Niños en la guerra

Memorias (mundo judío)Libros autobiográficos de autores judíos | Memorias de infancia (mundo judío) | Novelas de guerra (2ª Guerra Mundial) | Otros libros de no-ficción
 
Niños en la guerra

Soldados de plomo, de Uri Orlev, es un libro con memorias ficcionadas de su infancia durante la segunda Guerra Mundial. Empieza en Polonia y habla de dos chicos de una familia bien situada, Yúrek y su hermano menor Káchik. Entre los muchos sucesos que ocurren, el que marca el punto de inflexión es la muerte de su ejemplar y abnegada madre. A partir de ahí pasan a depender de una tía y de su marido, mientras que otra tía también les ayuda pero manteniendo las distancias, y tienen que ir cambiando de vivienda de un lugar a otro. Al terminar la guerra, pueden marcharse a Palestina.

La narración, en tercera persona pero desde la perspectiva de Yúrek, tiene tono de relato infantil por la sencillez de las expresiones y porque abundan las observaciones propias del mundo interior de un niño. Sin embargo, no es en absoluto infantil, pues quien puede advertir todas las implicaciones de que se cuenta —por ejemplo, del hecho de que puedan salvarse varias veces gracias a un judío colaboracionista muy amigo de una tía de los chicos— es un lector más bien adulto. Por otro lado, para seguir bien el relato es conveniente conocer el telón de fondo: tanto los sucesos de la segunda Guerra Mundial en Varsovia —ocupación alemana, rebelión de la ciudad, rebelión del gueto…— como algo de la historia de las expediciones a Israel de los judíos supervivientes.

Lo que tiene de infantil la historia actúa de contrapunto trágico. Así sucede con los muchos momentos en los que la trama se centra en las escapadas imaginativas de Yúrek, que juega con soldados a la guerra y hace intervenir a los héroes de las novelas que ha leído: «El Comandante del Universo y su esposa entraron en el Palacio, acompañados por sus generales, y subieron la ancha escalera que conducía al vestíbulo. Allí se encontraba el capitán Nemo, el general Gordon, el general Napoleón, el general Sócrates, el general almirante Nelson y muchos otros, todos condecorados con distinciones honoríficas». También está captada con acierto la forma en que juegan los dos hermanos y cómo el mayor se aprovecha del menor: «Los ojos del pequeño se llenaron de lágrimas. Estaba convencido de que su hermano mayor había cometido una injusticia. –¡Eso no vale! –gemía–. ¡Devuélvemelo!»

Uri Orlev. Soldados de plomo (1956). Madrid: Bruño, 1997; 251 pp.; col. Paralelo cero; trad. de Eulàlia Sariola; ISBN: 978-8421631898. [Vista del libro en amazon.es]

7 noviembre, 2014

Related Posts

Comments are closed.