Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Nota: 'Concentrar o desparramar' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
NewmanPerdGan.jpg

viernes, 28 de octubre de 2011

Concentrar o desparramar


Leí hace dos meses Perder y ganar, de John Henry Newman, una especie de novela autobiográfica que escribió tras su conversión. Su protagonista es Charles Reding, un estudiante de Oxford que, tras sus estudios y muchas conversaciones con gente de todo tipo, decide afrontar el paso del anglicanismo al catolicismo. Al margen de su contenido, que no a todos atraerá, está cuidadosamente traducida y contiene una gran descripción de la vida en Oxford, con notas a pie de página que aclaran costumbres y terminología. Estilísticamente, cuestión que no preocupaba mucho al autor, uno de sus puntos fuertes está en los incisos descriptivos de comportamientos y tipos humanos, que son de una inteligencia e ironía fuera de lo común. Por ejemplo, esta forma de presentar a un personaje:

«Es francamente difícil describir sensatamente a un pelma en una novela por la sencilla razón de que es un pelma. El relato debe intentar concentrar y un pelma lo que hace es desparramar. Sólo a la larga se le descubre. Y entonces, sin duda, se le siente. Es opresivo, como el viento siroco que la gente del lugar reconoce al instante mientras que el de fuera no lo nota. Tenet occiditque. Si le oyes hablar por primera vez, piensas que es agradable y hasta te parece que sabe bastantes cosas. Pero cuando ves que no acaba nunca, o que te suelta siempre lo mismo cada vez que te topas con él, o que te tiene de pie hasta casi desfallecer, o que te engancha con la rapidez de un rayo en el preciso momento en que querías llegar puntual a algún asunto, o que —¡no falla!— te obstruye esa conversación verdaderamente interesante que estaba empezando a tomar cuerpo; entonces, no hay la menor duda, la verdad estalla escandalosamente ante ti, apparent facies; estás en las garras de un pelmazo. Tienes dos posibilidades: rendirte o huir, porque derrotarle es imposible. Por tanto, parece evidente que a un cargantón como este no podemos sacarlo aquí porque la novela se volvería tan insoportable como él mismo. Así que, lector, créeme, acepta sin más que este Bateman tan tieso es lo que te digo y dame las gracias por ahorrarte la prueba».

John Henry Newman. Perder y ganar (Loss and Gain: The Story of a Convert, 1848). Madrid: Encuentro, 2009, 4ª ed. corregida ; 399 pp.; trad., introducción y notas de Víctor García Ruiz; ISBN: 978-84-7490-922-0.

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo