Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Nota: 'Mundos mágicos paralelos (1)' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
CardPuertaO.JPG

jueves, 14 de junio de 2012

Mundos mágicos paralelos (1)


Junto a las series de ciencia-ficción distópicas que mencioné, a las que volveré con otros ejemplos, otras series que plantean lo mismo de otro modo son las que hablan de que, a nuestro alrededor y en nuestro mundo, hay mundos mágicos paralelos. Un autor con famosas obras del primer tipo como El juego de Ender y sus secuelas, Orson Scott Card, acaba de comenzar una serie del segundo tipo con La puerta oculta. A mí me ha cansado un poco, por las razones que diré, pero es probable que, sin tantas lecturas del género fantástico detrás y si no esperase más del autor, mi reacción sería distinta, pues lo cierto es que sólo un escritor experto es capaz de fabricar un entretejido tan laborioso de muchos elementos ya conocidos y mantener la tensión narrativa. Tampoco me ha convencido del todo su protagonista, un chaval que crece y aprende, muy especial, eso sí, pues es un mago teleportador, pero aquí sin duda estoy influido también por mi pasado lector.

Es decir: he pensado en ¡Tigre! ¡Tigre! (Tiger!, Tiger!, 1955), de Alfred Bester, al ver un protagonista con el don de teleportarse, de trasladarse de un sitio a otro sólo con visualizar el lugar de destino; en la multitud de relatos donde conviven gente normal y unos magos que pululan alrededor que, en este caso, como en las novelas de Rick Riordan, tienen que ver con los dioses griegos y sus descendientes; la última parte se parece mucho a las novelas colegiales donde aparece un chico nuevo con dotes más que singulares… También son ya un lugar común los chicos protagonistas excepcionales, con dotes ocultas para ellos mismos pero que sí aprecian algunos adultos, unos como a la espera de que sea el deseado por generaciones de westilianos para que abra la puerta ente Westil y Midgard (la Tierra), y otros temerosos de que lo sea. Y tampoco me convence que, para resolver los problemas de un argumento que se basa en infracciones continuas del espacio-tiempo, todo dependa de una historia en paralelo, que tiene lugar en otro mundo y en otra época.

Orson Scott Card. La puerta oculta: una novela de los Magos Primigenios (The Lost Gate, 2010). Barcelona: Planeta, 2012; 366 pp.; trad. de J. E. Álamo; ISBN: 978-84-450-0001-4.

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo