AUSTEN, Jane

Autores
 

Escritora inglesa. 1775-1817. Nació en Steventon, Hampshire. Al morir su padre, un eclesiástico rural, se estableció en Southampton, y después en Chawton Hants. Toda su vida discurrió en un entorno provinciano al que dio forma en sus novelas. Falleció en Winchester.


Juicio y sentimiento
Madrid: Rialp, 1993; 367 pp.; trad. y prólogo de Luis Magrinyà; ISBN: 84-321-2987-9. Otra edición en Barcelona: Alba, 2013; 472 pp.; col. Alba Clásica; trad. de Luis Magrinyà; ISBN: 978-8484283119 [Vista deesta edición en amazon.es]. Otra edición más, con el título Sensatez y sentimiento, en Madrid: Alianza, 2016; 472 pp; col. 13/20; trad. de José Luis López Muñoz; ISBN: 978-8491045168. [Vista de esta edición en amazon.es]

Las hermanas Dashwood, Elinor y Marianne, son muy distintas: la primera es muy sensata y la segunda es muy apasionada. Ambas manifiestan sus enamoramientos de formas distintas y reaccionan también de formas diferentes, tanto cuando las cosas parecen salir bien como cuando no salen como esperaban.


Orgullo y prejuicio
Madrid: Alianza, 1996; 424 pp.; col. Alianza Tres; trad. de José Luis López Muñoz; ISBN: 84-206-3290-2. Otra edición en 2013; 512 pp.; col. 13/20; ISBN: 978-8420675381. [Vista del libro en amazon.es]

La vida de la familia Bennett, los padres y cinco hijas casaderas, cambia cuando cerca se instalan Charles Bingley y su hermana, que vienen acompañados de un amigo poco comunicativo, Fitzwilliam Darcy. La novela narra los vaivenes de la relación entre la Bennett mayor, Jane, y Charles Bingley, y entre Darcy y Elizabeth Bennett, la segunda y la protagonista principal de la historia.



Jane Austen está considerada por mucha gente como una de las mejores novelistas de todos los tiempos. Su talento narrativo, apoyado en una sutileza excepcional para contar lo justo y en una penetración psicológica fuera de lo común, se debe también a una gran conciencia de sus límites: supo ceñirse a las materias y situaciones que dominaba de primera mano y nunca quiso entrar en territorios más imaginativos.

Todas sus novelas tienen unas características argumentales semejantes: ambientes provincianos, familias con problemas económicos, intrigas domésticas, chicas jóvenes a punto de casarse, vaivenes en los sentimientos amorosos… Tienen también los mismos rasgos estilísticos: estilo libre indirecto, perspectiva netamente femenina (nunca contó un diálogo entre hombres solos porque nunca estuvo presente), atención a los matices psicológicos, diálogos que revelan las personalidades, tono luminosamente irónico que desvela los convencionalismos y hace interesante lo cotidiano.

Las dos novelas citadas son tal vez las más populares debido a que sus dos protagonistas principales, Marianne Dashwood y Elizabeth Bennett, tienen personalidades muy atractivas. En Juicio y sentimiento, que no fue la primera que escribió pero sí la primera que publicó, presenta de modo magistral el equilibrio entre la razón y los sentimientos que consideraba deseable. La popularidad de Orgullo y prejuicio se basa también en los aires de comedia que tiene en algunos momentos y por el atractivo de su protagonista.

Otras obras

Las otras cuatro novelas importantes de la autora son también valiosas: es destacable cómo, a pesar de las apariencias, en cada una se dibujan personajes y relaciones diferentes. En Mansfield Park, que presenta una protagonista sin el encanto de otras, habla muy bien del clasismo social. En Emma, novela centrada en una protagonista que al mismo tiempo resulta irritante y atractiva, se contiene su personaje masculino más logrado. Persuasión, la última novela de su vida, es la única centrada en la evolución de los sentimientos de la protagonista, la única que ocurre no en el momento del enamoramiento sino varios años después, y en ella se presenta un enfrentamiento entre la bondad e inteligencia y la mezquindad y cortedad de miras. La abadía de Northanger, una obra que se publicó después de su muerte pero que había sido la primera novela escrita, tiene acentos paródicos de la novela gótica y es particularmente irónica en la presentación de la distinta forma de comportarse de mujeres y hombres. Luego, también vale la pena conocer Amor y amistad, una colección de escritos juveniles de la autora, y el prólogo que puso a CHESTERTON a la primera edición de esa obra; y, menos, Sanditon, un libro inacabado. Además, un gran análisis de los méritos de Austen en general y de Emma, en particular, está en la obra de Wayne Booth, Las compañías que elegimos: cito unos párrafos en Novelas que enseñan cómo y qué desear.


19 diciembre, 2008
Imprimir

Comments are closed.