Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Notas del archivo 'Aventuras fantásticas infantiles' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
Archivo por temas:
WykeSnergs.jpg
jueves, 14 de julio de 2016

Otro relato antiguo, muy popular en su época, al que todavía no había hecho hueco aquí y que acaba de ser reeditado: El maravilloso país de los Snergs, de Edward Augustine Wyke-Smith, un ingeniero inglés que vivió en varios países e inventó esta historia para sus hijos.

En el país de los Snergs viven una colonia de niños cuya directora es la temible Mrs. Watkins, directora y fundadora de la «Sociedad para el Amparo de Niños Sobrantes»; unos marineros naufragados a cuyo frente está Vanderdecken, el Holandés errante; y los snergs, una raza de gente pequeña, vigorosa y amable. Cuando, después de una travesura, Joe es castigado y encerrado, él y Sylvia escapan y se suceden los incidentes. Encuentran al snerg Gorbo, y luego al bufón Baldry, con los que harán frente al ogro Golitho y a la bruja Muldrum.

La historia, que cuenta con unas estupendas ilustraciones de George Morrow, tiene aires de cuento de hadas por un lado, de aventura cómica con caballeros del Rey Arturo por otro, y reminiscencias de libros populares como Peter Pan. Los personajes tienen momentos buenos pero son poco consistentes: sobre todo, los niños son como figurantes que van de un lado a otro. Está más conseguido Gorbo, cuyo comportamiento oscila mucho entre la torpeza y la sagacidad. A la historia le pesa el tono narrativo demasiado amistoso e infantil, como muy pendiente de hacer gracia y contentar a los niños lectores, aunque el relato es ameno y entretiene. En cualquier caso, los snergs, y Gorbo en particular, siempre tendrán el honor de haber inspirado los hobbits, que Tolkien inventó a la vista del éxito que tuvo la novela entre sus hijos.

Edward Augustine Wyke-Smith. El maravilloso país de los Snergs (The Marvellous Land of Snergs, 1927). Barcelona: Juventud, 2006; 227 pp.; col. Juventud; ilust. de George Morrow; trad. de Marià Manent; ISBN: 84-261-3522-6. Nueva edición en Pontevedra (Cangas do Morrazo): Sushi Books, 2016; 260 pp.; trad. de Rafael Salgueiro; ISBN: 978-8415920892. [Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir
RoddaPrisZeb.JPG
jueves, 8 de agosto de 2013

Una serie de aventuras fantásticas excelente: Rowan, un héroe miedoso, de la australiana Emily Rodda. Son relatos pensados para lectores de diez o doce años (o preadolescentes...), pero están tan bien construidos y contados que resultan modélicos: cualquiera (que no tenga el gusto ya estragado por historias supuestamente fuertes) los puede disfrutar.

Enviar Imprimir
BeckTomT4.jpg
miércoles, 30 de noviembre de 2011

Con Tom Trueheart y el País de los Mitos y las Leyendas termina la serie donde Ian Beck mezcla multitud de historias: para ciertos lectores puede ser excesivo, pero parte de su encanto está en ver cómo el autor integra bien tantas referencias, sus seguidores lo disfrutarán y, para ciertos lectores, puede ser un empujoncito más para conocer otros relatos.

Enviar Imprimir
DuBois21Globos2.jpg
martes, 26 de abril de 2011

Quien haya disfrutado con Up seguramente agradecerá conocer un antecedente literario como Los 21 globos, de William Pène Du Bois. Es un relato simpático, con magníficas ilustraciones, que me parece que ahora mismo no está disponible en las librerías españolas.

Enviar Imprimir
AikenLobos.jpg
martes, 8 de febrero de 2011

Los Lobos de Willoughby Chase,
de Joan Aiken, es una especie de melodrama gótico de 1962 que se ha publicado hace poco en castellano.

La historia se desarrolla en una Inglaterra decimonónica un tanto extraña, o alternativa podríamos decir, y en unos escenarios de bosques dominados por unos peligrosos lobos. Sus protagonistas son dos niñas, la resuelta Bonnie y su prima Sylvia, una chica muy tímida. Cuando los padres de Bonnie se van de viaje y la dejan con una institutriz, la señorita Slighcarp, esta comienza a comportarse de una manera extraña: despide sirvientes, vende muebles, castiga a las niñas… Bonnie y Sylvia acaban en un orfanato dickensiano del que, con ayuda de amigos fieles, intentarán escapar para recuperar lo que les pertenece.

Narración amena que se lee con gusto, pues Aiken escribe bien, y que tiene tirón narrativo, pues sabe también picar la curiosidad del lector. Por ejemplo, resulta fascinante la contundencia con la que aparece Bonnie ante los lectores: a la primera impertinencia de su institutriz le tira en directo una jarra de agua…

Buenos comentarios a esta novela y a tres más de las que continuaron la serie, hasta doce, están en estos enlaces: The Wolves of Willoughby Chase y Black Hearts in Battersea, Night Birds on Nantucket, The Whispering Mountain.

Joan Aiken. Los Lobos de Willoughby Chase (The Wolves of Willoughby Chase, 1962). Barcelona: Salamandra, 2010; 192 pp.; col. Narrativa Juvenil; trad. de Elena de Grau; ISBN: 978-84-9838-296-9.

Enviar Imprimir
BeckTrueheart.jpg
martes, 25 de enero de 2011

Tom Trueheart y el País de las Historias Oscuras
,
de Ian Beck, tiene rasgos parecidos al primer relato de la serie, aunque son más los recovecos argumentales y son muchos más los personajes. Las princesas de la historia combaten como guerreras cuando llega el momento y, por ejemplo, yo no esperaría de Rapunzel que arremetiera contra unos soldados-esqueletos enemigos para derribarlos y liquidarlos en el suelo uno a uno...

Enviar Imprimir
FlemingChitty.jpg
martes, 28 de julio de 2009

Chitty Chitty Bang Bang
,
de Ian Fleming, se publicó en castellano en los años setenta pero (me parece que) ya no está en el mercado. Es un relato que se puede recordar porque la historia es graciosa, los acentos del narrador son simpáticos, y, dentro de la mini-historia de la literatura infantil, creo que es la primera sobre un coche que vuela.

Enviar Imprimir
RoigPratsLabSec.jpg
miércoles, 9 de mayo de 2007

Después de una historia como la de ayer, y de otros bodrios de los que no hablaré, uno valora más relatos que, con todos sus defectos, tienen frescura y hacen pensar que sus autores pueden entregarnos obras mejores.

Uno es El laboratorio secreto, de Lluís Prats y Enric Roig, una novelita pensada con un cierto aire de película de dibujos animados. Los hermanos Robles viajan con sus padres a París y allí descubren el laboratorio secreto del loco doctor Lafitte y los malvados planes de la empresa tecnológica Trouton. Los autores montan un relato de intriga humorística, con diálogos competitivos entre los hermanos, escenas propias de cine cómico, y aires de fantaciencia. Necesitaría estar más podado y pulido pero, en cualquier caso, es resultón con sus lectores naturales, más cerca de 10-12 que de 15 años.

Lluís Prats y Enric Roig. El laboratorio secreto (2006). Barcelona: Bambú, 2006; 267 pp.; ISBN: 84-8343-014-2.

Enviar Imprimir
Collins.jpg
miércoles, 8 de junio de 2005

Una saga más de aventuras fantásticas, de las muchas que nos invaden en los últimos tiempos detrás de la estela de Harry Potter, es la firmada por Suzanne Collins, cuyos dos primeros libros son Gregor: La profecía del Gris y Gregor: La profecía de la Destrucción. Son como esas películas de acción que repiten lo ya conocido pero que, como vienen filmadas por un buen director y están realizadas con profesionalidad, se dejan ver y, además, siempre contienen algún hallazgo novedoso (en este caso, por ejemplo, que las cucarachas sean unos seres nobles aunque no muy listos)... Eso sí, vale la pena tomar nota de la decisión moral que toma un protagonista de once años que, aunque todo parecía empujarle a lo contrario, decide no matar una rata recién nacida: porque es «el peor acto de maldad que existe. O sea, quiero decir, si eres capaz de matar un bebé, ¿de qué no serás capaz ya entonces?». Vales muchísimo, chaval.

Enviar Imprimir
Goudge3.jpg
martes, 29 de marzo de 2005

Cuando va subiendo la marea del próximo Harry Potter se puede leer una novelita que fue una favorita de la infancia de Joanne K. Rowling: El pequeño caballo blanco, de Elizabeth Goudge. A pesar de sus defectos constructivos merece la pena pues tiene calidad literaria y una simpática protagonista.

Enviar Imprimir
publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo