MAYER, Mercer

Autores
 

Ilustrador norteamericano. 1943-. Nació en Little Rock, Arkansas. Estudió Arte en Nueva York. Trabajó un tiempo en agencias de publicidad. Autor de más de ochenta álbumes desde que publicó el primero, en 1967.


Un niño, un perro y una rana
Madrid: Los Cuatro Azules, 2008; 32 pp.; ISBN 13: 978-84-936292-3-6. [Vista del libro en amazon.es]

Álbum sin palabras. Un niño y su perro salen de casa y van al río, llevando un cubo y un cazamariposas. Ambos hacen infructuosos intentos de capturar una rana que ven primero en medio del río y luego encima de una rama o una raíz, hasta que se cansan y se vuelven a casa. Pero la rana no se queda tranquila.


Una pesadilla en mi armario
Pontevedra: Kalandraka, 2001; 31 pp.; col. Libros para soñar; trad. de Xosé M. González; ISBN: 84-8464-102-3.

El pequeño narrador cuenta su temor a la pesadilla que se oculta en su armario, y cómo lucha contra ella.



Un niño, un perro y una rana fue el primer libro del autor. Está compuesto con una secuencia de dibujos a carboncillo. Las escenas iniciales y las finales ocupan una página completa cada una, y las escenas centrales que cuentan en giro de la narración se muestran en cinco dobles páginas consecutivas. Las imágenes transmiten bien las emociones de los protagonistas y proporcionan numerosos detalles en los que fijarse. La gracia del relato, aparte de la simpatía de los dibujos, está en la misma historia y, sobre todo, en un sorpendente giro que la reaviva.

Una pesadilla en mi armario tiene un estilo visual y un contenido semejantes a los de Donde viven los monstruos de Maurice SENDAK. El texto es mínimo y todo el peso narrativo lo llevan las ilustraciones, bien compuestas, graciosas y expresivas, deudoras de los antiguos grabados metálicos. Uno de los motivos del éxito de esta historia está en cómo el autor, al presentar las cosas desde la mirada del pequeño asustado, logra la identificación del lector. En otro orden de cosas se puede señalar que fue un libro concebido para ser publicado en Israel, donde la lectura es de derecha a izquierda, y por eso las imágenes están en la dirección contraria de lo que supondríamos habitual en Occidente: así, en un dibujo de una cara izquierda el niño sale de la cama por el lado izquierdo de la página, en una doble página el niño en la cama está en el lado derecho y tiene al monstruo amenazador del armario en la izquierda… Sin embargo, la cubierta sí está orientada de izquierda a derecha.

Otros álbumes: Rana, ¿dónde estás?, Hay un cocodrilo debajo de mi cama.


10 febrero, 2006
Imprimir

Comments are closed.