Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Nota: 'Ley de la tranquilidad necesaria' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta

domingo, 12 de noviembre de 2017

Ley de la tranquilidad necesaria


Hace unas semanas puse datos de una nueva edición de Impresiones irlandesas, de Chesterton, y ahora he puesto los de otra titulada Impresiones de Irlanda.

Con este motivo he vuelto a leer el libro: he visto que, a la reseña que hice tiempo atrás, tal vez habría que añadirle que, para seguir bien los hilos argumentativos del autor hay que conocer un poco a las personas que cita. En cualquier caso, de libros como este al final lo que retienes son ideas y frases brillantes como por ejemplo:

—«La única justificación de la literatura es rejuvenecer las cosas. La principal desgracia del periodismo es hacerlas envejecer».

—«[Hay una] ley de la tranquilidad necesaria para el despertar de lo maravilloso [que] se aplica, desde luego, a las cosas superficialmente familiares tanto como a las cosas superficialmente nuevas».

—«Una moda es una costumbre sin causa; una moda es una costumbre a la que los hombres no pueden acostumbrarse por la sencilla razón de que no tiene una causa».

—«El sentido de la familia es como un perro, y sigue a la familia; el sentido de la aristocracia es como un gato que merodea continuamente por la casa».

—«La caridad ofrece propiedad, y por lo tanto, libertad. Y hay claramente mayor grado de emancipación en darle a un mendigo un chelín para que lo gaste que para ponerle un funcionario detrás para que lo gaste por él».

—«Una religión es, sencillamente, el mundo en el que habita un hombre». Y, en otro momento, formula la misma idea de otro modo: «Una religión no es la iglesia a la que alguien acude, sino el cosmos donde vive».

—«La idea en la cabeza de un hombre puede eclipsar los ojos de esa misma cabeza».

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo