Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Nota: 'Amabilidad y juicio' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
JohnsonEnsayos.JPG

viernes, 11 de diciembre de 2015

Amabilidad y juicio


En el pasado he dedicado algunas notas a Samuel Johnson: Milagros del amor, Ojalá los generosos fueran ricos, Juicios ajustados, Opiniones incontestables, Sensibilidad exacerbada, Consejo para escritores primerizos, Para escritores que aspiran a la fama, Motivos para leer, Burbujas de fama postiza, Qué cosas merecen ser deseadas, Viajar para no llegar.

Y como en los últimos meses he disfrutado leyendo con calma la magnífica edición de sus Ensayos literarios —que contiene tres partes: «William Shakespeare», «Vidas de los poetas ingleses», y una selección de «Ensayos en periódicos»—, pondré varias notas con citas que he apuntado. Unas serán cortitas e incisivas —como la de que «El verso blanco, dijo un crítico ingenioso, sólo le parece verso al ojo»—; otras serán igualmente precisas pero más extensas. Como, por ejemplo, este comentario acerca del trabajo de un escritor:

«El tedio es la peor de las faltas; la negligencia o los errores son siempre puntuales, pero el tedio lo invade todo; los otros errores los censuramos y los olvidamos, pero el poder del tedio se propaga. Aquel que se agota a la primera hora todavía está más agotado a la segunda, como un cuerpo obligado a moverse, contrario a su voluntad, que avanza más y más despacio. Por desgracia, este pernicioso error es el más difícil de descubrir para los autores. Rara vez nos cansamos de nosotros mismos; y el acto de composición llena y agrada a la mente con los cambios de lenguaje y con la sucesión de imágenes. Cada pareado, al enlazarse, es nuevo, y la novedad es el gran recurso del placer. Tal vez ningún hombre jamás consideró un verso superfluo al escribirlo, o contrajo su obra hasta que las ebulliciones de la invención amainaron. E incluso si debiera controlar el inmediato deseo de renombre y mantener su trabajo nueve años inédito, seguirá siendo el autor, y seguiría en peligro de engañarse a sí mismo; y su consulta a sus amigos probablemente descubra que los hombres disponen de más amabilidad que juicio, o de más miedo a ofender que deseo de instruir».

Samuel Johnson. Ensayos literarios. Barcelona: Galaxia Gutenberg, 2015; 580 pp.; trad. de Gonzalo Torné de la Guardia, Antonio José Rodríguez Soria, Ernesto Castro Córdoba; edición y prólogo de Gonzalo Torné; ISBN: 978-84-15863-87-8. [Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo