Más allá del equinoccio de primavera

Novelas de vida diaria (hasta principios del siglo XX)Novelas de vida diaria (hasta principios del siglo XX) | Novelas y relatos de vida diaria | Otros libros de ficción
 
Más allá del equinoccio de primavera

Más allá del equinoccio de primavera, de Natsume Sōseki, fue una novela publicada primero por entregas en un periódico, a la que su autor pone un prefacio en el que afirma de sí mismo que no es naturalista, ni simbolista, ni neorromántico, y que no desea llevar ninguna etiqueta. Indica que el título que le ha puesto es insustancial y se debe a que la empezó en Año Nuevo con el objetivo de terminarla en el equinoccio de primavera.

El principal protagonista es un joven licenciado llamado Keitaro. Vive en una casa de huéspedes y está fascinado por otro huésped, Morimoto, que ha tenido muchas experiencias en la vida. Pero Morimoto desaparece un día sin pagar la pensión y el relato da un giro. Keitaro acude a casa de un tío de su amigo Sunaga y siente mucha curiosidad por una chica a la que no logra ver bien. Sus averiguaciones acaban dando fruto: Sunaga le cuenta su vida, tanto la relación que tiene con su madre, viuda, como con su prima Shiyoko, la chica que vio, con la que siente miedo a comprometerse. Al final, el narrador pone a su historia una conclusión en la que resume las andanzas de Keitaro y viene a decir que la suya es como una fallida novela de maduración: el intento y el deseo de su héroe «de tratar de sumergirse en la realidad del mundo, al fin, no ha consistido más que en escuchar historias aquí y allá por boca de distintas personas».

La narración de todo es calmosa como puede esperar quien conozca un poco a Sōseki. Una parte del relato se cuenta en tercera persona, pero desde la perspectiva de Keitaro, y a media novela es Sunaga quien toma la palabra. Se describen las vacilaciones interiores y las andanzas de ambos con mucho detalle: los dos son personajes con una extenuante capacidad de autoanálisis y de observación de los demás. Hay momentos cómicos, como cuando Keitaro va a ver a una adivina que no le dice más que vaguedades —«tal vez ocurra algo en un futuro no muy lejano»— y situaciones dramáticas como la muerte de una niña pequeña. Es un personaje más atractivo que los demás Shiyoko, de la que Keitaro dice que «es una persona noble, su trato te engrandece». Pero es precisamente su forma de estar en la vida, sin temor alguno, lo que impide comprometerse con ella a Sunaga, que se ve a sí mismo como alguien muy temeroso.

Natsume Sōseki. Más allá del equinoccio de primavera (Higan Sugi Made, 1912). Madrid: Impedimenta, 2018; 325 pp.; trad. de Yoko Ogihara y Fernando Cordobés; ISBN: 978-84-17115-92-0. [Vista del libro en amazon.es]

19 julio, 2019
Imprimir

Related Posts

Comments are closed.