En busca de Ulises, un libro muy ameno que sigue paso a paso el argumento de la Odisea para constatar su gran precisión siempre que trata sobre cuestiones marineras. Se ha de buscar en bibliotecas, pues está descatalogado.

Dice Bradford que siempre que Homero describe «un puerto, un fondeadero, o cualquier azar de la navegación, se advierte en sus palabras un notable acento de autenticidad, algo distinto por completo a la invención poética», que sí se nota en otros tramos de su relato. Así, por ejemplo, «en la Odisea parece darse por supuesto que los barcos no tienen otra opción que dejarse llevar por la tormenta o por los vientos fuertes», algo que «coincide con los datos de que disponemos sobre estos primeros barcos: su vela cuadrada sólo podía usarse si el viento les llegaba de popa, y con sus remos de hoja ancha sería prácticamente imposible remar contra el viento, cualquiera que fuese la fuerza de los remeros». O, por ejemplo, cuando se cuenta que Ulises construye una balsa, el relato homérico «es realista y detallado como sacado de un manual especializado».

Al final, el autor dice: «sean cuales sean los aspectos mitológicos de Ulises y de su viaje, yo aquí no he perseguido otra cosa que tratar de mostrar que el viaje descrito por Homero tiene por origen un hecho real. He pasado parte de los mejores años de mi vida navegando por el Mediterráneo y jamás he intentado penetrar en el bosquecillo sagrado de los estudios clásicos. Lo único que ha ocurrido es que, a lo largo de esos años, he visto repetidas veces puertos, fondeaderos, islas y trechos de costa con ojos que no eran míos. En ocasiones esta sensación era tan misteriosa como si realmente me encontrara con que me habían puesto ante los ojos unos extraños gemelos que me daban una perspectiva nueva, insólita, detallada, de algo que hasta entonces me había parecido familiar. ¡Imaginaciones! Sí, bueno, pero es que yo tengo la idea, quizás pasada de moda, de que la “la imaginación se puede comparar con el sueño de Adán, que despertó y encontró que era verdad”».

Ernle Bradford. En busca de Ulises (Ulysses Found, 1964). Barcelona: Muchnik, 1989; 295 pp.; col. Literatura; trad. de Jesús Pardo; ISBN: 84-76690800.

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo