Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Notas de abril de 2018 :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
Archivo por temas:
BaruzziTevoyacomer.jpg
lunes, 30 de abril de 2018

¡Te voy a comer!, de Agnese Baruzzi, es un álbum bien concebido para, tirando del hilo de la curiosidad, resultar de lo más instructivo. Está compuesto por diez desplegables. En la parte frontal de cada uno vemos a dos animales y siempre se repiten las mismas expresiones. Un animal le dice al otro: «¡Te voy a comer!»; mientras, en el otro lado, se lee: «Le dijo el pez al pececito, pero…», «le dijo el ratón al escarabajo pero…», «le dijo el pez al renacuajo, pero...», etc. Y, al abrir el desplegable vemos qué significaba el «pero...». En la primera doble página se explica que el álbum desea mostrar la cadena alimentaria y en la última se presentan de nuevo a todos los animales que han aparecido en las ilustraciones ya con sus nombres.

Agnese Baruzzi. ¡Te voy a comer! (Adesso ti mangio!, 2016). Barcelona: Vicens Vives, 2017; 28 pp., 10 desplegables; col. VV Kids; trad. de Elena del Amo; ISBN: 978-84-682-4509-6. [Vista del álbum en amazon.es]

Enviar Imprimir
sábado, 28 de abril de 2018

He puesto entradas en el diccionario a Yuval Zommer y Pauline Martin.

Enviar Imprimir
PatockaLibySacr.jpg
viernes, 27 de abril de 2018

En su momento, como comenté aquí, pensé que debía empezar a leer a Jan Patočka. El primero de sus libros que he leído (no muy bien, tengo que volver a leer algunos textos en momentos de más calma), ha sido Libertad y sacrificio, una colección de ensayos. En uno de ellos se refiere al discurso de aceptación del premio Nobel de Solzhenitsyn, dice que es «un logro extraordinario, más incluso que sus novelas», lo califica como una de «las cumbres del pensamiento y la expresión mundiales», y lo comenta del siguiente modo:

El discurso de Solzhenitsyn «trata del arte como órgano de la verdad. (…) Solzhenitsyn sostiene que el hombre es en la experiencia, que la experiencia es la marca de su finitud, la cual se manifiesta en que todo lo que no sea nuestra experiencia se nos presenta atenuado y alejado, carente de significado para nosotros. Es a partir de esto como Solzhenitsyn interpreta nuestra indiferencia respecto a todo dolor y gozo que no nos toquen directamente. El hecho de que en nuestro mundo puedan llevarse a cabo las cosas más espantosas sin que haya quien tome noticia, es el sello de nuestra finitud, es nuestro pecado original, si queremos expresarlo en términos teológicos. Su pensamiento sobre el arte, la literatura y la poesía consiste en que el arte realmente alberga la cualidad de transmitir la experiencia. El arte es capaz de lograr lo que nada más logra, esto es, hacer nuestra la experiencia ajena y, en consecuencia, salvar el espantoso abismo que existe entre un hombre y otro. Lo que importa entonces es preguntarse cuándo es el arte verdaderamente arte, cuándo logra salvar el abismo, cuáles son las condiciones para que el arte alcance uno de sus sentidos esenciales. Sobre esto no dice nada Solzhenitsyn en su discurso. Sin embargo, queda completamente claro que el arte puede cumplir su función cuando no evita el camino hasta el mismo límite extremo de la experiencia posible. El artista ha de ir hasta el límite, donde el rayo golpea y donde solo uno de cada mil sobrevive. Ésta es la razón por la que Solzhenitsyn, en su discurso, no habla en su nombre, sino en el de que todos aquellos que han ido hasta este límite de la experiencia y se quedaron en el camino» (en «El problema de Europa», 1988).

Jan Patocka. Libertad y sacrificio (varios ensayos y entrevistas, 1934-1988). Salamanca: Sígueme, 2007; 398 pp.; trad. de Iván Ortega Rodríguez; ISBN: 978-84-301-1650-8. [Vista del libro en  amazon.es]

Enviar Imprimir
GonzalezRioSecabaJueves.jpg
jueves, 26 de abril de 2018

Hay un tipo de libros compuestos por relatos cortos que se publican y publicitan dentro de la LIJ cuyo tono, igual que muchas referencias y guiños, hacen que muchas veces sean más apropiados para un público adulto. Ejemplos ya puestos aquí, que recuerde ahora, son Dragón, dragón y otros cuentos, Cuentos como pulgas, Hasta (casi) cien bichos, Antes, cuando Venecia no existía.

Diría que el mejor libro de este tipo que conozco, si no fuera porque el autor es mi hermano, es El río que se secaba los jueves, de Víctor González, que había sido publicado hace años en Anaya y que Kalandraka ha devuelto al mercado en una elegante edición que mantiene las excelentes ilustraciones que ya tenía de Pablo Amargo. Son unos noventa relatos, unos cortos y otros muy cortitos, divididos en diez secciones. Uno de varias páginas, que pertenece a la sección «Errores, trucos y mentiras», y que a mí es uno de los que más me hace reír es «Los elefantes y la tela de araña (edición anotada)». Uno cortito, que comienza la sección «En un lugar remoto», es «La lengua de pan», y dice así: «Existe un pueblo en China cuya lengua es exquisita: sabe a pan recién horneado. Los que aprenden a hablarla correctamente no necesitan charlar nunca más y se alimentan charlando»

Me ahorro las explicaciones sobre los aires cunqueiranos de los cuentos y, para abrir boca, dejo aquí, simplemente, los comienzos de algunos. Por ejemplo:

—de «Un gallo»: «Un granjero compró un gallo que tenía insomnio. Este gallo no podía conciliar el sueño de ninguna forma, por lo que se ponía a cantar arias de Verdi a altas horas de la noche y tenía soliviantado a todo el gallinero...»

—de «Peces»: «Básicamente los peces son de dos tipos: raros y muy raros. Para entendernos, un pez raro es el rape. Es tan raro que tiene una caña de pescar y la usa. De ahí que el resto de sus congéneres no lo tenga en gran estima...»

—de «Sombras»: «La mayoría de la gente cree que las sombras son todas iguales y siempre negras, pero no. Hay sombras de muchas clases y de muchos colores...»

Más información: entrevista con el autor, reseña de Darabuc y de Pep Bruno (de la primera edición del libro).

Víctor González. El río que se secaba los jueves (y otros cuentos imposibles) (2006). Madrid: Anaya, 2006; 222 pp.; ilust. de Pablo Amargo; ISBN: 84-667-4719-2. Nueva edición en Pontevedra: Kalandraka, 2018; 208 pp.; col. Kalandraka +; ilust. de Pablo Amargo; ISBN: 978-8484643548. [Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir
NewmanWallimanAtomica.jpg
miércoles, 25 de abril de 2018

Hace algún tiempo se publicó, pero yo he leído ahora, La aventura atómica del profesor Astro Cat: un viaje por el mundo de la física, de Ben Newman y Dominic Walliman, un libro que suponía, como así es, que tendría igual calidad, vistosidad y simpatía que El profesor Astrocat y las fronteras del espacio.

Astro Cat, o su ayudante Astro Ratón, dan explicaciones claras y vistosas de distintos aspectos de la física, que son escuchadas o protagonizadas por otros seres semejantes en las sucesivas páginas. En la primera, a modo de sumario, se plantean las preguntas que, luego, irán tratándose en cada una de las dobles páginas siguientes. Por ejemplo, las primeras son: «La gravedad», «El método científico», «Las medidas», «¿De qué están hechas las cosas?», «El átomo», etc. En fin, todo un manual. Al final hay dos dobles páginas con «Astrodatos» y un Índice-Glosario.

Ben Newman. La aventura atómica del profesor Astro Cat: un viaje por el mundo de la física (Professor Astro Cat's Atomic Adventure, 2016). Texto del dr. Dominic Walliman. Granada: Barbara Fiore, 2016; 61 pp.; trad. de Antøn Antøn; isbn: 978-84-15208-84-6. [Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir
DaviesJohnBuenasN.jpg
martes, 24 de abril de 2018

¡Vale, buenas noches! y ¡Pero si yo te quiero!, de Benji Davies y Jory John, son dos álbumes sobre una pareja de amigos que se une a otras ya citadas (Osa y Conejo, El oso y la liebre). En este caso los héroes son otro oso, paciente y poco activo, y su vecino, un extrovertido e insistente pato que casi nadie querría tener cerca.

El primer álbum los presenta, a cada uno en su casa, en el momento en el que el oso desea dormir pero el pato está deseando hacer cosas: así que el pato va a casa de su vecino y le propone todo tipo de asuntos, a los que el oso responde una y otra vez que no, por lo que el pato se marcha… El segundo empieza una mañana de fin de semana: el pato quiere salir a dar un paseo pero el oso no; como el pato insiste, «no aceptaré un no por respuesta», «tal vez así te caeré mejor», al final el oso accede…

El esquema de ambas historias, y en su interior el de varios diálogos, es el mismo. Las ilustraciones tienen colores intensos que atraen. Las figuras son graciosas y representan bien los cambios de humor de los personajes, la calma tranquila del oso y el dinamismo agotador del pato.

Benji Davies. ¡Vale, buenas noches! (Goodnight Already, 2015). Texto de Jory John. Valencia: Andana, 2016; 36 pp.; col. Álbumes Locomotora; trad. de Anna Llisterri; ISBN: 978-84-16394-30-2. [Vista del álbum en amazon.es]
Benji Davies. ¡Pero, si yo te quiero! (I Love You Already, 2016). Texto de Jory John. Valencia: Andana, 2017; 32 pp.; col. Álbumes Locomotora; trad. de Anna Llisterri;  ISBN: 978-84-16394-73-9. [
Vista del álbum en amazon.es]

Enviar Imprimir
BadelRiceVaca.jpg
lunes, 23 de abril de 2018

Dentro de los álbumes que son como divertimentos hay que darle un lugar destacado, por ingenioso y por su capacidad de atraer el interés, a El mejor libro para aprender a dibujar una vaca, de Ronan Badel y Hélène Rice. El narrador se dirige al lector y le va dando explicaciones: trazar un rectángulo, añadirle cuatro patas, dibujarle una cola (que a cualquier lector le parecerá rara), y una cabeza alargada (más rara todavía que la cola, pues el animal resultante será un cocodrilo), etc. Los dibujos con los que se cuenta el relato son sencillos. Es muy apropiado el formato apaisado, como en Lágrimas de cocodrilo. Es muy poco habitual, pero también una buena solución, que el librito venga encuadernado por el lado largo. El relato se resuelve con toques metafictivos, un recurso no solo ingenioso sino que también nos hace cambiar de plano, la única manera en ocasiones de salir de los problemas en los que nos metemos.

Ronan Badel. El mejor libro para aprender a dibujar una vaca (Le meilleur livre pour apprendre à dessine une vache, 2014). Texto de Hélène Rice. Granada: Barbara Fiore, 2015; 26 pp.; trad. de Mercedes Corral; ISBN: 978-84-15208-82-2. [Vista del álbum en amazon.es]

Enviar Imprimir
DostoievskiHumOfen.jpg
sábado, 21 de abril de 2018

He puesto datos de nuevas ediciónes, en 2016 y 2017, de Matilda, El gran gigante bonachón y Humillados y ofendidos.

Enviar Imprimir
GrishamSoborno.jpg
viernes, 20 de abril de 2018

El soborno es un nuevo thriller jurídico-policial de John Grisham. La principal protagonista es una abogada que trabaja en asuntos de investigación interna de los jueces, llamada Lacy Stolz. Todo empieza cuando ha de seguir la denuncia que se ha presentado contra una poderosa juez, debido a que recibe regalos generosos a cambio de beneficiar los intereses de un grupo mafioso que controla un casino y realiza jugosas promociones inmobiliarias.

Relato ameno para quienes sigan al autor y este subgénero casi periodístico. Grisham hace lo que mejor sabe hacer: contar un caso policial con claridad y casi sin derivaciones, ni las comerciales que seguramente tendrá la película correspondiente, ni las irónico-críticas hacia los comportamientos aprovechados del político de turno —podía haberlo hecho cuando habla de la coreografiada rueda de prensa de la fiscal—, o hacia la ignorancia del periodista que no se atiene a los datos —aquí solo apunta que los protagonistas de la historia se «quedaron maravillados de la cantidad de información errónea» que se barajaba en los medios—. Al final, el satisfecho narrador dirá: «La corrupción había salido a la luz. Los criminales estaban en la cárcel. La noción de la justicia seguía vigente». Tranquilizador.

John Grisham. El soborno (The Whistler, 2016). Barcelona: Random House, 2017; 432 pp.; trad. de Eduardo Iriarte Goñi; ISBN: 978-0525435815. [Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir
SpringerEnola1.jpg
jueves, 19 de abril de 2018

El caso del marqués desaparecido y El caso de la dama zurda, de Nancy Springer, son los dos primeros libros de una serie cuya protagonista es Enola Holmes, la hermana pequeña de Sherlock Holmes. En España se ha publicado también el tercero, que no conozco, y en total son seis. Según parece, pronto habrá una serie televisiva basada en el personaje.

El caso del marqués desaparecido comienza cuando Enola tiene catorce años y su madre, con la que vive, desaparece. Llegan a su casa entonces sus hermanos mayores Mycroft y Sherlock: Enola llevaba diez años sin verles. El comportamiento distante de los dos y sus aires de superioridad masculina —desdeñan «la capacidad craneal de la niña», temen por «la debilidad y la irracionalidad» propias de su sexo— irritan a Enola y, cuando deciden enviarla a un internado, hace sus planes para escaparse. Descubre cosas que desconocía de su madre, averigua que le ha dejado mensajes secretos, y empieza a pensar que tal vez su desaparición sea sencilla de explicar. Enola logra burlar a sus inteligentes hermanos y, además, encuentra al también desaparecido joven vizconde Tewksbury Basilwether, un chico harto de que le trataran y vistieran como a El pequeño lord. Termina su primer caso sabiendo que «podía ir a lugares y conseguir cosas que Sherlock Holmes jamás podría llegar a entender o imaginar. Y mucho menos hacer».

En El caso de la dama zurda Enola, ya organizada para moverse por Londres con una personalidad distinta, entra en relación con el Doctor Watson, que no sabe quién es ella. Luego, al intentar descubrir por qué ha desaparecido de su casa Lady Cecily Alistair, acaba conociendo el Londres más miserable y a varios agitadores que dicen cosas que suenan bien pero cuya conducta personal es canallesca: «se podían decir muchas verdades siendo un villano».

Los libros son amenos. Las referencias literarias, además de a los libros de Sherlock Holmes, son bastantes. Abundan los acertijos: los personajes se comunican con unos anuncios por palabras y emplean el lenguaje de las flores. Las reconstrucciones ambientales son excelentes. El tono de la narradora, la misma Enola, es muy autoirónico contra su falta de belleza o de gracia femeninas: «mi lamentable cabello, del color del lodo de una ciénaga»… A la vez, va dejando constancia de las muchas bobadas que sus hermanos y otros van diciendo acerca de la inteligencia de las mujeres..., al tiempo que con los hechos las va desmintiendo.

Nancy Springer. El caso del marqués desaparecido (The case or ghe Missing Marques: an Enola Holmes mistery, 2006). Barcelona: Versátil, 2010; 206 pp.; trad. de Irene Muzas Calpe; ISBN: 978-84-937206-7-4. [
Vista del libro en amazon.es]
Nancy Springer. El caso de la dama zurda (The case of the left-handed lady: an Enola Holmes mistery, 2007). Barcelona: Versátil, 2010; 207 pp.; trad. de Jesús Moreno Aijón; ISBN: 978-84-92929-15-3. [
Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir
PeixeTeixeiraAhiFuera.jpg
miércoles, 18 de abril de 2018

Ahí fuera: guía para descubrir la naturaleza, con textos de Maria Ana Peixe Dias e Inés Teixeira do Rosário e ilustraciones de Bernardo P. Carvalho, es un libro escrito con gancho para facilitar a los lectores niños (y no tan niños) un acercamiento a la fauna y flora que los rodea. Está bien organizado en bloques o capítulos, algunos de cuyos títulos son: «Qué debes llevar», «¡Sigue la pista! Las huellas dejadas por los animales», «¿Será un sapo o una rana?», «Siempre a ras de suelo. Los reptiles», «¿Para qué sirve una flor?», etc.

Es excelente la maquetación y la integración de palabras e imágenes. La impresión de casi todo el libro es a dos tintas, distintas en cada capítulo: cada uno lleva unas ilustraciones sintéticas, dibujos de línea de un chico y una chica que miran o actúan, imágenes de lo que se menciona en xilografías o serigrafías, aguadas con toques de ilustraciones vectoriales. En el interior hay un bloque, el titulado «Algunas especies que puedes ver ahí fuera», que presenta varias dobles páginas con animales y plantas reproducidos a todo color.

Maria Ana Peixe Dias e Inés Teixeira do Rosário. Ahí fuera: guía para descubrir la naturaleza (Lá fora- Guia para descubrir a natureza, 2014). Barcelona: GeoPlaneta, 2016; 361 pp.; ilust. de Bernardo P. Carvalho; ISBN: 978-84-08-15227-9. [Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir
MendozaLucaLlave.jpg
martes, 17 de abril de 2018

Luca y la llave mágica: un cuento sobre la fiebre, de Jack Mendoza y Puño, es un álbum pensado para explicar cómo funciona el sistema immune del cuerpo humano. Mientras una profesora habla en clase de las células del cuerpo a una niña llamada Camila, en Bodytown una profesora da clases a las células más jóvenes explicándoles que su trabajo es proteger a Camila de los invasores. A una célula llamada Luca le dan una llave especial pero, ante distintos ataques que sufre Camila, Luca no sabe cómo usar su llave mientras que otras células sí saben usar sus habilidades propias. Hasta que llega su momento. Al final se explican quiénes son las células que han aparecido en la historia: Mamushi, una célula madre de las demás células de la sangre; Luca, un linfocito B, un fabricante de anticuerpos; Mac, un macrófago, una célula gigante que se come a las bacterias; Pla, una plaqueta, una célula pequeña que tapa los agujeros por donde se escapa la sangre… El álbum es gracioso e instructivo para cualquiera, pero no sé si las ilustraciones de las células, preparadas a partir de fotos de microscopio, resultarán del agrado de todos los lectores...

Jack Mendoza. Luca y la llave mágica: un cuento sobre la fiebre (2017). Barcelona: Beascoa, 2017; 24 pp.; ilust. de Puño; ISBN: 978-84-488-4823-1. [Vista del álbum en amazon.es]

Enviar Imprimir
ArrheniusCiudad2.jpg
lunes, 16 de abril de 2018

Tres libros más de Ingela P. Arrhenius que se pueden poner en paralelo con otros tres de los que hablé: dos son de formato pequeño, pertenecen a la misma serie que otros de título semejante que cité, tienen iguales características, y se titulan ¿Dónde está el señor León? y ¿Dónde está la señora Mariquita?; y el tercero es de formato grande y se titula La ciudad.

Este álbum contiene 32 ilustraciones mostrando escenarios, personajes, objetos de mobiliario urbano reconocibles, cada una presentada con una tipografía particular que va de acuerdo con el contenido. Por ejemplo: Petanca (cada letra va en una bola), Ciclista (una tipografía inclinada), Perros (nombre formado con la correa de uno de los perros), Aeropuerto, Quiosco, Hotel, Policía, Farola, Museo, etc. El resultado final es una ciudad serena, elegante y animada que, la mires por donde la mires, es apetecible. Un pequeño acertijo para los lectores pequeños es que algunos personajes aparecen en varias páginas. Las guardas muestran, también, ilustraciones de personajes, hombres, mujeres, animales, vehículos, etc. Como Animales, es un álbum modélico en su género cuyas páginas podrían ser magníficos pósteres.

Ingela P. Arrhenius. La ciudad (La Ville, 2016). Barcelona: Coco Books, 2017; 38 pp.; ISBN: 978-8494595233. [Vista del álbum en amazon.es]
Ingela P Arrhenius. ¿Dónde está el señor León? (Where’s Mr. Lion, 2017). Barcelona: Timun Mas, 2018; 10 pp.; ISBN: 978-84-08-17762-3. [
Vista del álbum en amazon.es]
Ingela P Arrhenius. ¿Dónde está la señora Mariquita? (Where’s Mrs. Ladybird, 2017). Barcelona: Timun Mas, 2018; 10 pp.; ISBN: 978-84-08-17761-6. [
Vista del álbum en amazon.es]

Enviar Imprimir
sábado, 14 de abril de 2018

En uno de los ensayos del libro citado ayer, hablando de la crisis económica de Grecia de hace unos años, escribe Marylinne Robinson lo siguiente:

«Oí comentar a una mujer que, por descontado, la situación económica de ese país era lamentable. Dijo: “Sus centros comerciales ni siquiera abren el domingo”. Según aparece, debe asumirse que la economía, tal como se entiende actualmente la palabra, no sólo puede sino que debe reglamentar la cultura nacional. ¿Por qué iban los griegos a cumplir el Sabbath? Posiblemente porque su país y su idioma sustentan una antigua tradición religiosa. Su abandono entrañaría una inmensa y absoluta pérdida. Y, además, el día de descanso tiene otras ventajas. Si las estadísticas relevantes tienen algo de verdad —yo dudo de todas—, tal vez la salud y la longevidad no sean tanto consecuencia de la dieta —de pescado, verdura y aceite de oliva— como de disponer de un poco de tiempo para uno mismo, compartido con familia y amigos. (…) El Sabbath es una forma de hacer lo que se pretendía que hiciera: proteger un día de cada siete de las exigencias de la economía. Sus ventajas no pueden comercializarse. El ocio, a modo de contraste, es muy fácil de comercializar. Pero el ocio raramente es algo más que un poco de tiempo robado al estrés cotidiano. En cambio, el Sabbath es una forma de vida, una que ha desaparecido hace mucho de este país, claro, debido a las tendencias a la secularización, que en realidad son presiones económicas que han excluido el descanso como opción, en primer lugar para todos aquellos que más lo necesitan» (en «Decadencia»).

Marilynne Robinson. Cuando era niña me gustaba leer. Barcelona: Galaxia Gutenberg, 2017; 108 pp.; trad. de Vicente Campos; ISBN: 978-84-17088-25-5. [Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir
RobinsonCuandoEra.jpg
viernes, 13 de abril de 2018

He leído con atención la colección de ensayos de Marilynne Robinson titulada en castellano Cuando era niña me gustaba leer, una selección tomada de dos libros: When I was a child I read books (2012) y The Givenness of Things (2015). El del título habla de su formación como lectora y los demás debaten cuestiones de tipo ciudadano que a ella le preocupan. Como las novelas de la autora me parecieron extraordinarias y como las entrevistas que he leído con ella también me interesaron mucho, estaba seguro de que me gustarían también estos textos, y así ha sido: son densos, ponderados, repletos de ideas, con muchas referencias filosóficas y teológicas, cordialmente irónicos. Por tanto, difíciles de reseñar y de resumir, trabajo que ahora no haré. No a muchos les atraerán pero a los que les guste la obra y la personalidad de Robinson, como a mí, les encantarán.

Notas que he tomado:

«Para mí, al menos, escribir consiste en gran medida en explorar la intuición. Un personaje es en realidad el sentido de un personaje, encarnado, vestido y al que se ha dado la voz que él o ella parece pedir» (en «Libertad de pensamiento»).

«Como escritora, intento continuamente hacer incursiones dentro del inmenso territorio de lo que no puede decirse, o que, al menos, yo no sé decir. Parece que, por intuición, sé muchas cosas para las que no encuentro palabras, y cada vez que fracaso de nuevo en mi empeño por encontrar esas palabras se amplía ese espacio de la intuición. Es decir, lo innominado es algo abrumadoramente presente para mí» (en «Imaginación y comunidad»).

«Si vamos a ser ciudadanos competentes de una democracia poderosa, debemos animar al estudio de las acertadamente denominadas humanidades. Las culturas de las personas del mundo son complejas y diversas, pero son manifestaciones de un único fenómeno: la singularidad de la presencia humana en la tierra. (…) La gran lección que podemos aprender del estudio de cualquier civilización es lo pertinente de la reverencia, del sobrecogimiento y también de la compasión. Eso sería conveniente que lo recordaran los ciudadanos de una poderosa democracia» (en «Decadencia»).

Mañana, una nota más.

Marilynne Robinson. Cuando era niña me gustaba leer. Barcelona: Galaxia Gutenberg, 2017; 108 pp.; trad. de Vicente Campos; ISBN: 978-84-17088-25-5. [Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir
PalaciosCid.jpg
jueves, 12 de abril de 2018

Lo mismo que dije con motivo de la reedición de Manos Kelly, de mi satisfacción por motivos nostágicos y por su gran categoría, tengo que decirlo también de la edición integral de El Cid, de Antonio Hernández Palacios, que acabo de releer hace poco con calma. Los cuatro episodios, que se habían publicado en 1971 y 1972 y se recuperaron en 1982 y 1984, tienen como principal protagonista a Sancho de Castilla, siempre acompañado por quien sería el Cid, hasta la muerte del rey Fernando I. La edición incluye los bocetos de un guión preparado por el autor para seguir desarrollando la historia y continuar con el proyecto. Tanto tiempo después, me asombra esta reconstrucción gráfica de la España medieval pero también lamento los fallos de guión —el autor acentúa episodios y personajes dudosos, y recurre a golpes efectistas y subrayados enfáticos—, que también provocan falta de claridad narrativa en algunos momentos. Hubiera mejorado la edición que viniera con una buena explicación que distinguiera los hechos históricamente probados de las invenciones o exageraciones de la trama.

Antonio Hernández Palacios. El Cid Integral (2015). Tarragona: Ponent Mon, 2015; 216 pp.; prólogo de Carlos Uriondo; ISBN: 978-1-910856-08-6. [Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir
PronCaminandoMar.jpg
miércoles, 11 de abril de 2018

Caminando bajo el mar, colgando del amplio cielo, de Patricio Pron, tiene un narrador que se siente obligado a explayarse y comienza dirigiéndose al lector para para contarle la historia de un joven venado de las pampas argentinas llamado Nahuel. Entonces sabremos qué son las pampas, dónde está Argentina, que Nahuel es el último de su especie y estaba solo, y que se propuso emigrar en busca de agua. Como le indican que debería llegar a Europa, se pone de acuerdo con un erizo llamado Martirio, un cerdo que se hace pasar por un perro llamado Porc Faiseur, y un retórico topo llamado James O’Donnell —que cuando le conocen les habla de Herodoto—, y acaban llegando a su destino. Entonces empiezan otra clase de problemas. El primero lo tienen cuando un oso burócrata que les recibe les habla de que necesitan el papel C, que se puede conseguir si tienen el papel B, y este si ya tienen el papel A…

La historia se transforma entonces en una especie de gran parábola sobre los problemas de quienes emigran a otro país y tropiezan con todo tipo de barreras. El mismo autor indicó que, por ejemplo, no es casual que el guía sea un topo, «porque estamos guiados por ciegos». Abundan las explicaciones. Así, una tortuga llamada Jolo, habla de tres conductas que arruinan la vida de muchas personas: las de quienes pretenden gobernar con mano dura y asesinan a sus adversarios; las de los hombres de negocios que desean comprar el agua y el aire que pertenecen a todos; las de los ideólogos que acaban triunfando en un baño de sangre. En el capítulo final el autor reivindica los beneficios para todos del viaje de quienes se marchan de su tierra en busca de mejores oportunidades. El relato se lee con facilidad pero, como se deduce de lo anterior, deja enseguida de ser una historia más o menos infantil para dirigirse a unos lectores capaces de captar la multitud de metáforas y de consideraciones de tipo social y político que pueblan la historia. 

Patricio Pron. Caminando bajo el mar, colgando del amplio cielo (2017). Madrid: Siruela, 2017; 118 pp.; col. Las tres edades; ilust. de Rafa Vivas; ISBN: 978-84-17151-35-5. [Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir
CarvalhoDeaquinopasa.jpg
martes, 10 de abril de 2018

Combatir el autoritarismo es una de las líneas argumentales con más tradición en la LIJ. Los libros que tratan de la cuestión suelen ser, más bien, libros para educadores: son ellos los que deberían leerlos para entender de qué modo tan irracional, y a veces injusto, mandan o corrigen a los niños. Uno más que añadir a la lista es ¡De aquí no pasa nadie!, de Bernardo P. Carvalho e Isabel Minhós. Un general pone a un soldado al borde la página izquierda para impedir que nadie ocupe la página derecha. Las páginas derechas permanecen en blanco mientras las izquierdas van poblándose de gente que intenta pasar y no entiende por qué no puede hacerlo: el soldado a todo responde que sólo cumple órdenes. Hasta que a un niño se le escapa una pelota que pasa al otro lado y el guardia entonces se ablanda.

Es magnífico el uso de la separación entre páginas como un elemento básico de la trama. Las figuras, muy coloridas, son como de dibujos infantiles con lápices o ceras. Es sencilla, y por eso eficaz, la forma en que se apunta que se han de dar buenas razones para imponer una prohibición. Diría, sin embargo, que presentar a un general como el enemigo-dictador es un estereotipo antiguo (arraigado en la mente de quienes somos mayores y más bien propio de las décadas centrales del siglo XX); o, si se quiere, que las amenazas reales de personas con comportamientos dictatoriales, para los destinatarios actuales de libros infantiles como este son otras y toman otras formas (al menos en nuestra sociedad, supongo que, por ejemplo, en Venezuela no).

Bernardo P. Carvalho. ¡De aquí no pasa nadie! (Daqui ninguém passa!, 2014). Texto de Isabel Minhós Martins. Barcelona: Takatuka, 2017; 34 pp.; trad. de Patric de San Pedro; ISBN: 978-84-16003-77-8. [Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir
HaughtonBuenasN2.jpg
lunes, 9 de abril de 2018

Buenas noches a todos, de Chris Haughton, es un álbum bedtime de lo más clásico (como una mezcla de argumentos y personajes de, por ejemplo, A Child's Good Night Book y ¿No duermes Osito?). Se pone el sol y todo el mundo tiene sueño, como se nota en los animales que se asoman detrás de los árboles y arbustos: los ratones, las liebres y los ciervos tienen sueño. También Oso Muy Grande lo tiene, pero no así el revoltoso Oso Pequeño, que habla con los ratones, las liebres y los ciervos, a ver si quieren jugar con él. El autor usa el mismo estilo y los mismos tonos de otros álbumes suyos, aquí con luces nocturas. Los pasos del relato están bien medidos y los personajes son simpáticos y amables.

Chris Haughton. Buenas noches a todos (Goodnight Everyone, 2016). Santander: Milrazones, 2016; 20 pp.; trad. de Jesús Ortiz Pérez del Molino; ISBN: 978-84-944294-6-0. [Vista del álbum en amazon.es]

Enviar Imprimir
publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo