Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Nota: 'Las palabras establecen diferencias' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
OBrienCosasLlev.jpg

jueves, 15 de febrero de 2007

Las palabras establecen diferencias


Otra excelente novela sobre guerra que leí hace tiempo es Las cosas que llevaban los hombres que lucharon, veintidós relatos cortos relacionados entre sí acerca de la guerra de Vietnam que firma Tim O'Brien. Aunque por entonces no pensaba en escribir una reseña, sí tomé algunas notas, como esta: «En Vietnam también teníamos nuestras maneras de hacer que los muertos no parecieran tan muertos. (...) Mediante el lenguaje que era a la vez duro y ansioso, transformábamos los cuerpos en montones descartables. (...) Aprendí que las palabras establecían una diferencia. Es más fácil enfrentarse con una estirada de pata que con un cadáver; si no es humano, no importa tanto que esté muerto. Por eso una enfermera del Vietcong, frita por el napalm, era un bocadillo crujiente. Un bebé vietnamita, que estaba tendido cerca, era un cacahuete tostado». Pero lo de cambiar el lenguaje para, por ejemplo, referirse a un bebé asesinado no era cosa de la maldad propia de la guerra del Vietnam ni de ninguna guerra, pues también aquí al lado lo hacen.

Tim O’ Brien. Las cosas que llevaban los hombres que lucharon (The Things They Carried, 1989). Barcelona: Anagrama, 1993; 217 pp.; col. Panorama de narrativas; trad. de Elvio E. Gandolfo; ISBN: 84-339-0638-0. Nueva edición en 2011; 272 pp.; col. Otra vuelta de tuerca; trad. de Elvio E. Gandolfo; ISBN: 978-84-339-7600-0.

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo