Un género de pedantería

Crítica literaria (Wayne Booth)
 

Hablando de obras que recurren a la ironía, señala Wayne Booth que «el peor enemigo que se puede tener a la hora de leer y hacer críticas es la aplicación de reglas abstractas que atentan contra la vida de las obras concretas. Tanto si pensamos que las grandes obras deben ser eminentemente irónicas como si consideramos que, por debajo de todas las ironías que pueda haber, en último término contienen una afirmación, debemos estar dispuestos a admitir que se han escrito obras importantes desde ambos puntos de vista. Se puede estropear una lectura bien por no llegar a una reconstrucción cuando se trata de ironías estables o bien por empeñarse en hacer una traducción literal cuando precisamente de lo que se trata es de destacar las inestabilidades. (…) Intentar reducir la filosofía de Platón a una serie de afirmaciones inequívocas, o insistir en que el Godot que esperan los personajes de Beckett tiene necesariamente que ser Dios, o que no puede serlo, es incurrir en un género de pedantería que tiene los méritos suficientes para ser objeto de los ataques de un ironista inteligente».

Wayne C. Booth. Retórica de la ironía (A Rethoric of Irony, 1974). Madrid: Taurus, 1989, 2ª ed.; 368 pp.; col. Persiles; trad. de Jesús Fernández Zulaica y Aurelio Martínez Benito; ISBN: 84-306-2160-1.

1 septiembre, 2012

Comments are closed.