VALLVERDÚ Aixala, Josep

Autores
 

Escritor español. 1923-. Nació en Lérida. Licenciado en Filología clásica. Catedrático de instituto de Lengua y Literatura catalana. Escritor prolífico, es autor de novelas y cuentos de toda clase, artículos, libros de viajes, etc.


Polvorón
Barcelona: La Galera, 1996, 10ª ed.; 150 pp.; col. Los Grumetes de La Galera; ilust. de Narmas; trad. de María Montserrat Sarto; ISBN: 84-246-8604-7. [Vista del libro en amazon.es]

Llanos de Urgel, Lérida. Lisote, un joven agricultor de 18 años, encuentra un perro de pocas semanas, un cachorro «listo, peludo y gordito», y lo adiestra. Polvorón se adapta bien a la vida en casa de los tíos de Lisote. Pero acaba siendo atrapado por el propietario de un circo que pasa por el pueblo. Polvorón termina escapándose y volviendo junto a Lisote.


El alcalde Chatarra
Barcelona: La Galera, 1996, 5ª ed.; 168 pp.; col. Los Grumetes de La Galera; ilust. de Josep Gual; trad. de Mercedes Caballud; ISBN: 84-246-8630-6. [Vista del libro en amazon.es]

El pueblo se queda vacío cuando el ejército enemigo parece a punto de ocuparlo. Sólo aguanta el chatarrero, a quien los vecinos encargan cuidar el pueblo. Se instala en la Casa Consistorial y se autonombra «el alcalde Chatarra». Aparece Jana, una chica enflaquecida y solitaria. Y, más tarde, un grupo de chicos violentos a quienes la guerra ha echado de sus casas. Chatarra va dominando, mal que bien, las situaciones que se le presentan. Pero, al final, los soldados entran…



Con un argumento parecido al de Kashtanka, de CHÉJOV, Polvorón es una novela de aprendizaje y de lucha, de amor a la naturaleza y a los animales (aunque más a los perros que a los gatos…), escrita en un tono amable y con un lenguaje rico. Vallverdú narra ordenadamente, con ritmo tranquilo pero vivo, los incidentes de la vida de Polvorón, un perro con grandes cualidades para el espectáculo. El narrador describe visualmente los sucesos e introduce incisos dirigidos al lector: «Si nunca os habéis perdido de noche […] no sabéis nada del miedo que se puede pasar por el mundo».

El alcalde Chatarra es un relato bien armado, en el que se describen bien la personalidad ruda de Chatarra, los comportamientos ariscos de los chicos, los miedos y la mezquindad de los vecinos. Mantiene al lector atento, resuelve de modo creíble las situaciones tensas que se crean, hace pensar en las consecuencias de una guerra.

Como en otras historias suyas, en estas dos también el autor evita cualquier clase de violencia y subraya la confianza en las propias fuerzas a la hora de luchar por lo que se pretende.


6 agosto, 2014

Comments are closed.