Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Nota: 'Aptitudes diferentes' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
PattersonMeParto.JPG

jueves, 24 de julio de 2014

Aptitudes diferentes


James Patterson, un conocido autor de best-sellers (de los que no he leído ninguno) publica desde hace tiempo libros infantiles. Leí, hace unos meses, uno de la serie Los peores años de mi vida, que no me atrajo mucho. He leído ahora Me parto, escrito conjuntamente con Chris Grabenstein, que sí me ha parecido un libro interesante: por su planteamiento y porque, aunque tenga muchas referencias a la cultura popular norteamericana, tiene buenos momentos de humor sin que falten otros de tristeza y dolor genuinos. No es una novela gráfica aunque tenga muchas ilustraciones —al comienzo de los capítulos, algunas que ocupan una o dos páginas, y muchas otras pequeñas— pues las imágenes, al margen de que añadan algún chiste, no aportan nada significativo.

El protagonista y narrador es Jamie Grimm, un chico que va en silla de ruedas, que vive con una familia de adopción desde que fallecieron sus padres en un accidente de tráfico, y que practica continuamente para llegar a ser humorista. Habla de las dificultades que tiene, muchas debidas a su minusvalía, y de cómo intenta llevarlas con buen humor. Tiene un tío que le comprende, y al que ayuda en su comercio —sus chistes atraen a los clientes—, dos buenos amigos en el colegio que le apoyan, y no falta un grandullón que le acosa, en clase y en su casa, pues es el hijo mayor del matrimonio que le adoptó. La narración se centra en que se Jamie se presenta, primero sin que se sepa, y luego ya con el apoyo de sus amigos, a unos concursos de jóvenes humoristas con eliminatorias sucesivas que terminan con una gran final en Nueva York. No falta la chica guapa que también se convierte en su aliada.

La narración incide mucho en que a Jamie le duele que no lo valoren por ser quien es y por lo que tiene que decir y, en cambio, lo juzguen con estándares más bajos y lo compadezcan por ir en silla de ruedas. Sin embargo, también hace notar que  «los neoyorquinos nos miran a mi silla de ruedas y a mí igual que miran al tipo de los ojos desencajados y la ropa harapienta que asegura que el mundo se acaba el martes que viene porque se lo ha dicho un duende que vive en su bolsillo. No nos hacen ni caso. Ni a él, ni a mí. Sí… en las aceras de la gran ciudad no abunda la compasión». También hay momentos en los que Jamie reflexiona sobre algunas formas de usar mal el humor, como la de reírse a costa de otros.

Todo el texto está lleno de frases o bromas de conocidos cómicos norteamericanos, como Billy Cristal, y de personajes del cine o de la televisión, como los Simpson. Jamie también se aventura con chistes de su propia creación, algunos malos, como él mismo reconoce, y otros con gracia. En su narración a veces deja caer observaciones agudas: «¿Alguna vez os habéis dado cuenta de que los relojes que hay en clase son los relojes más lentos del mundo? Es como si la directora tuviese escondida en su despacho una herramienta secreta capaz de deformar el continuo espaciotemporal y de convertir los días de clase en años de perro». O, por ejemplo, al pensar en un monólogo basado en lo políticamente correcto, dice: «en lugar de referirte a la comida que sirven en el comedor del instituto como “bazofia”, podrías llamarla “de digestión complicada”. Del mismo modo, yo no soy un paralítico ni un discapacitado; soy de “aptitudes diferentes”» y en mi instituto «ya no hay ningún gordo; todos son “horizontalmente anchos”». Más adelante seguirá señalando que «en mi instituto (…) ya no nos tiramos pedos, solo “expulsamos combustibles alternativos”. En la guardería, a los niños ya no les cuentan el cuento de Jack y las habichuelas mágicas, sino el de Jack y el peligro de las semillas de habichuelas modificadas genéticamente».

James Patterson y Chris Grabenstein. Me parto (I Funny, 2012). Barcelona: La Galera, 2014; 309 pp.; col. Novela Gráfica; ilust. de Laura Park; trad. de Diego de los Santos; ISBN: 978-84-246-5168-8. [Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo