Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Nota: 'Música salvadora' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
MunozRyanEco.jpg

jueves, 12 de octubre de 2017

Música salvadora


Eco, de Pam Muñoz Ryan, es una novela con una trama bien urdida y una organización, en capítulos cortos, pensada para facilitar la lectura. Su contenido principal son tres historias que se presentan con un marco: cincuenta años antes de la segunda Guerra Mundial un niño llamado Otto está leyendo un cuento de hadas, cuyo protagonista también se llama Otto, y que trata sobre tres hermanas que sufren un encantamiento del que podrán ser liberadas gracias a una armónica: cuando esa armónica salve a alguien de la muerte.

La primera historia se sitúa en Trossingen, Alemania, en octubre de 1933, y sigue a Friedrich, un chico adolescente con una gran mancha en la cara que trabaja en una fábrica de armónicas, que tiene unas dotes excepcionales para la música y sueña con ser director de orquesta: a su padre, por sus opiniones contrarias a Hitler y su amistad con judíos, lo envían a Dachau y Friedrich piensa un plan para sacarlo de allí y huir a Suiza. La segunda sigue a Mike, de doce años, y su hermano pequeño Frankie, que viven en un orfanato en Filadelfia, Pensilvania, en 1935: Mike ha prometido no separarse nunca de Frankie y cuando, debido a que saben tocar el piano y la armónica —la misma que tenía Friedrich—, son adoptados por una misteriosa señora rica y su vida se estabiliza, pero descubre que los van a devolver al orfanato, Mike decide llevarse de allí a su hermano. La tercera, en 1942, tiene lugar en un pueblo del sur de California al que la familia de la protagonista, Ivy, una chica de once o doce años, de origen mexicano, se ha ido a vivir para cuidar de las propiedades de unos japoneses-norteamericanos que han sido internados en un campo como sospechosos de espionaje: Ivy tiene la armónica misteriosa y, como los anteriores protagonistas, una facilidad y sensibilidad naturales para la música.

Las historias están bien contadas, son emocionantes, y están repletas de buenos sentimientos no siempre bien fundamentados: uno de los hilos de la primera historia es que Friedrich está amenazado por las leyes de pureza racial de Hitler —aunque su padre no lo defiende ante las autoridades por sí mismo, como un ser humano valioso en cualquier caso, sino por sus cualidades excepcionales, una forma emocional de argumentar que se comenta bien en Sentimentalismo tóxico—. A pesar de las situaciones preocupantes por las que atraviesan los personajes, ninguno menciona o piensa en Dios en ningún momento y la providencia en la que se apoya el narrador es la metáfora recurrente del «hilo de seda del destino». Se insiste mucho en el valor de la música como portadora de belleza y de consuelo en momentos de dificultad. Cada capítulo se inicia con la partitura y la letra de una canción que tendrá un papel en lo que vivirán los héroes: Canción de cuna, de Brahms, America, la bella y Auld lang syne. La profecía y la promesa que se contienen en el cuento de hadas inicial se cumplen al final: tanto el cuento como los tres relatos, que se habían interrumpido cuando sus héroes llegaban a un momento crítico, se reanudan, conectan entre sí y se resuelven en 1951, en el Carnegie Hall de Nueva York.

Pam Muñoz Ryan. Eco (Echo, 2015). Barcelona: Océano Gran Travesía, 2017; 458 pp.; col. Gran Travesía; trad. de Mercedes Guhl; ISBN: 978-84-946315-5-9. [Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo