Alguien que acierta cuando nos equivocamos

Chesterton (libros sobre la fe católica)Chesterton (libros de no-ficción)
 


The Catholic Church and Conversion
es un libro corto que Chesterton escribió cinco años después de su conversión. En él habla de su itinerario intelectual hacia la fe católica, comenta las diferencias que veía entre el protestantismo y el catolicismo, y da explicaciones acerca del modo en que sus razonamientos y sus amistades le acercaron a la fe. Muchas ideas las tratará en los libros posteriores The Thing, El pozo y los charcos, y su Autobiografía.

En relación a la educación que recibió señala su desconfianza, cuando era joven, hacia los razonamientos contrarios a la Iglesia Católica: le sorprendían las mentiras protestantes en relación a que los católicos mentían, se daba cuenta de que había quien criticaba cosas que no conocía, que a veces un sacerdote católico podía decir algo sobre la fe pero la respuesta del protestante se dirigía contra el sacerdote y no contra sus afirmaciones; y, aunque nunca pensaba que la religión católica fuera verdadera, veía que sus acusadores, por la razón que fuera, eran sorprendentemente imprecisos. Viene a decir Chesterton que su esfuerzo por intentar ser justo en el modo de pensar sobre la Iglesia fue su primer paso hacia la fe. Hacia el final del libro dirá que él era la clase de hombre que llegó a Cristo desde los dioses paganos y no desde Lutero u otras autoridades del protestantismo, que su conversión fue como la del pagano y no como la del puritano, y que precisamente esa es la clase de conversión antigua sobre la que se ha fundado el mundo que conocemos.

Habla de los obstáculos que se le presentan a un converso y, en particular, subraya que «sólo la palabra de un católico puede alejarle del catolicismo», que «una palabra tonta desde dentro hace más daño que mil palabras tontas desde fuera»: en definitiva, que el gran problema que la Iglesia tiene es lo mal que la presentan quienes pertenecen a ella. Señala que muchos conversos pasan por tres etapas: la de mirar con condescendencia a la Iglesia, luego la de descubrirla, y tercera la de huir: los sentimientos finales son de temor porque «una cosa es concluir que el catolicismo es bueno y otra concluir que tiene razón; una cosa es concluir que tiene razón y otra concluir que siempre tiene razón». Y describe con brillantez que la Iglesia católica es un mundo más grande visto desde dentro que desde fuera; que la religión católica tiene toda la frescura de una nueva religión y toda la riqueza de una vieja; que la fe católica proporciona libertad interior y amplía la mente también porque responde a la necesidad que tenemos los hombres, no de una religión que acierta cuando nosotros acertamos, sino de una religión que continúa estando en lo cierto cuando nos equivocamos.

G. K. Chesterton. The Catholic Church and Conversion, 1927. La edición castellana, titulada La Iglesia Católica y la conversión está contenida en Por qué soy católico; Madrid: El Buey Mudo, 2009; 720 pp.; de la p. 75 a la 161; trad. de Mariano Vázquez Alonso y Ana Nuño López; ISBN 13: 978-84-937417-0-9.

5 septiembre, 2009
Imprimir

Comments are closed.