Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Notas del archivo 'Libros infantiles nórdicos' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
Archivo por temas:
ParrGofre2.jpg
miércoles, 29 de noviembre de 2017

Después de la edición de Tania Val de lumbre, se publica el que fue el primer libro de Maria Parr titulado Corazones de gofre, también con cálidas ilustraciones de Zuzanna Celej. Su protagonista, Lena, tiene igual encanto que Tania y, como ella, vive en un pueblecito noruego. El narrador de la historia es Theo, un amigo de Lena que siente gran admiración por su asombroso ímpetu y cuyo mayor deseo es que Lena le diga que él es su mejor amigo. Se suceden los episodios de vida familiar, vecinal o escolar de los dos. Algunos narran travesuras que pueden asustar a ciertos padres, pues varias son verdaderamente locas, pero a ellas los padres de Theo y la madre de Lena responden con castigos razonables. Otros cuentan rivalidades escolares que Lena solventa de modo contundente (como corresponde a las heroínas de hoy). También los hay sobre situaciones de dolor o de crisis, como la muerte de la tía abuela de Theo (la experta en gofres), o el traslado a la ciudad de Lena. La novela transmite bien el atractivo de la vida en un pueblo y la satisfacción de trabajar en tareas del campo o de la pesca en el mar. La voz narrativa es amable y tiene pequeños toques excelentes: por ejemplo, Theo nos cuenta que «el abuelo solo come pescado, por eso a los gatos les gusta tanto estar en su casa».

Maria Parr. Corazones de gofre (Vaffelhjarte, 2005). Madrid: Nórdica, 2017; 168 pp.; col. Nórdica infantil; ilust. de Zuzanna Celej; trad. de Cristina Gómez-Baggethum; ISBN: 978-84-16830-43-5. [Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir
UnnerstadVacSuecia.jpg
miércoles, 21 de septiembre de 2016

Se ha publicado de nuevo Vacaciones en Suecia, un libro antiguo de Edith Alice Unnerstad, una escritora sueca popular y premiada hace unas décadas.

El protagonista es Pelle Göran, un chico de seis años cuya madre ha tenido un accidente grave y está ingresada. El médico y su padre deciden que, para tranquilidad de todos, se vaya un tiempo a la granja de su abuela, al sur de Suecia, en Skane. Así que su abuela viene a Estocolmo a por Pelle y, de paso, se lleva con ella también a Kaja, una chica de once años pariente lejana suya. Con buen humor, el libro cuenta la vida cotidiana de Pelle y Kaja en la granja de la abuela y el tío Folke: relaciones con un vecino gruñón que dejará de serlo; trato con unos chicos a los que otros hacen el vacío debido a que, según les dicen, son hijos de un ladrón; incidentes con los animales, etc. Y Pelle se serena, se lo pasa bien, aprende cosas…

Es un relato bien contado, de los que ayudan a comprender ambientes y gentes de otro tiempo y lugar. Es cierto que tal vez se pintan algunas cosas de modo muy amable, pero también lo es que respira realismo cordial y unos buenos modales que ojalá sirvieran de inspiración para muchos.

Otro libro de la autora que se publicó en España hace tiempo fue La armónica de Lars y otros cuentos, tres relatos de vida cotidiana también, amenos, amables y bien escritos. El primero sobre dos amigos, uno experto en arreglar cosas y otro en tocar la armónica, que cambian por un tiempo sus instrumentos. Otro, sobre una niña llamada Gitta y su gato Rosamundus, alterna momentos realistas y momentos de la vida de los gatos. Y Los Kasperson cuenta el sobrecargado viaje, para irse de vacaciones, de una familia que mete de todo en su coche: una lección, por parte de todos, de serenidad, buen humor y espíritu de colaboración.

Edith Alice Unnerstad. Vacaciones en Suecia (Farmorsresan, 1956). Barcelona: Noguer, 1989; 203 pp.; trad. de Doireann Macdermott y Ramón Carnicer; ISBN: 84-279-3301-0. Nueva edición en Madrid: Maeva Young, 2016; 200 pp.; ISBN: 978-84-16690-00-8. [Vista del libro en amazon.es]
Edith Alice Unnerstad. La armónica de Lars y otros cuentos (Lasseman Spelar, 1958; Kattorna Fran Sommarön, 1959; Kasperssons far till landet, 1969). Barcelona: Planeta, 1982; pp.; col. El Alegre arco iris; ilust. de Yiva Kälstrom y Rita Rapp; ISBN: 84-320-6156-5.

Enviar Imprimir
ParrTania.JPG
jueves, 14 de enero de 2016

Tania Val de Lumbre, de Maria Parr, uno de los mejores relatos infantiles del año pasado, puede considerarse una versión actualizada de Heidi, que además es un libro que lee la protagonista, Tania, una chica de diez años, entusiasta y muy activa. Vive con su padre, granjero, en un valle de Noruega; su madre es bióloga y trabaja en una estación en Groenlandia. Su mejor amigo es el viejo y solitario Gunnvald. Su gran enemigo es el propietario de un camping al que no pueden acudir niños. Las cosas toman un aire distinto cuando Gunnvald sufre un accidente, debe irse al hospital, y entonces aparece una mujer que parece ser su hija.

Narración con encanto. Por un lado, el que tiene la incombustible protagonista, «el pequeño terremoto de Val de Lumbre». Por otro, el de varios personajes, que si parecen, e incluso son, hoscos, luego demuestran tener buen corazón. Además, abundan las pequeñas descripciones estupendas: así, cuando Tania intenta, esquiando, una maniobra imposible sucede que «aterriza de bruces en la nieve. Parece una gominola en una tarta de cumpleaños con exceso de nata»; o cuando va a ver a Gunnvald al hospital y ve que no está de humor, se subraya que «hoy también está más cruzado que un crucigrama».

La narración se fija también en los sentimientos de afecto que siente Tania pero también hace notar cómo a veces se sorprende al descubrir reacciones egoístas, e incluso malas, en su interior. De fondo, como en tantos libros nórdicos, quedan claros los sufrimientos de los niños ante los comportamientos desleales o de falta de afecto de sus padres. Son varias las situaciones en las que esto se pone de manifiesto. En una de ellas, Tania riñe a su amigo Gunnvald diciéndole que «¡el que es padre, es padre para toda la vida! No se puede dejar de serlo cuando ocurre algo que no nos gusta».

La edición es magnífica y las ilustraciones, de algunos momentos de la narración, son muy apropiadas.

Maria Parr. Tania Val de Lumbre (Tonje Glimmerdal, 2009). Madrid: Nórdica, 2015; 228 pp.; col. Nórdica infantil; ilust. de Zuzanna Celej; trad. de Cristina Gómez-Baggethum; ISBN: 978-8416440269. [Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir
miércoles, 25 de julio de 2012

Un relato extravagante y simpático de hace tiempo: La piedra blanca, de Gunnel Linde.

Enviar Imprimir
miércoles, 4 de julio de 2012

Una autora danesa: Cecil Bødker. Un libro suyo que me gustó, tiempo atrás, fue Leopardo: un relato ambientado en Etiopía que ahora no lo encuentro disponible en librerías. Uno de sus libros más famosos, que publicó Noguer y leí hace años pero que no me atrajo mucho entonces, es Silas (1967), sobre un niño que vagabundea, encuentra personajes curiosos, y tiene una flauta con la que consigue cualquier clase de sonido. A lo mejor después de Ilustratour 2012 vuelvo a echarle un vistazo...

Enviar Imprimir
MichaelisBibi2.JPG
miércoles, 27 de junio de 2012

Un personaje infantil danés de hace muchas décadas cuyos libros en castellano están agotados: Bibi, de Karin Michaëlis.

Enviar Imprimir
KirkegAvVolHodia.JPG
martes, 12 de junio de 2012

En Ilustratour 2012, el mes de julio, entrevistaré a Nina Christensen, una especialista danesa en literatura infantil. Así que, aprovechando la ocasión, pongo aquí a Ole Lund Kirkegaard, un autor del que, tiempo atrás, seleccioné dos libros: La aventura volante de Hodia y Tarzán de goma.

Enviar Imprimir
miércoles, 6 de junio de 2012

Julius Blom, del finlandés Bo Carpelan, es un libro con un protagonista característico de muchos relatos infantiles nórdicos: sereno, reflexivo, educado... Es como un estereotipo que supongo que será real e ideal al mismo tiempo.

Enviar Imprimir
miércoles, 14 de enero de 2009

Un autor fallecido hace pocos meses: Tormod Haugen, noruego. Cuando hace años leí varios relatos suyos sobre problemas familiares, me gustó su seriedad a la hora de tratar las dificultades de los chicos en situaciones críticas: en ellos no había ni frivolidad ni edulcorantes hollywoodienses. También me quedé con la idea de que, la familia que yo conozco a partir de mis experiencias personales, a él y otros escritores nórdicos les debía parecer tan real como Blancanieves y los siete enanitos.

Enviar Imprimir
miércoles, 30 de mayo de 2007

Hace pocas semanas ha fallecido Maria Gripe, otra escritora sueca de referencia que comenzó su carrera, como Astrid Lindgren y tantos autores de literatura infantil y juvenil, escribiendo un primer libro para su hija.

Enviar Imprimir
publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo