Tetralogía El Dador (2)

Ciencia-ficción juvenil (distopías)15 años: lectores jóvenes | Ciencia-ficción juvenil (distopías) | Narrativa: Ciencia-ficción
 
Tetralogía El Dador (2)

Las cuatro novelas que componen la serie que comienza con El Dador tienen tramas intensas que se centran en los problemas interiores de sus protagonistas. Son libros que se desarrollan con calma, en ocasiones con una cierta solemnidad, que están bien escritos, con frases cortas y las descripciones justas.

Igual que muchos relatos de ciencia-ficción tienen mucho de cuentos de advertencia, pues buscan hacer pensar en qué futuro queremos o nos espera. Son buena literatura juvenil, por su calidad literaria y narrativa, porque tienen argumentos tensos de los que atrapan a un lector mínimamente atento, y porque presentan chicos y chicas reflexivos en momentos críticos. No son relatos cómodos para todos los lectores porque su confección responde a criterios literarios y no a la búsqueda del éxito popular, lo que significa precisión, cuidado, unos protagonistas que no son superhéroes y unos desenlaces que son esperanzadores pero nada rotundos.

Presentan cuatro mundos distintos que son contemporáneos entre sí. Cada una de las tres primeras novelas se ambienta casi en un solo lugar: la Comunidad de El Dador —una novela en la que no hay referencias a otros sitios posibles salvo el destino al que parece llegar Jonás cuando huye al final, pero ni a él ni al lector se le da ninguna información al respecto—; la ciudad de En busca del azul, que parece un mundo aislado aunque, al final, se habla de otro lugar y se da una leve indicación de que allí es donde vive Jonás; ese sitio es Pueblo, el escenario donde se desarrolla El Mensajero y la tercera parte de El hijo; y un cuarto enclave, que solo es de paso, es donde sucede la parte intermedia de El hijo.

En la primera novela se presenta un mundo donde todo está planificado, en el que todos los ciudadanos toman medicación para controlar sus ansiedades, donde a los ancianos se los «libera» cuando llega su momento, y a los niños innecesarios o indeseados también se los hace desaparecer. En la segunda, en un ambiente más o menos paramedieval, se da un control también completo y cruel por parte de los gobernantes pero aquí, a quien tiene algún defecto, no se le mata sino que se le expulsa. En el mundo de la tercera, también de aires medievales y sin tecnología, los expulsados de otros lugares han llegado a un modo de convivencia solidario que se ve amenazado por el crecimiento de la codicia y el egoísmo.

Lois Lowry. El Dador (The Giver, 1993). León: Everest, 2005, 12ª impr.; 172 pp.; col. Punto de Encuentro; trad. de María Luisa Balseiro; ISBN: 84-241-5953-5. Nueva edición el año 2009; 224 pp.; ISBN: 978-84-241-3584-3. [Vista del libro en amazon.es]
Lois Lowry. En busca del azul (Gathering Blue, 2000). León: Everest, 2003; 219 pp.; col. Punto de encuentro; trad. de María Luisa Balseiro; ISBN 84-241-8018-6. [Vista del libro en amazon.es]
Lois Lowry. El mensajero (Messenger, 2004). León: Everest, 2010; 195 pp.; trad. de Alberto Jiménez Rioja; ISBN: 978-84-241-3675-8. [
Vista del libro en amazon.es]
Lois Lowry. El hijo (Son, 2012). León: Everest, 2013; 351 pp.; trad. de Alberto Jiménez Rioja y Nuria Jiménez Rioja; ISBN: 978-84-441-4955-4. [
Vista del libro en amazon.es]

 

8 diciembre, 2016

Related Posts

Comments are closed.