Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Notas del archivo 'Libros infantiles (españoles, hasta 1980)' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
Archivo por temas:
VallverduPolv.JPG
miércoles, 6 de agosto de 2014

De un autor con un largo recorrido en la LIJ como Josep Vallverdú acabo de incluir Polvorón y El alcalde Chatarra, dos relatos con distinto registro.

Enviar Imprimir
MulderGatoV.jpg
miércoles, 21 de marzo de 2012

Una escritora y un libro de la España de los sesenta: Elizabeth Mulder y Las noches del gato verde. Este tipo de libros de vida ordinaria con humor, a unos lectores adultos les despiertan la nostalgia —les pueden hacer pensar aquello de que el futuro, antes, era mucho mejor—; a otros, adultos y jóvenes, les pueden ayudar a entender mejor el pasado; y a otros les pueden servir para comparar el nivel literario entre libros semejantes de antes y de ahora.

Enviar Imprimir
jueves, 29 de diciembre de 2011

El niño, la golondrina y el gato
,
de Miguel Buñuel, un libro que se ha de conseguir ahora mismo en bibliotecas, es de esos valiosos libros extraños dentro de la literatura infantil: por sus acentos poéticos, por su contenido inquietante, por la época en la que se publicó.

Enviar Imprimir
AlonsoHombGris.jpg
miércoles, 7 de diciembre de 2011

Por contraste con tantos libros infantiles circunstanciales, El hombrecito vestido de gris, de Fernando Alonso, que cité con ocasión de libros de Peter Bichsel y de Pedro Antonio Urbina pero que no había incluido aquí todavía, se puede poner como ejemplo de libro de calidad duradera.

Enviar Imprimir
martes, 31 de agosto de 2010

Ya que puse, no hace mucho, a Elena Fortún y Celia, le toca el turno a su sucesora de los años cincuenta, Antoñita la fantástica, de Borita Casas. Como se puede ver en el comentario, los quejosos de ahora pueden comprobar que ya entonces se lamentaban de ¡cómo estaba la juventud!

Enviar Imprimir
FortunCelia.jpg
martes, 17 de agosto de 2010

En los libros de vida ordinaria es habitual que los que triunfan con una protagonista chica se prolonguen, más tarde, en libros de protagonista chico. Es el caso de unos libros citados tiempo atrás: Stink, el hermanito de Judy Moody, tiene su propia serie. Pero, por citar un ejemplo antiguo: un clásico español como Celia, de Elena Fortún, continuó más tarde con los libros de su hermano Cuchifritín.

Enviar Imprimir
martes, 20 de julio de 2010

Relatos infantiles publicados en España en 1930: Totó, Tití, Loló, Lilí, Frufrú, Pompoff y la señora Romboedro y otros cuentos para niños, de Manuel Abril. Vale la misma observación que hice, días atrás, a propósito de otros cuentos de la misma época: son valiosos en sí mismos también por el carácter rupturista (entonces) de las ilustraciones, interesantes para que los adultos que desean contar relatos a los niños los conozcan, difíciles o incómodos de leer directamente para los lectores niños de ahora.

Enviar Imprimir
martes, 13 de julio de 2010

Un escritor español de las décadas centrales del siglo pasado: Antoniorrobles. Sus relatos tienen ingenio y calidad, y a mí me hicieron gracia cuando los leí en los ochenta y los noventa. Pero, en mi experiencia, no atrapan al lector niño de ahora. La explicación de tipo general es que los libros infantiles, más aún que la literatura popular, usan un lenguaje propio del momento y del lugar para conectar con sus lectores naturales, y por eso acusan mucho más el paso del tiempo. Esto se nota más todavía en los libros nacionales pues, como es lógico, a nadie se le ocurre editarlos de nuevo «traduciendo» las expresiones coloquiales, o cambiando nombres, o lo que sea, con vistas a conseguir que gusten aquí y ahora, como sí se suele hacer con libros que fueron escritos tiempo atrás en otros idiomas. También por eso los clásicos infantiles que duran, y siguen gustando a los niños de modo natural, son como milagros.

Enviar Imprimir
miércoles, 19 de septiembre de 2007

En mi opinión, algunos relatos de Ana María Matute como Paulina, Sólo un pie descalzo, El saltamontes verde, El polizón del Ulises, alcanzan el mayor nivel que, hasta la fecha, ha tenido la literatura infantil española. Una especie de prueba de talento literario que aplico en este caso es que si, otras veces, cuando alguien repite variaciones sobre los mismos temas en libros distintos enseguida me brota un «vale, ya me lo has contado antes» y acelero el paso, no me pasó así con estos libros: los cuatro me interesaron mucho y todos los leí con calma.

Enviar Imprimir
martes, 28 de agosto de 2007

Entre los relatos infantiles escritos en español, ninguno fue tan popular y tuvo tanto éxito, y pocos tienen tanta calidad y tanta fuerza como Marcelino pan y vino, de José María Sánchez Silva.

Enviar Imprimir
martes, 18 de julio de 2006


Se cumplen ahora cuarenta años de El Zoo de Pitus, de Sebastiá Sorribas, un libro de gran difusión en el momento de su publicación, quizá debida también a unas circunstancias sociales muy concretas, pero que ha quedado como un buen ejemplo de historia para primeros lectores: a primera vista no parece genial, pero es sencilla, positiva y, sobre todo, pasan los años y sigue gustando a sus lectores naturales. Y esto no es normal con esta clase de relatos.

Enviar Imprimir
publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo