Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Nota: 'Un libro peculiar pero no tanto' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
RiggsPeregrine.JPG

jueves, 11 de abril de 2013

Un libro peculiar pero no tanto


Un libro que, al principio, parece distinto y luego no lo es tanto: El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares, de Ramson Riggs. Parece distinto por las fotografías extrañas, que tienen un toque horripilante, y por las historias raras con las que comienza; luego uno teme que sea un relato más de niños perseguidos por nazis que sobreviven todavía; pero, finalmente, termina siendo una novela de las que plantean una lucha cósmica que tiene lugar a nuestro alrededor —como por ejemplo, Fablehaven—, y de las que hablan de mundos paralelos que se originaron en determinados momentos y lugares de la historia —como por ejemplo, la excelente serie Los mundos de Chrestomanci—.

Florida. A Jacob, dieciséis años, su abuelo siempre le contaba relatos raros del pasado y le mostraba fotos curiosas. Cuando muere de una forma sospechosa, Jacob encuentra pistas que le llevan a una isla olvidada de Gales donde su abuelo estuvo de niño en un orfanato. Convence a sus padres, con ayuda del psiquiatra, de que le manden allí un verano y, en sus investigaciones, descubre los motivos del comportamiento de su abuelo: al acudir a un orfanato abandonado averigua que hay en marcha una gran pelea cósmica entre los niños peculiares (los de aquel orfanato y de otros lugares) y los espíritus huecos.

La novela está bien escrita e intriga. No hay duda de que es un excelente debut. El apoyo en fotos antiguas extrañas le da un toque de originalidad, pero el hecho de que, según parece, el autor haya creado la historia a partir de fotos ya existentes, algo muy elogiado, no hace ni mejor ni peor la novela. La voz narrativa, de adolescente un poco rebotado, resulta convincente al principio y no tanto cuando la novela progresa y ya tenemos explicaciones para los misterios del principio, pues entonces entra ya en los cauces habituales de un subgénero donde todo puede ocurrir y, por tanto, nada puede sorprender. Una norma básica de los viajeros en el tiempo de las novelas de ciencia-ficción del pasado era la de que tenías que tener cuidado con no matar a tu abuelo: en este caso, aunque la historia no ha terminado y continuará en entregas sucesivas (una moda que considero una peste), la principal amiga del héroe acaba siendo la que fue gran amiga de su abuelo…

Ramson Riggs. El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares (Miss Peregrine’s Home for Peculiar Children, 2011). Barcelona: Noguer, 2012; 411 pp.; trad. de Gemma Gallart; ISBN: 978-84-279-0030-1.

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo