Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Nota: 'Un lápiz y una goma' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
AllbergIngmanPencil2.jpg

lunes, 13 de enero de 2014

Un lápiz y una goma


The Pencil, de Bruce Ingman y Allan Ahlberg, es un álbum inglés de hace unos años que se puede incluir en la categoría de los relatos que hablan de sí mismos y de su propia construcción. Con diferencias, claro está, se puede alinear con otros como Harold and the purple crayon, Fídibus, Cuando Lía dibujó el mundo, Johanna en el trenChester

Al comienzo se dice: «El lápiz dibujó un niño. “¿Cómo me llamo?” dijo el niño. “Er… Banjo”, dijo el lápiz. “Bien”, dijo Banjo. “Dibújame un perro”». Y así van apareciendo un perro, un gato, una ciudad. A petición de los personajes, el lápiz usa el pincel para ir dando color a lo que ha dibujado…, pero entonces empiezan las protestas. Para remediarlas, dibuja una goma que, al principio, es muy útil pero que, después, actúa por su cuenta y borra lo que no debe. Al final, quedan el lápiz y la goma en un duelo frente a frente.

Los dibujos son, de acuerdo con la historia, como esbozos. La tipografía cambia de tamaño según lo que pide cada momento. Los personajes son divertidos y el relato en sí mismo tiene buenos momentos de humor. El argumento es de los que tira del lector hacia delante haciéndole pensar continuamente «a ver qué viene ahora». Bien, luego el adulto puede o no hacerse, o compartir, reflexiones metafictivas.

Bruce Ingman. The pencil (2008). Texto de Allan Ahlberg. London: Walker Books, 2009; 48 pp.; ISBN: 978-1-4063-1955-2.

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo