- Bienvenidos a la fiesta - https://bienvenidosalafiesta.com -

Lo esencial no tiene peso

No conocía Carta a un rehén, un texto breve que Antoine Saint-Exupéry [1] escribió como prólogo a un libro de León Werth, un amigo judío a quien había dedicado El principito [2]. En él se refiere al sufrimiento de los perseguidos y emigrados durante la guerra Mundial, al modo en que surge y se afianza la amistad, a la sabiduría que nos hace valorar los acontecimientos simples pero esenciales de la vida. Así, a propósito de un momento de tensión, resuelto cuando una persona sonríe, dice: «A menudo lo esencial no tiene peso. Aquí, en apariencia, lo esencial ha sido una sonrisa. A menudo una sonrisa es lo esencial. A uno le pagan con una sonrisa. Le recompensan con una sonrisa». Y, más adelante, indica cómo una sonrisa no modifica nada visible pero lo transforma todo «en su misma sustancia».

Antoine Saint-Exupéry. Carta a un rehén (Lette à un otage, 1943). Barcelona: Nortesur, 2011; 96 pp.; trad. de Julia Escobar; posfacio de François Gerbod; cronología y bibliografía de Déborah Puig-Pey; ISBN: 978-84-93784102.