Sobre varias series de aventuras fantásticas: esquemas habituales

Aventuras fantásticas (series)Aventuras fantásticas (series) | Novelas de fantasía y aventuras fantásticas | Otros libros de ficción
 
Sobre varias series de aventuras fantásticas: esquemas habituales

El esquema normal de las series de aventuras fantásticas mencionadas semanas atrás es siempre parecido: unos protagonistas huérfanos (o casi) tienen por delante una misión; pronto ven que no les faltan recursos para cumplirla y probablemente descubren que hay profecías que anuncian su futuro triunfo si, como el lector no duda que harán, son capaces de resolver algunos acertijos y enigmas; y, de camino, seguramente averiguan qué misterios hay en su pasado.

Otras dos series en marcha, con este formato, son:

—Kai Meyer. Los caminantes del mar. De momento, dos novelas: Capitanes del Caribe, Rumbo a las tinieblas. He leído sólo la primera: una mezcla de novelas clásicas de piratas con una fantasía desbocada, cuyos protagonistas son unos chicos que pueden andar sobre el agua y a los que se llama renacuajos. Hay plantaciones en las que trabajan espectros y piratas sorprendentes. Se ve que el escritor es experto: cuenta bien, maneja con soltura su material… Pero todo me ha parecido excesivo y en ningún momento me ha enganchado.

—Rick Yancey. Las extraordinarias aventuras de Alfred Kroop. Aventuras artúricas ambientadas hoy. La voz narrativa es graciosa, el contraste entre la forma de hablar de un chaval de ahora y la de un caballero medieval da lugar a golpes que a veces son excelentes, pero la historia se disparata bastante según avanza. Contiene algunos tacos innecesarios, creo yo. De todas formas, siempre se lee mejor un relato con acentos de farsa y persecuciones de «thriller» que una narración enfática y solemne como algunas anteriores ya mencionadas. Y una observación: cuando un autor, en una novela de fantasía de esta clase, habla de «rezar», de «cielo», de «infierno», se ve que no sabe de qué está hablando.

Total, en los dos casos, a no ser que alguien de confianza me aconseje lo contrario, he tenido suficiente.

25 enero, 2006

Related Posts

Comments are closed.