Si sólo haces lo que te gusta…

Novelas de vida diaria
 
Si sólo haces lo que te gusta…


Por favor, cuida de mamá,
de la coreana Shin Kyong-Sook, es un bestseller que ha superado con creces mis expectativas.

Cuando, durante una visita a Seúl para ver a su hijo, una mujer mayor se pierde, sus hijos intentan encontrarla de nuevo y, en ese proceso, recuerdan la vida de su madre. La narración alterna los puntos de vista de varios hijos y de su marido, y los sucesivos narradores cuentan las cosas en segunda persona, dirigiéndose a quien focaliza el relato en cada momento, así: «caes en la cuenta de que solías pensar en mamá cuando algo no iba bien en tu vida porque cuando pensabas en ella era como si las cosas volvieran a encarrilarse, te sentías revigorizada».

Los puntos de interés de la historia son que tiene calor humano, que refleja con viveza unos modos de vida poco conocidos entre nosotros, que los retratos de los hijos y de la madre son verosímiles, y que tiene un desenlace muy poderoso. Uno de los muchos descubrimientos que las hijas y los hijos hacen sobre su madre se da cuando se plantean, y le preguntan si le gustaba o no estar siempre en la cocina: «Ni me gusta ni me disgusta. Cocinaba porque tenía que hacerlo. Tenía que estar en la cocina para que todos comierais y fuerais a la escuela. ¿Cómo vas a hacer solo lo que te gusta? Algunas cosas tienes que hacerlas tanto si te gustan como si no. —Pero su expresión decía: “¿Qué clase de pregunta es esta?” Y luego murmuró—: Si sólo haces lo que te gusta, ¿quién va a hacer lo que no te gusta?»

Shin Kyong-Sook. Por favor, cuida de mamá (Please Look After Mom, 2008). Barcelona: Grijalbo, 2011; 236 pp.; col. Narrativa; trad. de Aurora Echevarría; ISBN: 978-84-253-4625-5.

8 septiembre, 2011

Comments are closed.