DEMI,

Autores
 

Escritora e ilustradora norteamericana cuyo nombre es Charlotte Dumaresq Hunt. 1942-. Nació en Cambridge, Massachusetts. Procede de una familia de artistas. Estudió Arte. Autora de varios cientos de libros infantiles, muchos de ellos biografías.


La maceta vacía
Barcelona: Juventud, 2010; 32 pp.; trad. de Teresa Farran; ISBN: 978-84-261-806-4. [Vista del álbum en amazon.es]

Leyenda china. Un niño llamado Ping a quien gustan mucho las flores. El Emperador emite una proclama: todos los niños del reino deben acudir al Palacio y allí el Emperador les dará unas semillas de flores especiales y, quien traiga las flores más bellas al cabo del año, será el sucesor al trono. Los cuidados de Ping resultan infructuosos y, al fin, debe acudir con la maceta vacía.


Marco Polo
Barcelona: Juventud, 2010; 60 pp.; trad. de Teresa Farran; ISBN: 978-84-261-3761-6. [Vista del álbum en amazon.es]

Cada página narra un momento de la vida de Marco Polo y de sus expediciones: con un párrafo de texto y con una imagen recuadrada con unos marcos ornamentales —cada uno distinto, pintados sobre seda y preparados a partir de bordados chinos e indios— que a veces se ven como desbordados —por un personaje, o una montaña, o un edificio…—; además, en algunas páginas se añaden ilustraciones pequeñas con algún motivo más. Y, cuando el relato ha terminado, en la última doble página aparece un gran mapa con los recorridos de Marco Polo. Las imágenes, inspiradas en el arte oriental del siglo XIII, están pintadas con tinta china y láminas de oro.


Tutankamón
Barcelona: Juventud, 2011; 54 pp.; trad. de Teresa Farran; ISBN: 978-84-261-3834-7. [Vista del álbum en amazon.es]

Vida del personaje con textos sencillos e ilustraciones muy vistosas, inspiradas en las pinturas, esculturas y joyas egipcias encontradas en pirámides, templos, santuarios y mastabas.



En La maceta vacía cada página contiene una ilustración detallista, que va encerrada en una figura que es casi un círculo, y que van mostrando el paso del año que dura el concurso. Las figuras de los niños y personajes tienen el mismo tamaño y se ven siempre, más o menos, a la misma distancia. Como para subrayar su modo de ser, Ping suele aparecer solo en escenas de colores más suaves, beiges y verdes, mientras que los otros niños que se ven aparecen en grupos, y tienen mucho más colorido. La historia es bonita y subraya bien el valor de la honradez.

Marco Polo y Tutankamón son buenos álbumes dentro de una categoría que podría estar más poblada: la de los que cuentan sucesos históricos, o de los que intentan ser un primer acercamiento biográfico a un personaje conocido (que no sea un pintor, de los que hay muchos); pero no con la intención de ser libros de conocimientos que aportan mucha información sino con la de ser, conceptualmente, álbumes ilustrados infantiles que animan y estimulan los deseos del lector de saber más.


25 junio, 2013
Imprimir

Comments are closed.