Necesidad de la perseverancia

ClavesClaves
 

Uno de los núcleos temáticos de El Señor de los anillos está en el diálogo entre Legolas y Gimli, cuando están observando la mampostería en Minas Tirith:

«—Siempre es así con las obras que emprenden los Hombres: una helada en primavera, o una sequía en verano, y las promesas se frustran.

—Y sin embargo, rara vez dejan de sembrar —dijo Legolas—. Y la semilla yacerá en el polvo y se pudrirá, sólo para germinar nuevamente en los tiempos y lugares más inesperados. Las obras de los Hombres nos sobrevivirán, Gimli.

—Para acabar en meras posibilidades fallidas, supongo —dijo el Enano.

—De esto los elfos no conocen la respuesta —dijo Legolas».

Y es que, como explica Tom Shippey, Tolkien tenía interés en subrayar que si bien la perseverancia en intentar una y otra vez lo correcto no garantiza nada, esa es la única forma de permitir que lleguen nuevos aliados o de dar tiempo a que surjan divisiones en el otro bando, pues a fin de cuentas todos los traidores acaban traicionándose a sí mismos.

Ideas que pueden aplicarse a muchas cosas pero también a los intentos por acercar a los niños y a los jóvenes a los mejores libros.

Tom A. Shippey. El camino a la Tierra Media (The Road to Middle-Earth, 1982). Barcelona: Minotauro, 1999; 423 pp.; trad. de Eduardo Segura, revisión de Ana Quijada; ISBN: 84-450-7353-2.

 

14 agosto, 2005
Imprimir

Related Posts

Comments are closed.