Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Nota: 'Un infantilismo inspirado' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
ChesterSanFcoEnc.JPG

jueves, 28 de agosto de 2008

Un infantilismo inspirado


La biografía que Chesterton dedicó a san Francisco de Asís, el primer libro que publicó después de su conversión al catolicismo, no me parece tan conseguida como las que tratan sobre personajes literarios. Pienso que los meandros estilísticos de Chesterton y su afición por multiplicar metáforas y ejemplos, no son los recursos más apropiados para una biografía como esta, que contiene más hechos del biografiado que otras del autor, pero que sobre todo se fija en la transición interior del personaje: de ser un soldado a ser un reformador y un trovador de Dios. Contiene, por supuesto, comentarios que perfilan a san Francisco al modo en que un dibujante genial es capaz de retratar a su modelo en dos trazos: «Nunca existió un hombre a quien asustasen menos sus propias promesas»; «todos sus actos fueron siempre inesperados y nunca inapropiados»; en su trato con los demás «parecía, a un tiempo, no estar en guardia y apuntar al corazón», fue como el fundador de un nuevo folclore, de «una especie de infantilismo inspirado que sólo puede compararse con los cuentos de hadas».

Es, en cualquier caso, una obra que permite a Chesterton decir lo que piensa sobre algunas ideas actuales muy difundidas.

Entre otras, habla de una verdadera comprensión de la naturaleza, y afirma que resulta difícil hoy para muchos comprender las alabanzas que le prodigó San Francisco «mientras las identifiquen con el culto a la naturaleza o con el optimismo panteísta». San Francisco amaba a todas las criaturas individuales, con la misma visión de la realidad de los niños: «Un niño comprende sin dificultad que Dios hizo al perro y al gato; y, no obstante, se da cuenta exacta de que la creación de los perros y los gatos, sacándolos de la nada, constituye un proceso misterioso que su imaginación no puede alcanzar. Pero ningún niño os entendería si mezclarais al perro y al gato con todas las demás cosas existentes, para formar con ellas un monstruo de mil patas llamado naturaleza».

También hace notar que se ha de observar la historia y la realidad sabiendo distinguir las cosas probables de las improbables: «No es tanto una cuestión de crítica cósmica acerca de la naturaleza del acontecimiento, como de crítica literaria acerca de la naturaleza de la historia». Y, aplicando este principio a las Cruzadas dice: «El gran duque Godofredo y los primitivos cristianos que conquistaron Jerusalén fueron héroes, si algún héroe existió en el mundo; pero fueron los héroes de una tragedia». Y luego, hablando de los intentos de San Francisco de convertir a los musulmanes, añade: «La mentalidad moderna es difícil de satisfacer; y, generalmente, acusa de feroz al procedimiento de Godofredo, y de fanático al de san Francisco. O sea que proclama impracticable todo método moral cuando acaba de proclamar inmoral todo método practicable».

Lo que sin duda sigue siendo cierto, ahora como en el momento en que Chesterton escribió su libro, es la sorpresa que causa un comportamiento como el de san Francisco, alguien que «nunca vio las cosas según nuestra escala corriente sino con una vertiginosa desproporción que hace rodar la cabeza». Y, en particular, su «amable burla de la idea de posesión», como con «la esperanza de desarmar, con generosidad, al enemigo», como con «la alegría de llevar una entusiasta convicción hasta su extremo lógico» y «el sentido humorístico de sorprender al mundo con lo inesperado»; y también con «esa curiosa y aplastante rudeza que los no mundanos pueden manejar a veces como una maza de piedra», esa que por ejemplo golpea cuando dice que «si poseyéramos bienes, nos serían indispensables armas y leyes para defenderlos».

G. K. Chesterton. San Francisco de Asís (St. Francis of Assisi, 1923). Barcelona: Juventud, 1998, 3ª ed.; 161 pp.; col. Libros de bolsillo Z; trad. de Marià Manent; ISBN: 84-261-0056-2. Otra edición en Madrid: Encuentro, 2012; 168 pp.; trad. de Carmen González del Yerro; ISBN: 978-8499201481.

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo