Un lenguaje clásico

Álbumes (emociones infantiles: deseos)Álbumes (emociones infantiles: deseos)
 
Un lenguaje clásico

¡Cómo me gustaría ser diferente!, de Michael Schober, que acabo de leer hace poco aunque se publicó hace ya dos años, me ha parecido un gran álbum.

En él se ven sucesivas escenas en las que, primero, se ve a un personaje que formula su sueño y, luego, la página se despliega para mostrarlo: una oveja a la que le gustaría ser rebelde; un conejo tímido al que le gustaría ser más valiente; una cerdita que desearía ser más fina y aseada; un elefante al que le gustaría ser más pequeño y pasar inadvertido; un caracol que desearía ser un gran corredor; una hipopótama a la que le gustaría ser menos pesada para bailar; etc.

Las imágenes de los personajes son simpáticas, la composición de las escenas es buena, la idea que se desarrolla responde a las inquietudes de los lectores naturales del relato, y es apropiado el mensaje que se trasmite, no tanto de conformidad como de aceptación de las propias limitaciones.

Y se puede apuntar, una vez más, la eficacia del lenguaje clásico de las fábulas: qué natural resulta representar cualidades humanas por medio de animales y qué facil es para los niños, y para todos, comprender así algunas cosas.

Michael Schober. ¡Cómo me gustaría ser diferente!: un libro desplegable (Ich wär so gern ein wildes Schaf, 2005). Barcelona y Madrid: Libros del Zorro Rojo, 2007; 20 hojas plegables; trad. de Helena Munín; ISBN: 978-84-96509-91-7. [Vista del álbum en amazon.es]

18 octubre, 2010

Comments are closed.