Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Notas del archivo 'Fantasía infantil (libros españoles e hispanoamericanos)' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
Archivo por temas:
CostasEscarlatina.jpg
miércoles, 15 de junio de 2016

Vayan por delante varias cosas. Una: no me gustan nada los premios literarios; menos todavía que un relato reciba un premio llamado Nacional; sólo entendería un poco mejor que se diera un premio con ese nombre a una larga trayectoria. Otra: no me atraen nada los relatos góticos en general y los infantiles en particular; nunca me gustaron y siguen sin gustarme. Otra: invocar olores y sabores repugnantes en un relato infantil, algo que a los niños a veces les atrae, tampoco es plato de gusto para mí, aparte de que con frecuencia sea un recurso que indica poco talento por parte del autor. Otra: no me interesa nada la nueva cocina y estoy a bastante distancia mental y real de la afición de muchos por la cuestión; entiendo los programas televisivos al respecto pero no, en absoluto, los concursos televisivos…, que me incomodan incluso cuando son niños quienes compiten (y no por los niños).

Con todo lo anterior como preámbulo, debo decir que me ha parecido notable el libro Escarlatina, la cocinera cadáver, de Ledicia Costas. El narrador y protagonista es un niño de diez años llamado Román, que recibe como curioso regalo de cumpleaños a Escarlatina, una niña cocinera que deberá recomponer para que cobre vida, y con la que luego viajar luego al Inframundo, donde podrá ver a su abuelo. Una vez allí las cosas se complicarán y deberá superar algunas pruebas para poder volver a su casa.

Lo que me ha gustado del libro es la voz del narrador: simpática, ingeniosa, natural, por más que vaya tan por encima de su edad (algo que casi hay que dar por supuesto en este tipo de historias). También me han parecido excelentes algunos toques de humor negro —por ejemplo, se habla de un tal Trombosio, lógicamente «un señor que había muerto de una cosa que se llama trombosis y que se dedicaba a tocar el trombón en el Inframundo»—.

Luego, la novela enlaza bien con relatos infantiles conocidos —Román ha de viajar en el Mortibús, conducido por una esqueleta encorbatada y que me ha recordado el autobús noctámbulo de Harry Potter; y, como Charlie en la fábrica de chocolate, tiene un encuentro con los Umpa Lumpas—. Conecta también con la afición de muchos el que, antes de cada capítulo, haya una receta completa de platos apetecibles. No tanto, o en cualquier caso no conmigo, el gran despliegue de recursos gastronómicos propios del inframundo.

Ledicia Costas. Escarlatina, la cocinera cadáver (2015). Madrid: Anaya, 2015; 171 pp.; ilust. de Víctor Rivas; ISBN: 978-84-698-0895-5. [Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir
CarnavalitoMatu.JPG
jueves, 21 de mayo de 2015

Reedición de dos historias cortitas de Ana María Matute, ambas un tanto agridulces, más dura la titulada Caballito loco y más suave la titulada Carnavalito. Igual que otras nuevas ediciones, en la misma colección, de más libros de la autora, también estas tienen sugerentes ilustraciones realistas. En estos casos, la opción de publicar cada una como un libro independiente significa dejar unos márgenes generosísimos...

Caballito Loco se narra desde la perspectiva de un caballo que tiene la desgracia de tomar mucho afecto a un niño, llamado Carbonerillo, que acaba siendo un gran malhechor, lo que no altera sin embargo la fidelidad de Caballito. En el segundo relato un niño llamado Bongo, que trabaja en una herrería y que quiere mucho al Herrero, se queda desolado cuando la guerra llega al pueblo y el Herrero desaparece; pero entre las ruinas surge un alegre y misterioso arlequín llamado Carnavalito que hace de guía para él, otros niños, unos animales, unos juguetes, un hombre y una mujer…

El primer relato, una historia inquietante, puede verse de modo positivo si se plantea diciendo que un afecto incondicional, incluso a quien no lo merece, puede acabar siendo reconocido. El segundo habla de la importancia de las historias —«mentiras de colores»— para que la vida sea más humana: Carnavalito es como un nuevo y esperanzador flautista de Hamelín.

Ana María Matute. Caballito loco (1962). Barcelona: Destino, 2015; 80 pp.; col. Áncora y Delfín; ilust. de Albert Asensio; ISBN: 978-84-233-4914-2. [Vista del libro en amazon.es]
Ana María Matute. Carnavalito (1962). Barcelona: Destino, 2015; 104 pp.; col. Áncora y Delfín; ilust. de Albert Asensio; ISBN: 978-84-233-4913-5. [
Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir
MircalaValpul2.jpg
martes, 21 de octubre de 2014

El acertijo de Valpul,
de Jack Mircala, es un relato con ilustraciones (más que un álbum), tal vez deudor de Tim Burton en su trama y en su estética, que vale la pena conocer pues ni su argumento ni su confección gráfica son comunes. En él se nos cuenta que un músico llamado Valpul recibe un encargo: componer las melodías para una fiesta importante. Pero como la inspiración no llega decide acudir a un hechicero, que le facilita doce horas de tiempo extra con la condición de que, cumplido el plazo, acierte un acertijo. Si no, morirá.

El texto se acompaña de unas sugerentes y coloristas ilustraciones que parecen tomadas de un teatrillo cuyos escenarios están compuestos por medio de collages y fotografías y cuyos protagonistas son muñecos que, a veces pero no siempre, parecen hechos con recortes de papel. Tienen distintos tamaños —algunas ocupan una página completa pero la mayoría van con la narración según convenga—, y en cada una se ha elegido la perspectiva y la iluminación más adecuada para reforzar el momento del relato al que acompañan. Tal vez los aires góticos e inquietantes del relato se han intentado reforzar con la tipografía y con la mezcla de mayúsculas y minúsculas, pero esto no añade nada significativo e incluso puede resultar confuso.

Jack Mircala. El acertijo de Valpul (2002). Madrid: Sinsentido, 2002; 52 pp.; ISBN: 84-95634-24-4.


Enviar Imprimir
LopezDomFrit.JPG
martes, 14 de octubre de 2014

Las aventuras de la bruja Fritanga, de Xan López Domínguez, tiene como protagonista a una bruja de muy baja categoría: aprendiza de Pocimera (que, a su vez, es un tipo de mago inferior). Pero Fritanga puede volar, es muy cortés y hábil con los idiomas, por lo que puede actuar como recadera y apaciguadora y le suelen encargar hacer de árbitro en conflictos menores. En este caso Fritanga ha de resolver el lío en el que se ha metido su amigo el mago Renglong que, por usar un conjuro que no dominaba, se convirtió en gigante. Para lograr devolverlo a su tamaño natural Fritanga va de aquí para allá, durante toda la noche, pidiendo ayuda y consejos a unos y otros.

Relato que, a pesar de ir en una colección que se llama Álbumes, y aunque las imágenes son importantes, no es tanto un álbum como una historia de fantasía. Fritanga es una heroína laboriosa, paciente y amable, que ha de lidiar con un mago primerizo que, al contrario que Fritanga, no es consciente de sus limitaciones. Las figuras tienen las formas alargadas y abombadas características del autor. El libro cuenta con ilustraciones a doble página, encima de las cuales va el texto. Como son más bien oscuras, dado que todo transcurre durante una noche, quien eche un vistazo superficial al libro podría pensar que tiene delante un relato apagado pero no es así: la heroína es luminosa y el relato resulta divertido.

Xan López Domínguez. Las aventuras de la bruja Fritanga (2014). Zaragoza: Edelvives, 2014; 90 pp.; col. Álbumes; ISBN: 978-84-263-9166-7. [Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir
MiguezVeranoT.JPG
miércoles, 23 de julio de 2014

El verano que desaparecieron los Trogloditas, de Raquel Míguez, es un libro infantil bien escrito que se lee con agrado. Su protagonista es Diego, un chico gordete y algo acomplejado, que se va de vacaciones a un pueblo del que sólo se nos dice que tiene «olor a eucalipto», a casa de sus tíos. Sorprendentemente no encuentra ni a su primo Pablo ni a sus amigos de otros veranos, los trogloditas, pero, más sorprendentemente aún, ninguna familia parece preocupada por eso.

Uno de los méritos del relato es su comienzo intrigante, que propicia un cambio de narrador —al principio es en tercera persona pero desde dentro de Diego, y luego hay tramos del diario de su primo en el que se cuentan las cosas que han ocurrido en los últimos meses—, y provoca un giro de los acentos cotidianos del principio a los propios de una historia de magia —de las que hablan de una bruja novata que aquí se llama, nada menos, Dora Maar—. Como en otros libros infantiles, este salto de lo real a lo fantasioso causará problemas de credibilidad a algunos lectores, pero los atrapados por el enigma no lo tendrán en cuenta. También, como mandan las convenciones del género, Diego tiene una misión que cumplir y eso le hace superar sus miedos y madurar.

Raquel Míguez. El verano que desaparecieron los Trogloditas (2014). Alzira: Algar, 2014; 133 pp.; col. Calcetín rojo; ilust. de Bartomeu Seguí; ISBN: 978-84-9845-628-8. [Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir
GisbertHistSecrN.JPG
miércoles, 2 de abril de 2014

Historias secretas en la noche, de Joan Manuel Gisbert, empieza cuando Konrad, el Ecuánime, señor de Warlavia, convoca un concurso para cubrir la plaza de maestro de narraciones de su reino. El relato del primero de los dos participantes, Ismal, se titula «El mensajero de los siete reinos» y trata sobre un hombre con el oficio de mensajero que nunca había dejado de cumplir un encargo. Después de oírlo, la segunda narradora, Nubis, pretende retirarse, pero las reglas le obligan a contar su historia y así lo hace: su relato, titulado «La princesa de Babilonia», trata sobre una princesa bondadosa cuya vida y reino están amenazados. Al final, el Ecuánime se plantea cómo recompensar a dos narradores tan excepcionales cuando las condiciones imponen que sólo uno puede vencer y el otro tiene que marcharse.

Libro que se lee con gusto y que deja un poso de amor por las buenas historias y, también, del valor que tiene la preocupación bondadosa por los demás. En él queda patente una vez más el talento del autor para construir relatos intrigantes y enigmáticos. Tanto la historia que actúa de marco como los dos relatos que se contienen en ella se cuentan con calma y acentos algo solemnes, como sin humor, pero eso es apropiado pues encaja bien con los contenidos. Las ilustraciones en blanco y negro añaden un punto de misterio más a distintos pasos de los argurmentos.

Joan Manuel Gisbert. Historias secretas en la noche (2011). Madrid: Oxford, 2011; 197 pp.; col. El árbol de la lectura; ilust. de Francisco Solé; ISBN: 978-84-673-5468-3.

Enviar Imprimir
FernSifresLucesC2.jpg
miércoles, 16 de octubre de 2013

Luces en el canal, de David Fernández Sifres, tiene lugar en Amsterdam. Los personajes principales son Jaap Dussel, un mendigo que vive con su esposa en una barca del canal, y Fredericks, o Frits, un niño al que le falta una pierna. Ambos se hacen amigos a pesar de que, a la madre de Frits, no le hace gracia. Por otro lado, algunas actividades de Jaap atraen sospechas de la gente y de la policía.

La historia respira bondad y tiene calidez, como corresponde a un relato cuyos dos protagonistas sufren problemas de aceptación social y, también, como suele ocurrir cuando se refleja bien la amistad entre un niño y un anciano. El giro final, que cambia el paso y el tono del relato, no es del todo convincente pero, en cualquier caso, es un remate amable. Las ilustraciones, coloristas e intensas, no sólo recogen bien los ambientes y las actitudes de los personajes, sino que también llevan buena parte del peso y del atractivo del libro.

David Fernández Sifres. Luces en el canal (2013). Madrid: SM, 2013; 103 pp.; ilust. de Puño; ISBN: 978-84-675-5192-1.

Enviar Imprimir
SennellGuiaF.JPG
miércoles, 5 de junio de 2013

Un valioso y agudo relato de nonsense de hace ya un tiempo pero que todavía no había puesto aquí: La guía fantástica, de Joles Sennell.

Enviar Imprimir
UribeDaCollDyD2.jpg
miércoles, 29 de mayo de 2013

Cuentos de Diego y Daniela, de Verónica Uribe, son tres relatos cortos: Los limones mágicos, El barco pirata, La gran cometa voladora. Los tres tienen un mismo esquema: Diego y Daniela van con su abuela a ver a alguien especial. En el primero, a la casa de la bruja, pero no la encuentran y regresan, aunque luego vuelven los niños solos y la bruja les regala unos limones mágicos que convierte en sapo a quien los muerde. En el segundo van a visitar a la Margot, la hermana mayor de la abuela, que conoce muchas historias del pirata Valderrama; pero esa noche habrá luna llena y, por tanto, pueden suceder muchas cosas. En el tercero visitan a Emilio Chang, un fabricante de cometas que les deja elegir cualquiera menos una gran cometa roja de cola negra, una cometa especial que es un gran pájaro del viento.

Son relatos cordiales, con vocabulario rico y sonoros juegos de palabras. Argumentalmente se pueden alinear con los que hablan de la riqueza que suponen para los niños todas las historias o experiencias que pueden transmitirles sus abuelos. Las ilustraciones de Ivar Da Coll son amables pero algunas resultan un tanto abigarradas para el tamaño al que van.

Verónica Uribe. Cuentos de Diego y Daniela (1994). Barcelona: Ekaré, 2012; 100 pp.; ilust. de Ivar Da Coll; ISBN: 978-84-940256-6-2.

Enviar Imprimir
martes, 18 de septiembre de 2012

Al poner, hace unos días, El secreto del huevo azul, recordé un buen relato acerca de los líos que causa decir mentiras o, también, cómo hay que ser muy prudentes para saber decir siempre la verdad: La puerta para salir del mundo, de Ana María Shua.

Enviar Imprimir
GonzVillHuevoAzul.JPG
martes, 11 de septiembre de 2012

El secreto del huevo azul, de Catalina González Villar, puede alinearse con otros relatos que hablan de las mentiras —como Un pelotón de mentiras— y con los que presentan viajes de aprendizaje a países misteriosos —como La cabina mágica—.

El pequeño príncipe Rolav dice, ante toda la corte, una mentira. Luego quiere arreglarlo pero sin quedar mal. Así que Noisuli, el mago, le da otra solución: viajar al País de las Mentiras, «un lugar en el que las mentiras que contamos se hacen realidad». Allí puede buscar la lagartija de la que habló a la corte, traerla, y, al día siguiente, mostrársela a todos. Le anuncian que no será un viaje fácil pero, con todo, prefiere arriesgarse a todo lo que pueda venir antes que reconocer la verdad.

Relato amable, simpático e inteligentemente construido. Como es de suponer, las mentiras se multiplican con unas consecuencias imprevisibles. Más fácilmente que Rolav, el lector encontrará en los nombres las claves de lo que va ocurriendo —Rignif, el Puente del Adud, Oderne, Oslaf…—. Junto con él, irá conociendo, y reconociendo, a seres que son a la vez amenazantes y graciosos, como «una enorme bola de un intenso color rosa» con piernas y brazos diminutos: en ese mundo así son los rumores. Las ilustraciones mejoran la edición: son apropiadas al tono del relato, resultan vistosas y van bien entretejidas con el texto.

Catalina González Villar. El secreto del huevo azul (2012). Madrid: SM, 2012; 160 pp.; ilust. de Tomás Hijo; ISBN: 978-84-675-5435-9. [Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir
MolinaAgujeroN.JPG
martes, 28 de agosto de 2012

El agujero negro, de Alicia Molina, es un relato mexicano ágil y gracioso que habla de un lugar al que van las cosas cuando se pierden.

Enviar Imprimir
CarballidoPizarron.JPG
martes, 21 de agosto de 2012

Un relato gracioso que también habla de la importancia de saber escoger bien las palabras: El pizarrón encantado, de Emilio Carballido.

Enviar Imprimir
CanizoOposBruja.JPG
miércoles, 25 de abril de 2012

Aún no había puesto aquí a José Antonio del Cañizo, uno de los más populares autores españoles de las últimas décadas gracias a sus relatos de ingenio bienhumorado como, entre otros, los que se contienen en Oposiciones a bruja y otros cuentos.

Enviar Imprimir
GutManguelCocori.jpg
martes, 1 de noviembre de 2011

Cocorí
,
de Joaquín Gutiérrez Mangel, es un relato costarricense del que no conozco edición en España. Es un libro muy notable pero con escenas que algunos piensan que pueden provocar sentimientos o reacciones racistas. De todos modos esto parece, no sólo muy lejano de la intención del autor, sino también injusto con el texto, en el que no se aprecia tampoco el racismo subyacente que a veces hay en otros relatos. Y, repito, es un libro excepcional, de fantasía llena de sabiduría, que merece ser conocido.

Enviar Imprimir
martes, 25 de octubre de 2011

Un relato infantil, históricamente importante, que aún no había incluido aquí: Saltoncito, del uruguayo Francisco Espínola. Es una historia más de un personaje, un sapo esta vez, que sale a recorrer el mundo. No conozco ediciones en España.

Enviar Imprimir
BarbaCieloSuelo.jpg
martes, 17 de mayo de 2011

Arriba el cielo, abajo el suelo,
de Andrés Barba, se desarrolla en un mundo en el que todos los pueblos están continuamente cayendo y la gente, que no tiene pies sino unas bolas llamadas polas que hacen de contrapeso, se desplazan volando. Si uno está contento cae más despacio y si uno está triste cae más rápido. Los de un pueblo de abajo mandan a un niño llamado Lavarito, de pelo azul muy rizado y que habla muchísimo, al pueblo de arriba con un importante mensaje: que se avecina una colisión con el suelo en sólo tres días. Uno de los motivos que impulsan a Lavarito es que arriba, le han dicho, vive una niña llamada Esquimela, de rizos verdes. Los dos, junto con el alcalde Fino Filipino, el profesor Francioni y el escultor Nicodemo Meco, intentan encontrar la fórmula para evitar la catástrofe.

Relato simpático, con muchos golpes de humor en las descripciones. Algunas requieren elaboración como la de las polas o, en general, las que se derivan de que los pueblos estén siempre cayendo; otras son bromas al paso como la de que el pelo de la madre de Lavarito sea de color «amarillo pollo»; y otras se nos han ocurrido antes a todos (o deberían habérsenos ocurrido) como la sorpresa que se llevan Esquimela y Lavarito al ver que los pies que les brotan tienen cinco dedos cada uno, «uno gordo, tres normales y uno enano». Del argumento y los diálogos se desprende al final la conclusión que saca Esquimela: «la felicidad es una cosa muy misteriosa: en cuanto sabes que la tienes se te escapa, cuando la buscas tú, nunca la encuentras y cuando no buscas la tuya y buscas la de los demás, es entonces cuando aparece…».

Andrés Barba. Arriba el cielo, abajo el suelo (2011). Madrid: Siruela, 2011; 87 pp.; col.Las Tres Edades; ilust. de Saavedra; ISBN: 978-84-9841-514-8.

Enviar Imprimir
ZubizarrXiaTenzin.jpg
martes, 20 de abril de 2010

El maravilloso viaje de Xia Tenzin,
de Patxi Zubizarreta, es un relato amable y ameno, bien contado y escrito con precisión.

Xia Tenzin, tibetano, el hombre más alto del mundo, de dos metros cuarenta centímetros, viaja desde su tierra hasta el mar en busca del paradero de su padre, que años atrás también había salido de su casa para ver el mar pero nunca regresó, y le ocurren todo tipo de cosas en el camino de ida y en el de vuelta.

El talante bondadoso del protagonista, así como su ritmo vital tranquilo, se trasmiten bien al lector y contrastan con la cantidad de incidentes que le suceden en nueve meses de viaje y en tan pocas páginas. Es notable la fluidez con que se integran en la narración tantos elementos distintos. Según avanza la historia, el decidido Xia Tenzin va comprobando que la profecía del brujo al que consultó antes de salir fue certera: «El viaje será accidentado, peligroso y lleno de imprevistos. Tendrás alegrías, tendrás tristezas; sentirás dolor, tendrás esperanza; causarás sorpresas y te sorprenderán. Alguien te esperará, alguien que te quiere de verdad».

Patxi Zubizarreta. El maravilloso viaje de Xia Tenzin (Xía Tenzinen bidaia miresgarria, 2009). Zaragoza: Edelvives, 2009; 96 pp.; col. Ala Delta, serie azul; ilust. de Jacobo Muñiz; ISBN: 978-84-263-7176-8.

Enviar Imprimir
MateosBrujaMon.jpg
martes, 13 de abril de 2010

Encuentro en una librería la reciente 38ª edición de La bruja Mon, un libro divertido de Pilar Mateos con excelentes ilustraciones de Viví Escrivá. En él se cuentan cuatro episodios donde las cosas no salen como la bruja pensaba: en «La rana» Mon convierte a una niña en rana, en «La apuesta» dice a la bruja Pirula que realizará cincuenta juegos de magia, en «El reloj» se cuentan sus intentos de conseguir uno, en «El eco» dice unas palabras mágicas equivocadas que la transforman en pez. Se comprende su éxito: Mon tiene apariencia de gruñona pero cae simpática y sus errores ofrecen al lector otros puntos de vista con los que mirar alrededor.

Y aprovecho para poner reseña de otros libros de la autora: Un pelotón de mentiras, un relato gracioso sobre las consecuencias en cadena de mentir, y Capitanes de plástico, un relato excelente descatalogado, según veo.

Pilar Mateos. La bruja Mon (1984). Madrid: SM, 2009, 38ª ed.; 63 pp.; col. El barco de vapor, serie azul; ilust. de Viví Escrivá; ISBN 13: 978-84-675-3290-6.

Enviar Imprimir
ArboledaTuberías.jpg
miércoles, 3 de febrero de 2010

Mil millones de tuberías,
de Diego Arboleda y Raúl Segospe, trata sobre qué pasa, en una ciudad llena de fábricas, metal y tuberías, cuando en el jardín de la casa de un niño llamado M cae un meteorito: los científicos del reino lo desean a toda costa pero M no se lo da y acaba envuelto en una rebelión contra el gobierno.

A mí me ocurre que hay relatos que, por alguna o algunas razones previas a la lectura (o más bien motivos y no razones), me caen bien. En este caso fueron: que el texto de contraportada es tumbativo y que, a simple vista, la integración con las imágenes parecía conseguida y sugerente. Luego, al entrar en la historia, lo leí rápido con interés por saber el final y esto es otro tanto a favor. Y los defectos que me pareció ver —como que podría tener un desarrollo más claro— quedaron en segundo plano ante algunos hallazgos de palabras —Alboratorio, por ejemplo—, y ante la personalidad cabezona del protagonista —«uno de esos niños que sabían contestar y fastidiar a la vez»—.

Diego Arboleda. Mil millones de tuberías (2009). Madrid: Anaya, 2009; 215 pp.; ilust. de Raúl Sagospe; ISBN: 978-84-667-8485-6.

Enviar Imprimir
AloPerIf.jpg
martes, 28 de octubre de 2008

El secreto de If,
de Ana Alonso y Javier Pelegrín, una historia que reúne y ensambla bien muchos elementos de cuentos clásicos, atrae y se lee con interés.

El relato comienza con la noticia de que se han concertado las bodas entre la princesa Dahud, heredera del reino de Kildar, y el príncipe Arland, heredero del contiguo reino de If. Pero Dahud desea saber antes más cosas de su futuro esposo y, con ese fin, urde un plan: por un lado manda por barco a una de sus doncellas para que se haga pasar por ella; por otro, viaja a If disfrazada de hombre y en compañía del anciano pero fuerte y hábil Sirio. En el camino rescatan de la muerte a una mujer anciana y un poco impertinente que, sin embargo, promete a Dahud que se cumplirán sus deseos, y, además, rescatan también de un hechizo a un joven encerrado en una torre.

Lo mejor es que la intriga está bien urdida y la historia bien contada, ya desde que la cita introductoria de La vida es sueño de Calderón de la Barca por un lado da pistas al lector y, al mismo tiempo, le hace pensar en una resolución distinta de la que tendrá la novela. Luego, el que algunos pasajes sean predecibles y el que, salvo el personaje de Dahud, los demás son algo esquemáticos, es algo normal en los relatos con acentos de cuento popular y también en eso está su encanto. El texto ganaría si evitase frases vacías y algo rimbombantes (por ejemplo la de que «un navegante nunca deja de ser un navegante: elegante, extraño e impredecible»). Supongo que las ilustraciones que van en todas las páginas, dibujos que presentan las acciones que se cuentan en el texto, se pueden dar por buenas si contribuyen a meter más en el relato a ciertos lectores pero, para otros como yo, no lo mejoran.

Ana Alonso y Javier Pelegrín. El secreto de If (2008). Madrid: SM, 2008; 216 pp.; col. El Barco de vapor; ilust. de Marcelo Pérez. ISBN: 978-84-675-2935-7.

Enviar Imprimir
RiveraNav.jpg
martes, 21 de octubre de 2008

La primera tarde después de Navidad
, de Marta Rivera de la Cruz, es un relato en la tradición de los que hablan de un personaje que llega inesperadamente y lo cambia todo para los niños, como Pippa, El gato garabato o Mary Poppins. Pero, en este caso, son los niños, los hermanos Marta y Nacho, de nueve y siete años, los que van a casa de la tía Melinda, donde sucede todo lo inimaginable y, además, se reconcilian entre sí. La historia está bien contada, es amena y tira del lector hábilmente hacia delante.

El título podría ser más preciso: lo que se cuenta sucedió el último día de las vacaciones de Navidad y no la tarde posterior al día de Navidad. Otro detalle: Marta, la narradora, en la primera página dice que «este año ocurrió algo que vino a cambiarlo todo» pero usa el tono de quien cuenta las cosas después de pasados los años y, en efecto, así se confirma en el desenlace.

Marta Rivera de la Cruz. La primera tarde después de Navidad (2008). Madrid: Anaya, 2008; 109 pp.; ilust. de Rafael Vivas; ISBN: 978-84-667-7681-3.

Enviar Imprimir
MillánC.jpg
martes, 15 de abril de 2008

Hay muchos relatos infantiles que tratan sobre libros a los que, a veces, los adultos acuden con la esperanza de que animen a leer a los niños o, al menos, les acerquen un poco a los libros. Uno de los mejores que conozco es C. El pequeño libro que no tenía nombre, de José Antonio Millán.

Enviar Imprimir
CárdenasNoé.jpg
martes, 8 de enero de 2008

Una explicación imaginativa del origen de nuestro amor por las historias está en No era el único Noé, un relato simpático de Magolo Cárdenas que ha llegado a España hace poco.

Enviar Imprimir
GoñiLaberinto.jpg
miércoles, 21 de noviembre de 2007

Del Laberinto al 30
,
de Carlos Goñi, es un relato acerca de una chica que se ve atrapada dentro de un Juego de la Oca. En su género de viajes a lo Alicia y en castellano, es de las historias más amenas y mejor construidas que he leído.

Enviar Imprimir
BarbaNadas.jpg
martes, 26 de septiembre de 2006

Historia de Nadas
,
de Andrés Barba es un relato para primeros lectores bien escrito y bien construido, con personajes divertidos, tramos realmente ingeniosos, un punto de originalidad y conexión con los entusiastas del fútbol.

Enviar Imprimir
publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo