Hablar menos y escuchar más

Muerte
 
Hablar menos y escuchar más

La más que viva, de Christian Bobin, es un relato en primera persona cuyo narrador recuerda la figura de una mujer llamada Ghislaine, que ha muerto repentinamente con 44 años. Evoca su modo de ser alegre y expansivo, que estuvo enamorado de ella, y cuenta pequeñas anécdotas que le sirven para enhebrar variadas reflexiones sobre la vida y la muerte.

Podría comenzar este comentario igual que hice cuando hablé de otro libro de Bobin: no me ha parecido un libro logrado. Incluso diría que buena parte de los sentimientos que se traslucen pierden frescura y autenticidad al ponerlos por escrito (por más literariamente que se haga). Esto me parece claro si el libro tiene algo de autobiográfico, pero incluso si no lo tiene no me acaba de convencer una exposición que, por momentos, incluso suena un poco enfática.

Con todo, Bobin siempre tiene párrafos y comentarios de interés, como estos:

—que «nosotros, los vivos, somos ante la muerte pésimos alumnos, pasan los días, las semanas y los meses, pero está siempre la misma lección en la pizarra»;

—que a los muertos deberíamos «hablarles menos y escucharlos más»;

—que «en las cosas que queremos hay siempre mucho más que las cosas mismas»;

—que un libro como Reencuentro, de Fred Uhlman, «no solo habla de la Alemania de los años treinta. Muestra el mal en el momento de nacer. El mal no resulta ostentoso en sus inicios. El mal comienza siempre amablemente, modestamente, se podría decir: humildemente».

Christian Bobin. La más que viva (La Plus que vive, 1996). Cádiz: Canto y cuento, 2015; 138 pp.; trad. de Cristóbal Gutiérrez Carrera; ISBN: 978-84944898-1-5. [Vista del libro en amazon.es]

3 febrero, 2017

Comments are closed.