DUNBAR, Polly

Autores
 

Ilustradora británica, hija de un conocido autor, Joyce Dunbar. Nació en Cotswolds. Se graduó en Arte en 1999. Empezó a publicar libros siendo muy joven.


Lola con alas
Barcelona: Serres; 2004; 36 pp.; adaptación de Raquel Mancera; ISBN: 84-8488-152-0.

A Lola todo le parece gris menos el cuadro de pájaros de su habitación, lleno de colorido. Y entonces Lola empieza su transformación: se pone un sombrero verde, unos leotardos amarillos, unos zapatos azules, un vestido rosa, se pinta ella misma…, y acaba entrando en el cuadro.


Pingüino
Barcelona: Serres, 2008; 32 pp.; trad. de Belén Cabal; ISBN: 978-84-7901-859-7.

Lucas recibe como regalo un pingüino impasible. A pesar de que le hace todo tipo de carantoñas, el pingüino no responde nada. Pero, cuando el león se come a Lucas por hacer tanto ruido, entonces el pingüino entra en acción.



Álbumes simpáticos y bien concebidos.

En Lola con alas todas las ilustraciones, expresivas en su sencillez, van recuadradas a razón de una por página, hasta que Lola entra en el cuadro y entonces se suceden tres ilustraciones a doble página y sin marco. El argumento es un viaje más al mundo de la fantasía y su regreso, al modo en que Maurice SENDAK lo formuló en Donde viven los monstruos. Su tema es también cómo los estímulos que proceden del arte y los colores pueden cambiar el estado de ánimo del niño y aumentar su sensibilidad artística, una cuestión tratada de modo recurrente por los autores y aplaudida con frecuencia por los educadores. Otra cosa es que tal argumento guste o no a los niños… En cualquier caso, en este álbum es un acierto el final, tan profundamente realista: es necesario volver a la realidad… y bañarse. Existe una pequeña incoherencia en el texto: al principio se nos dice que Lola está en casa y que el cuadro está en su habitación, pero al final se indica un «hasta que llega la hora de volver a casa… y darse un baño».

Pingüino es un relato de los que sirven para mostrar cómo los álbumes pueden ayudar en la educación de los sentimientos. El texto es muy escaso y todo el peso recae sobre unas ilustraciones que tienen frescura y están compuestas con equilibrio. La secuencia de imágenes muestra bien lo que sucede y conduce al lector hacia un desenlace no sólo gracioso y positivo sino también resuelto gráficamente con brillantez. La historia señala bien cómo las repuestas afectivas de unos no son iguales que las de otros y, si se quiere ver así, se puede decir que habla de tener paciencia y respeto hacia los distintos modos de ser.


7 febrero, 2006

Comments are closed.