Monstruos vencidos

Álbumes (emociones infantiles: noche, oscuridad)
 
Monstruos vencidos

Sigo con monstruos españoles: los protagonistas de ¡Ñam! y de El monstruo Malacresta, de Puño.

En el primero se cuenta que un monstruo gigantesco se dirige hacia la ciudad y va comiéndose a la gente sin hacer caso ni de las exigencias del alcalde, ni del comisario de policía, ni de la gente enfurecida…, hasta que al rescate llega una niña.

En el segundo se nos dice que los monstruos salen por las noches para trabajar y, a través de los armarios, llegan a las habitaciones de los niños para asustarles. El monstruo Malacresta, sin embargo, una noche se quedó fascinado por una niñita que leía y tenía un vaso de leche en su mesilla…, contrastándola con él mismo en su propia Gruta Fétida.

Relatos simpáticos, que se desarrollan con ritmo rápido y que tienen imágenes contundentes y eficaces. El argumento de ¡Ñam! me ha recordado el de El monstruo peludo, que también tiene una heroína resuelta que hace frente a un monstruo, y El monstruo Malacresta tiene un aire a la película Monstruos S.A. pero contiene un excelente y mejor giro final, con acentos realistas y hogareños que a las abuelas les encantará.

Puño. ¡Ñam! (2009). Madrid: SM, 2009; 25 pp..; ISBN: 978-84-675-3802-1.
Puño. El monstruo Malacresta (todos menos uno) (2013). Madrid: SM, 2013; 67 pp.; col. El barco de vapor; ISBN: 978-84-675-5674-2.

29 octubre, 2013

Comments are closed.