Buena selección, prólogo injusto

Chesterton (libros con artículos, publicados tras su muerte)Chesterton (libros de no-ficción)
 
Buena selección, prólogo injusto

Se han publicado hace poco unos Ensayos escogidos de Chesterton, seleccionados por W. H. Auden para una edición de 1970 (creo), y estupendamente traducidos. Son 36 textos, todos ellos excelentes y todos muy conocidos: en este sentido el antólogo no arriesgó ni buscó mucho. La mayoría están tomados de los libros de Chesterton —casi todos son capítulos o extractos de las biografías y ensayos extensos que publicó—, y unos pocos son de los más reproducidos en otras antologías —como el dedicado a la obra de Shakespeare El sueño de una noche de verano, El auténtico doctor Johnson o el comentario al Libro de Job—. Tienen en común que prácticamente todos tratan, de un modo u otro, de cuestiones literarias. Es una pena que a la edición le falten los datos con el origen, la fecha y los títulos originales de cada texto.

Conviene decir algo del prólogo de Auden. Primero, que sus comentarios son excelentes cuando habla de asuntos literarios y que acierta de lleno cuando confiesa su admiración por Chesterton como crítico literario (y es mejor todavía el texto que escribió, en otra ocasión, para comentar la poesía de Chesterton). Sin embargo, decir que cometíó un error al dedicarse a escribir artículos de prensa en vez de otras obras es como decir que Shakespeare se confundió al no escribir novelas: la crítica debe ceñirse a lo que uno hizo pues comentar lo que uno no hizo no tiene sentido. Habría que precisar también algunas cosas en relación a su comentario sobre la poca fiabilidad de Chesterton cuando habla de política internacional.

Pero, sobre todo, es falso, y por tanto injusto, acusar de antisemitismo a Chesterton —que es tal como empieza el prólogo—. Quien lea sus textos completos y quien conozca bien su vida nunca dirá tal cosa. Tuvo amigos de infancia judíos, tuvo simpatías por el sionismo y fue invitado a visitar Palestina por ese motivo, criticó ferozmente a Hitler y denunció su persecución inicial de los judíos de modo casi profético… Hubo quien le llamó antisemita durante su vida —y no se ha de olvidar que eso tiene un significado muy distinto ahora que en las primeras décadas del siglo XX—, porque hizo alguna broma pública menos oportuna pero, sobre todo, como una forma de desactivar sus numerosas críticas (ciertas y valientes) a poderosos y corruptos políticos y financieros judíos de su época.

G. K. Chesterton. Ensayos escogidos. Selección de W. H. Auden (a Selection from his Non-Fictional Prose Selected by W. H. Auden). Barcelona: Acantilado, 2017; 320 pp.; trad. de Miguel Temprano García; ISBN: 978-84-16748-62-4. [Vista del libro en amazon.es]

26 noviembre, 2017

Comments are closed.