Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Nota: 'Relato de supervivencia' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
HillenbrandInvencible.jpg

domingo, 10 de abril de 2016

Relato de supervivencia


Invencible, de Laura Hillenbrand (la autora de Seabiscuit), es una narración documental que, al hilo de la historia de Louis Zamperini, da información sobre algunos aspectos de la segunda Guerra Mundial. Zamperini, italo-americano, nació en Torrance, California. Fue un chico alegre y muy gamberro que se convirtió en un gran corredor de media distancia. Con 19 años compitió en la Olimpiada de Berlín, en 1936, en la prueba de 5000 metros: fue el atleta más joven de la historia en la selección estadounidense. Cuando estalló la segunda Guerra Mundial se alistó en la Fuerza Aérea y fue tripulante de un bombardero. En mayo de 1943 el avión en el que iba cayó al mar y, él y el piloto, Russell Allen «Phil» Phillips, sobrevivieron en una balsa durante 47 días, un récord según parece. Capturado luego por los japoneses, pasó por distintos campos de prisioneros hasta el final de la guerra. Después se casó y tuvo muchos problemas debido al alcohol, que logró abandonar después de hacerse cristiano evangélico. Falleció en 2014.

La narración se basa en una investigación exhaustiva de todo tipo de fuentes aunque, sobre todo, se apoya en los datos que el protagonista dio a la autora. De vez en cuando ocupa el centro de la narración su compañero Phil y, más adelante, lo hace uno de los más crueles y psicópatas jefes de prisiones japonesas llamado Mutsuhiro Watanabe. En la primera parte se habla de los entrenamientos y competiciones de atletismo; en la segunda, de los bombarderos del ejército estadounidense; en la tercera, sobre la forma en que se avanzó, durante la guerra, para poder asegurar la supervivencia y la localización de los náufragos; luego, sobre los modos de vida en los campos de prisioneros japoneses, y los espeluznantes datos de la enorme mortalidad en ellos —uno de cada cuatro prisioneros de guerra frente al uno de cada cien en los campos equivalentes de los nazis y los italianos—. La última parte, el regreso a los Estados Unidos, da cuenta breve de su matrimonio, sus dificultades con el alcohol, su conversión, y el fallido intento de volver a entrar en contacto con Watanabe.

El libro tiene interés por la información que da, porque la narración tiene viveza, y porque la vida del protagonista es, realmente, asombrosa. Podría ser un libro mucho mejor si, en no pocos momentos, fuera más sobrio: algunos hechos solo pueden estar basados en los testimonios de Zamperini y, a veces, parecen haber sido trasladados tal cual por la escritora —por ejemplo, sus curiosas luchas con tiburones en alta mar, o las impresionantes palizas que recibe y de las que se recupera una y otra vez por completo—; en otros momentos, el énfasis en la dificultad de algo no parece proporcionado —«entrenó tan duro que una vez dejó ensangrentado un calcetín por haberse desollado un dedo del pie»—; además, es como si la autora no hubiese querido prescindir de uno solo de los detalles que le ha contado el protagonista o de los que ha recolectado de cualquier otra fuente, con lo que la lectura cansa un poco. También, el libro sería mejor si la traducción estuviera más pulida.

Laura Hillenbrand. Invencible (Unbroken. A World War II Story of Survival, Resilience, and Redemption, 2010). Madrid: Santillana, 2011; 436 pp.; trad. de Vicente Herrasti; ISBN: 978-84-03-10216-3. [Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo