Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Nota: 'Lo improbable verdadero' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
HorowitzMuerteS.jpg

viernes, 13 de noviembre de 2020

Lo improbable verdadero


Muerte es la sentencia, de Anthony Horowitz, es la segunda y amena novela policial del autor cuyos protagonistas son él mismo y el áspero y eficiente Daniel Hawthorne. El asesinato misterioso que deben resolver es el de Richard Pryce, un abogado importante que ha llevado divorcios de varios famosos: uno de ellos, de una editora, y el último, de una escritora popular que no se lleva nada bien con Horowitz. Se descubre además un suceso extraño de unos años atrás: la muerte de un amigo de Pryce durante una excursión de espeleología en la que también iban Pryce y otra persona más, que, sorprendentemente, acaba de fallecer arrollado por el metro.

Ni los comportamientos de los protagonistas ni el esquema de la novela sorprenderán a quienes hayan leído la novela previa. Hay tensión entre Hawthorne, siempre áspero, y Horowitz, que desea conocer cosas de la vida privada y del pasado de su compañero. Se multiplican los sospechosos y las conjeturas de Horowitz no siempre resultarán correctas. Hay una fuerte rivalidad con la inspectora que lleva la investigación oficial del caso, que desea que Horowitz la informe privadamente de los avances que hace Hawthorne. Hay también datos del trabajo habitual del autor como guionista de populares series televisivas.

Destaca, de nuevo, la personalidad de Hawthorne, un tipo incómodo en sus observaciones más irrelevantes: dice el narrador que «no pretendía ofender adrede, era solo que estaba a la ofensiva por defecto». Hay observaciones típicas sobre cómo es una investigación de este tipo: «Cuando uno descarta lo imposible, lo que queda, por improbable que parezca, ha de ser verdad», dirá Hawthorne. También son típicos los comentarios autoirónicos del narrador: «no me gusta ver sangre bajo ninguna circunstancia, y menos aún si es la mía». No faltan, por supuesto, referencias literarias, y hay algunas informaciones de interés sobre cómo trabajan algunas editoriales para fabricar sus éxitos.

Anthony Horowitz. Muerte es la sentencia (The Sentence Is Death: A Novel, 2019). Barcelona: Catedral, 2020; 400 pp.; trad. de Julia Osuna Aguilar; ISBN: 978-84-16673-07-0. [Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo