Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Nota: 'Reverencia y compasión' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
RobinsonCuandoEra.jpg

viernes, 13 de abril de 2018

Reverencia y compasión


He leído con atención la colección de ensayos de Marilynne Robinson titulada en castellano Cuando era niña me gustaba leer, una selección tomada de dos libros: When I was a child I read books (2012) y The Givenness of Things (2015). El del título habla de su formación como lectora y los demás debaten cuestiones de tipo ciudadano que a ella le preocupan. Como las novelas de la autora me parecieron extraordinarias y como las entrevistas que he leído con ella también me interesaron mucho, estaba seguro de que me gustarían también estos textos, y así ha sido: son densos, ponderados, repletos de ideas, con muchas referencias filosóficas y teológicas, cordialmente irónicos. Por tanto, difíciles de reseñar y de resumir, trabajo que ahora no haré. No a muchos les atraerán pero a los que les guste la obra y la personalidad de Robinson, como a mí, les encantarán.

Notas que he tomado:

«Para mí, al menos, escribir consiste en gran medida en explorar la intuición. Un personaje es en realidad el sentido de un personaje, encarnado, vestido y al que se ha dado la voz que él o ella parece pedir» (en «Libertad de pensamiento»).

«Como escritora, intento continuamente hacer incursiones dentro del inmenso territorio de lo que no puede decirse, o que, al menos, yo no sé decir. Parece que, por intuición, sé muchas cosas para las que no encuentro palabras, y cada vez que fracaso de nuevo en mi empeño por encontrar esas palabras se amplía ese espacio de la intuición. Es decir, lo innominado es algo abrumadoramente presente para mí» (en «Imaginación y comunidad»).

«Si vamos a ser ciudadanos competentes de una democracia poderosa, debemos animar al estudio de las acertadamente denominadas humanidades. Las culturas de las personas del mundo son complejas y diversas, pero son manifestaciones de un único fenómeno: la singularidad de la presencia humana en la tierra. (…) La gran lección que podemos aprender del estudio de cualquier civilización es lo pertinente de la reverencia, del sobrecogimiento y también de la compasión. Eso sería conveniente que lo recordaran los ciudadanos de una poderosa democracia» (en «Decadencia»).

Mañana, una nota más.

Marilynne Robinson. Cuando era niña me gustaba leer. Barcelona: Galaxia Gutenberg, 2017; 108 pp.; trad. de Vicente Campos; ISBN: 978-84-17088-25-5. [Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo