Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Notas del archivo 'Álbumes (basados en cuentos populares)' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
Archivo por temas:
PommauxChatterton.jpg
miércoles, 24 de mayo de 2017

Célebres casos del detective John Chatterton, de Yvan Pommaux, es un libro que reúne tres historias del mismo protagonista que se habían publicado por separado. Chatterton es un gato detective que resuelve unos casos que se parecen mucho a Caperucita Roja —la madre de Caperucita pide a Chatterton que la busque, pues ha desaparecido—; a Blancanieves —aquí a Chatterton la madrastra le dice que descubra el paradero de su hijastra Lilia—; y a La bella durmiente —cuyos padres le dicen a Chatterton la maldición que recae sobre su hija, justo cuando está a punto de cumplir quince años, y lo contratan para que la proteja—.

En su momento leí estos relatos y me parecieron brillantes desde un punto de vista gráfico: todo se cuenta con una sucesión de escenas compuestas de modo muy cinematográfico —que recuerdan famosas películas de cine negro—, que se presentan al modo de grandes viñetas de cómic —dos o tres por página o que, a veces, ocupan las páginas completas—. No me convencieron del todo, sin embargo, por las dos mezclas que hace el autor: por un lado, de géneros narrativos, de cuentos populares y novela negra; por otro, de convivencia completamente natural entre animales humanizados y seres humanos. Al leerlos años después de nuevo, todos juntos, creo que lo anterior sigue teniendo validez: a los lectores pequeños se les escapan cosas, a los lectores más mayores se les hace difícil tomarse los relatos en serio. Por otro lado, soy más consciente ahora de que habrá lectores que no tengan esa percepción y, sin duda, vale la pena echar un vistazo detenido a la composición de las imágenes pues el ilustrador es todo un maestro.

Yvan Pommaux, Célebres casos del detective John Chatterton (John Chatterton, detective, 1993; Lilas, 1995; Le grand sommeil, 1998). Barcelona: Ekaré, 2017; 112 pp.; trad. de Leopoldo Iribarren; ISBN: 978-84-945736-1-3. [Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir
BernateneEmmettRana2.jpg
lunes, 14 de noviembre de 2016

El Príncipe Rana, de Poly Bernatene y Jonathan Emmett, es una historia con las mismas cualidades de otras de los autores: argumento y texto ingeniosos y divertidos, e ilustraciones bien compuestas, que reflejan el tono irónico del relato, con unas figuras muy atractivas.

Cuando la princesa Margarita y la princesa Marcela leen y se emocionan con un cuento titulado El Príncipe Rana, a la pequeña e intelectual princesa Marta le parece tonto al mismo tiempo que ve a una rana en el estanque y le parece lista. En efecto, la rana había oído a las princesas y le entraron ganas de vivir como un príncipe, así que hizo un plan para presentarse ante ellas como el príncipe Rana. Entonces, para sorpresa y asombro de Marta, sus hermanas se la llevan al palacio y le conceden todos los lujos que pide.

Pero «solo porque se cuente en un libro no significa que sea cierto», dice Marta cuando ve que sus hermanas hacen caso a los cuentos que leen. Así que se dedicó a investigar sobre las ranas y supo que las ranas no se convierten en príncipes, cosa que les dijo a sus hermanas. Pero ellas, lógicamente, le respondieron igual: «solo porque se cuente en un libro no significa que sea cierto»... Así que Marta, que no había leído los cuentos que sí habían leído sus hemanas, se pone a leerlos, momento en el que aparece una estupenda doble página con los personajes de multitud de cuentos...

Poly Bernatene. El Príncipe Rana (Prince Ribbit, 2016). Madrid: Maeva, 2016; 32 pp.; col. Maeva Young; trad. de Rocío de Isasa; ISBN: 978-84-16690-01-5. [Vista del álbum en amazon.es]

Enviar Imprimir
InnocentiCenicienta.jpg
martes, 27 de septiembre de 2016

La versión ilustrada por Roberto Innocenti de Cenicienta, de Charles Perrault, es uno de esos libros ilustrados que no había comentado aquí pero que recomiendo siempre que se me presenta la oportunidad. El ilustrador italiano ambienta sus imágenes en los años veinte y las planifica con cuidado. Abre la historia con varias ilustraciones que actúan como un zoom que nos mete de lleno en los ambientes del relato y nos presenta del modo más natural a los personajes; elige muy bien qué momentos de la historia llevarán imágenes para cubrir todo el arco argumental, y también la amplía más allá de lo que cuentan las palabras: añade personajes, coloca detalles de interés en cada ilustración y prolonga la historia con las imágenes de cierre del libro. Luego, es magistral cómo, en el interior de cada ilustración, cuenta varias cosas, gracias al uso de los fueras de campo internos —las cosas que ocurren al fondo de una imagen donde, al menos en principio, uno no se fija—, y gracias al uso de los fueras de campo externos —las cosas que no se ven pero que originan lo que se ve o impulsan la curiosidad del espectador hacia delante—. En esta reseña de hace tiempo hay algunos comentarios más y varias ilustraciones.

Charles Perrault. Cenicienta (Cendrillon, 1697). Texto de Charles Perrault. Madrid: SM, 2012; 30 pp.; ilust. de Roberto Innocenti en 1983; trad. de Luis Alberto de Cuenca; ISBN: 978-84-675-5720-6. [Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir
HematoRicitos.jpg
lunes, 29 de agosto de 2016

Hay relatos que atraen porque la definición del protagonista resulta todo un acierto. Es el caso de Agente Ricitos, de El Hematocrítico, e ilustrado por Alberto Vázquez.

Ricitos es una niña con un moño que parece un panal de abejas. Se introduce en la casa los tres osos pero, cuando la sorprenden durmiendo en sus camas, ella les reprocha que hubieran dejado abierta la puerta abierta, que tengan unos colchones tan insanos, y muchas más cosas. No se acaban ahí sus aventuras: entra en la casa de los enanitos y Blancanieves y desenmascara a la madrastra; también salva a Hansel y Gretel, e impide que el flautista de Hamelín se lleve a los niños… En fin, dice la narración, se ve que está dispuesta a intervenir «allá donde haya una puerta entreabierta, un árbol al que subir o un cajón que cotillear».

El relato resulta divertido por la figura y por las reacciones descaradas y desafiantes de Ricitos, un personaje prometedor que insulta de la manera más tradicional: “cabezahuecas”, “panolis”… Pero, eso sí, para disfrutarlo mejor es conocer antes los relatos originales.

El Hematocrítico. Agente Ricitos (2016). Madrid: Anaya, 2016; 52 pp.; ilust. de Alberto Vázquez; ISBN: 978-84-698-0884-9. [Vista del álbum en amazon.es]

Enviar Imprimir
JanoschTodosPatitos2.jpg
miércoles, 6 de abril de 2016

En la LIJ hay libros con un humor del que los niños disfrutan, hay libros con un humor dirigido a que los adultos disfruten de los niños, y hay libros con aires infantiles que ocultan un humor irónico adulto (a veces certero, a veces cínico, a veces con el tono «entérate cuanto antes, la vida es así»…).

Un ejemplo de los últimos es Todos mis patitos, de Janosch, un libro basado en una canción popular alemana que, después de un comienzo amable —«Todos mis patitos / nadaban en el lago, / nadaban en el lago. / Las colitas hacia arriba, / las cabecitas hacia abajo»—, presenta como van llegando un labrador, un gran pez, un cazador, un zorro, el lobo, Germán el malvado, un águila, el tejón, etc., hasta que sólo quedan una patita y un patito… que vuelven a tener diez patitos.

Es, como hay que esperar siempre del autor, un libro bien hecho, con ilustraciones eficaces que se presentan en una secuencia bien marcada por el ritmo de la cancioncilla, y con las líneas del texto debajo de las imágenes, al modo más clásico. Es, también, un libro de los que da una importante lección sobre la vida…, si se comprende bien.

Entre paréntesis, al preparar este comentario recordé un aforismo de Palomas y serpientes que dice:

Mysterium iniquitatis
Los niños dejan de cazar pájaros cuando pierden la inocencia.

Janosch. Todos mis patitos (Alle meine Entlein, 2014). Barcelona: Libros del Zorro Rojo, 2014; 48 pp.; trad. de Helena Munín; ISBN: 978-84-941645-7-6. [
Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir
VargasHerrSolLunaA.JPG
miércoles, 23 de diciembre de 2015

El sol, la luna y el agua es un cuento popular de origen nigeriano, ilustrado por Ángeles Vargas y con texto de Laura Herrera, de los que intentan dar una explicación mítica al origen del mundo. En él se habla de cuando el Sol, la Luna y el Agua eran amigos, pero mientras el Sol y la Luna podían ir a la casa del Agua, el Agua nunca podía devolverles la visita porque con ella tenían que ir siempre todos sus parientes. Así que el Sol decide construir una casa en la que todos quepan.

Las ilustraciones tienen colores intensos. Las figuras, un tanto estáticas, tienen aires señoriales: el Sol es como un rey león y la Luna y el Agua son como reinas. El relato es cordial y está construido para ser contado o leído en alto, y teatralizado, e incluso cantado: en los sucesivos pasos del relato hay unos versos sencillos fáciles de repetir y memorizar, como los del «no, no, no. El Agua no va a caber. Más grande tiene que ser», que canta la Luna para que el Sol ponga más pisos a su casa.

Ángeles Vargas. El sol, la luna y el agua. Un cuento de Nigeria (2015). Versión de Laura Herrera. Barcelona: Ekaré, 2015; 28 pp.; ISBN: 978-84-943038-8-3. [
Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir
ByrdPollito2.jpg
lunes, 7 de diciembre de 2015

El pollito valiente, de Robert Byrd, es un álbum basado en un conocido cuento popular en el cual el ingenuo vence finalmente al astuto. De camino al mercado, al pollito valiente se le ocurrre la idea de que se va a caer el cielo y entonces piensa que debe ir primero a avisar al rey; se unen a él la gallina Catalina, el pato Torcuato, el pavo Gustavo, el gorrino Ceferino, el conejo Perplejo, el ratón Antón, el sapo Sopapo, los topos Chopo y Cachopo… Cuando encuentran al zorro Listorro, este se muestra de acuerdo pero los convence de ir, primero, a su casa.

Las ilustraciones, basadas en buenos dibujos, son abigarradas. Tienen el problema de que las figuras no destacan contra el fondo, muy rico en detalles y pintado con los mismos tonos verdosos y marrones de los personajes. A cambio, tienen la ventaja, para muchos lectores, de que contienen muchos asuntos pequeños en los que fijarse y escenas divertidas como, por ejemplo, la reunión del pollito y sus amigos con la familia del zorro. El texto es simpático y tiene rimas sencillas y eficaces que, aunque no sean sobresalientes, cumplen bien su función para la lectura en alto más o menos teatralizada.

Robert Byrd. El pollito valiente (Brave Chicken Little, 2014). Barcelona: Juventud, 2015; 32 pp.; trad. de Susana Tornero; ISBN: 978-84-261-4202-3. [Vista del álbum en amazon.es]

Enviar Imprimir
FrenchAnancy2.jpg
martes, 1 de septiembre de 2015

Anancy and Mr Dry-Bone, de Fiona French, es un álbum que se basa en un cuento tradicional de origen africano y jamaicano (Anancy es un pícaro típico). La guapa Miss Louise, que se casará con quien la haga reír, tiene dos pretendientes: Mr Dry-Bone, un hombre rico y esquelético, y Anancy, un pícaro pobre. Así que ambos se disfrazan para conseguir que Miss Louise sonría.

La historia es simpática pero en sí misma no tiene gran emoción: enseguida se ve cuál será el desenlace. Sin embargo, las coloristas ilustraciones tienen fuerza: el marco superior y el suelo plano, en casi todas, sugieren que las escenas se desarrollan delante de nosotros como en un escenario; las figuras, de personas, animales, plantas, edificios, etc., son elaboradas siluetas contra el fondo de unos paisajes pintados con acuarelas. Los marcos de las imágenes y los ambientes son deudores de las decoraciones en madera propias de muchas construcciones caribeñas.

Fiona French. Anancy and Mr Dry-Bone (1991). London : Frances Lincoln, 1991; 32 pp.; ISBN: 0-7112-0787-9. [Vista del libro en amazon.es]


Enviar Imprimir
CuttingPrincRana2.jpg
jueves, 4 de junio de 2015

He puesto los datos de una nueva y cuidada edición que contiene una selección de relatos de Alexandr Afanasiev, titulada Basilisa la Bella y otros cuentos populares rusos.

También se ha editado hace poco uno de los relatos más conocidos del folclorista ruso en formato álbum: La princesa Rana. La historia comienza cuando tres príncipes disparan una flecha cada uno, en distintas direcciones, para encontrar así esposa, y al pequeño, el zarevich Iván, le corresponde una Rana. Así que, como ha de cumplir su palabra, se casa con ella. Pero, cuando el zar pone distintas pruebas a sus hijos, es la Rana, que por la noche se transforma en Vasilisa la Sabia —en esta versión con «v»—, quien sabe cumplir sus peticiones. Luego, para liberar a la princesa del encantamiento al que la sometió Koschei el inmortal, el príncipe tendrá que acudir a Baba Yaga.

El relato —del que hay versiones en distintos idiomas y lugares aunque la más conocida es la rusa—, está ilustrado con magníficas acuarelas de Sally Cutting, exuberantes y vistosas, con algunas composiciones que recuerdan las imágenes clásicas de Ivan Bilibin.

Sally Cutting. La princesa Rana. Madrid: Pobre Lobo, 2015; 40 pp.; versión y trad. de Tatiana R. Davidovitch; ISBN: 978-84-943347-0-2. [
Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir
IcinoriPulgar.JPG
martes, 3 de febrero de 2015

Issun Bôshi. El niño que no era más alto que un pulgar, de Icinori (firma de Mayumi Otero y Raphaël Urwiller), es un álbum basado en un cuento tradicional japonés.

Una pareja de campesinos sin hijos deseaban uno aunque fuera chiquitín. En efecto, tuvieron uno que fue un nuevo pulgarcito. A los quince años no había crecido y salió a recorrer el mundo: ha de hacer frente a un ogro malvado y acompañar y divertir a una chica.

El relato llama la atención por sus ilustraciones con mucho colorido, con aire de antiguos grabados japoneses. Ese buscado aire un poco retro es apropiado para poner en pie un mundo vistoso y mágico, como se puede ver en la página de los autores.

Icinori. Issun Bôshi. El niño que no era más alto que un pulgar (2013). Barcelona: Ekaré, 2014; 32 pp.; trad. de Teresa Durán; ISBN: 978-84-94281-4-0. [Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir
OlivaresPrinTopo2.jpg
martes, 28 de octubre de 2014

Tiempo atrás, gracias a este buen comentario, tomé nota de La princesa y el topo, un cuento de origen caucásico versionado por Ramón Girona e ilustrado por Javier Olivares. Es un buen relato acerca de una princesa con un espejo en el que puede verlo todo y que, para divertirse, hace saber que sólo se casará con quien logre pasar un día entero escondido. Nadie consigue pasar la prueba, ni siquiera un príncipe que conoce todas las lenguas de los animales y está muy seguro de sí mismo. Hasta que un simpático topo entra en acción.

El relato es amable, aparte de incidir en cómo los seres que parecen más débiles pueden ser más que necesarios a los poderosos, y el topo es un personaje conseguido. Las ilustraciones van en las páginas derechas y alguna más pequeña se ve también en las páginas izquierdas, junto al texto. Están bien compuestas y centradas en los protagonistas, normalmente figuras estilizadas que aparecen sobre fondos palaciegos o de bosques. La narración deja un interrogante abierto que deberá ser resuelto volviendo atrás para volver a ver con cuidado las imágenes.

Javier Olivares. La princesa y el topo: cuento del Cáucaso (2002). Versión de Ramon Girona. Barcelona: Libros del Zorro Rojo, 2010; 25 pp.; col. Cuentos del Mundo; ISBN: 978-84-92412-46-4. [Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir
MoodieUnicorn.jpg
lunes, 23 de junio de 2014

Un estupendo álbum más, que versiona una vieja leyenda, de la vieja colección «Cuentos de la torre y la estrella»: El unicornio y el mar, de Fiona Moodie. Por lo que veo, en castellano ya está sólo accesible en bibliotecas.
Enviar Imprimir
UngererHombreNiebla2.jpg
martes, 1 de abril de 2014

En El hombre niebla, de Tomi Ungerer, se cuenta una historia nostálgica de ambiente irlandés. Esta vez el autor no usa un registro irónico, deja de lado su fama de ser «la pesadilla de los pedagogos», y cuenta una historia satisfactoria para todos.

Finn y Cara, dos hermanos, viven en un pueblo costero cercano a la isla de la Niebla. Su padre tiene una canoa pequeña, una curragh, en la que un día salen juntos a navegar. Aunque les advierte de que tengan cuidado pues las corrientes son traicioneras, la niebla les envuelve y acaban en la isla. Y, una vez allí, las cosas no suceden como esperaban.

Las ilustraciones, en tonos grises, marrones y azules, van en la derecha y el texto en la izquierda. Hay también algunas dobles páginas, sin texto. La narración es buena: las palabras con las que se cuenta todo son sencillas y el autor deja que la magia que se desprende del relato recaiga sobre unas imágenes ensoñadoras y sobre la fuerza que tiene un argumento tradicional y eficaz.

Tomi Ungerer. El hombre niebla (Fog Man, 2012). Salamanca: Lóguez, 2013; 48 pp.; trad. de Ester Sebastián López; ISBN: 978-84-96646-91-9.

Enviar Imprimir
HoSangDongMinombre2.jpg
martes, 15 de octubre de 2013

Mi nombre es HOY es una versión de un cuento popular coreano, escrita por Zo Ho-sang e ilustrada por Kim Dong-Sung. En ella, una niña huérfana llamada Hoy que vive en un valle desierto, echa de menos a sus padres y, cuando averigua que viven en Woncheongang, una ciudad mágica en el cielo, va en su busca. Encuentra personas que la orientan y aconsejan pero que, también, le piden que les traiga una respuesta. Consigue su objetivo y, de regreso, va resolviendo las dudas de quienes le ayudaron.

Bonita historia, ilustrada con unas vistosas y económicas acuarelas que acompañan cada una de las etapas del viaje de Hoy. La contracubierta dice que nos enseña que «todos podemos encontrar nuestro camino y que lo importante en ese largo viaje es su recorrido». Sin embargo, tal como yo la leo, si algo nos enseña es que lo importante no es el recorrido sino que, sin meta —encontrar a los padres— no habría viaje y, por tanto, difícil que Hoy hubiera tenido tenacidad para continuar, humildad para dejarse aconsejar y generosidad para ayudar a los demás.

Kim Dong-Sung. Mi nombre es HOY (Today is My Name, 2003). Texto de Zo Ho-sang. Madrid: Cuento de Luz, 2010; 38 pp.; trad. de Ana Maria Alvarez de Eulate; ISBN: 978-8493781477.

Enviar Imprimir
TsouSoldadoPlomo2.jpg
lunes, 7 de octubre de 2013

La versión de El soldado de plomo, del taiwanés Page Tsou, cuenta el relato ya conocido con una puesta en escena diferente a las de otros álbumes, como la clásica de Fred Marcellino o la irónica de Jörg Müller.

Las ilustraciones se basan en unos dibujos excelentes, con collages, y tienen gran capacidad de sugerencia. No siempre, o no rígidamente, se suelen presentar como desde arriba las escenas con personajes adultos manejando los juguetes, o las de la vida cotidiana, y se suelen ver al nivel de los personajes aquellas en las que la mirada se posa en los juguetes. Con frecuencia, tres cuartos de la doble página están ocupados por la ilustración y el texto va en una franja blanca vertical, a la derecha o a la izquierda. La calidad de las imágenes, que vale la pena conocer, no se corresponde con la coherencia de la historia: hay agujeros en la trama o sugerencias visuales cuya interpretación no es fácil. El desenlace es más propio de nuestro tiempo que de la época original.

Page Tsou. El soldado de plomo (2012). Basado en el cuento de H. C. Andersen. Madrid: SM, 2012; 30 pp.; texto adaptado por Julia San Miguel; ISBN: 978-84-675-5565-3.

Enviar Imprimir
PilorgetMassentoGO2.jpg
lunes, 16 de septiembre de 2013

Si hay una imagen que reaparece una y otra vez en álbumes y cómics es La Gran Ola de Hokusai. Con ese motivo, Bruno Pilorget y Véronique Massenot componen La gran ola, un álbum donde se cuenta un relato sobre un matrimonio de pescadores, Aki y Taro, que no tenían hijos hasta que, un día, durante un temporal, una gran ola deja en la barca de Taro a Naoki, un recién nacido; pero pasan los años y Naoki no crece sin que ni sus padres ni nadie sepa qué hacer. La historia está inspirada en otros del folclore japonés y las imágenes vistosas a doble página lo están en las estampas de Hokusai. Al final hay algunas explicaciones sobre Hokusai y las pinturas que le hicieron tan famoso, aunque no hubiera venido mal incuir más información al respecto. En cualquier caso, buen álbum.

Bruno Pilorget. La gran ola Hokusai (La Grande Vague, 2010). Texto de Véronique Massenot. Barcelona: Juventud, 2013; 26 pp.; col. La Puerta del Arte; trad. de Teresa Farran y Raquel Solà; ISBN: 978-84-261-3983-2.

Enviar Imprimir
martes, 16 de julio de 2013

Entre los álbumes humorísticos de Babette Cole de hace ya un tiempo, hubo varios que presentaban cuentos populares donde las chicas ocupaban el lugar de los chicos y los chicos el lugar de las chicas, como La princesa listilla, El príncipe ceniciento o Tarzana. Tienen gracia pero, como corresponde a este tipo de relatos que triunfan, en cuanto la marea baja ya no vuelven: de hecho, ninguno está en el mercado español ahora. (Los pongo ahora también porque no estaban aquí todavía pero los cito en Emociones en construcción).

Enviar Imprimir
PalecekPrinSol3.jpg
lunes, 25 de febrero de 2013

Ojalá se volvieran a editar los álbumes de la vieja colección «Cuentos de la torre y la estrella». Entre otros, La princesa de Solimania, de Josef Paleček y Karel Čapek.

Enviar Imprimir
SayThreeYearNap.JPG
lunes, 14 de enero de 2013

El primer álbum que ilustró Allen Say fue The boy of the three-year nap, un relato gracioso, inspirado en un cuento popular, sobre un chico perezoso y pícaro que recibe una buena lección. 

Enviar Imprimir
LobaCastroHnosChinos.jpg
lunes, 17 de octubre de 2011

En la literatura infantil es frecuente que unas historias recuerden mucho a otras de tiempo atrás y de otros lugares.

Es el caso de Los siete hermanos chinos, de André da Loba y Rodolfo Castro, un relato de argumento igual a Cinco hermanos chinos. La estética particular del nuevo álbum está inspirada en el Tangram, puzzle antiguo chino que consta de siete piezas (cinco triángulos de diferentes formas, un cuadrado y un trapecio).

Es el caso, también, de Me aburro, de Mark Rosenthal, cuyo núcleo argumental es parecidísimo a Nothing ever happens on my block. Esta vez la diferencia está en que los dibujos son deudores de Jean de Brunhoff y en que su realización tiene claros aires de cómic. Aquí hay una buena reseña.

En estos casos a mí me suele pasar que prefiero las versiones antiguas aunque las nuevas están bien y cumplen su función, y seguramente gusten más a otros lectores.

André da Loba. Los siete hermanos chinos (2011). Texto de Rodolfo Castro. Pontevedra: OQO, 2011; 48 pp.; col. O; ISBN: 978-84-9871-243-8.
Marc Rosenthal. Me aburro (Phooey!, 2007). Pontevedra: Faktoría K, 2011; 40 pp.; trad. de Silvia Pérez; ISBN: 978-84-15250-17-3.

Enviar Imprimir
TortillaSopaNada.jpg
lunes, 14 de junio de 2010

Es frecuente que, cada poco, veamos en los escaparates nuevas versiones de viejas historias, que así pueden volver a llegar a las generaciones actuales de lectores con un lenguaje renovado.

Un ejemplo es La tortilla corredora, de Laura Herrera y Scarlet Narciso, recreación chilena de The Gingerbread Man, un cuento popular que, hasta el momento, había citado en esta página en una versión clásica como ¡Corre, corre panecillo!, de Andréi Dúguin y Olga Dúguina y Arnica Esterl, y en una posmoderna como El apestoso hombre queso, de Lane Smith y Jon Scieszka.

Otro es Sopa de nada, de Darabuc y Rashin Kheiriyeh, nueva versión de Stone Soup, o Sopa de piedras, de la que hay en la página un álbum del mismo título firmado por Marcia Brown.

En La tortilla corredora una tortilla escapa primero de unos niños que la quieren comer y de distintos animales que se cruzan con ella después. En Sopa de nada dos pícaros animales, María Zorruna y Juan Gato, llegan a un palacio donde piden comida y se las ingenian para que su avaro dueño, Juan Rata, comparta con ellos una sabrosa sopa hecha con... nada.

Ambas historias comparten varias cosas: que giran en torno a la comida, que sus protagonistas son pícaros, que su rasgo estructural principal es el de repetir lo anterior e incorporar nuevo vocabulario en cada paso del argumento, que son historias sonoras para leer en alto y, en muchos casos, para ser compartidas entre adultos y niños.

La tortilla corredora es un álbum más sencillo, tanto por el argumento como por las ilustraciones, coloristas y con personajes bien reconocibles. Sopa de nada es más rico de vocabulario y sus ilustraciones, basadas en técnicas de serigrafía o imprimación y en colages que crean efectos de relieve, son menos llamativas y requieren más atención: porque tienen poco colorido (como corresponde, por otra parte, a una sopa de nada) y por el tipo de representación con figuras planas.

Scarlet Narciso. La tortilla corredora (2010). Texto de Laura Herrera. Barcelona: Ekaré, 2010; 36 pp.; col. Hojas sueltas; ISBN: 978-84-937212-1-3.
Rashin Kheiriyeh. Sopa de nada (2010). Texto de Darabuc. Pontevedra: OQO, 2010; 36 pp.; ISBN: 978-84-9871-225-4.

Enviar Imprimir
GasolBlanchBruno.jpg
lunes, 15 de febrero de 2010

Después de los cuentos clásicos vienen cuentos sobre los cuentos clásicos como ¡Atrévete, Bruno!, con ilustraciones de Rocío Martínez y texto de Anna Gasol y Teresa Blanch.

Bruno es un pequeño lobo con antepasados ilustres: su tatarabuelo fue el lobo que se comió a las cabritillas, su bisabuelo el que se comió a Caperucita y su abuela, y su abuelo el de los tres cerditos. Su hermana mayor intenta que Bruno sea un lobo feroz pero, cuando Bruno prueba, ni con el oso ni con la mofeta es capaz de gruñir como es debido. Total, lo llevan a la doctora Ardilla.

Relato bienhumorado, en el texto y en las ilustraciones. Está bien organizado gráficamente: con ilustraciones a doble página para comenzar cada uno de los pasos de la historia, y con ilustraciones pequeñas recuadradas o no según lo que se cuenta. Se podría calificar de relato de psicoliteratura en el sentido de que trata sobre un conflicto educativo y de crecimiento, pero quizás es mejor verlo como lo que es: un relato amable, bien contado, que además pide conocer antes varios cuentos populares.

Rocío Martínez. ¡Atrévete, Bruno! (2009). Texto de Anna Gasol y Teresa Blanch. Bilbao: Almadraba, 2009; 28 pp.; ISBN: 978-84-9270-244-2.

Enviar Imprimir
Duguin.jpg
lunes, 8 de octubre de 2007

Un álbum magistral: el que los los rusos Andrei Duguin y Olga Dúguina confeccionaron hace unos años a partir de un texto de Arnica Esterl que recrea un cuento tradicional: Las plumas del dragón. Eso sí, no cualquier público puede saborear plenamente sus ilustraciones pictóricas a doble página, desbordantes de símbolos y detalles, que homenajean a los artistas del Renacimiento.

Enviar Imprimir
DautremerNasrudin.jpg
lunes, 18 de diciembre de 2006

Un nuevo y brillante álbum ilustrado por Rébecca Dautremer: Nasrudín. Esta vez, la ilustradora francesa pone imágenes ricas pero medidas, a una nueva versión de un relato superclásico sobre las habladurías.

Enviar Imprimir
MarcelinoFred.JPG
lunes, 9 de octubre de 2006

Puss in Boots
,
la versión en álbum de Fred Marcellino de El Gato con Botas, no editada en España, se caracterizó por algo que no se puede repetir dos veces: una espectacular portada sin texto alguno.

Enviar Imprimir
WiesnerPrincesa.jpg
lunes, 17 de julio de 2006

Acabo de leer La princesa Dragón, un álbum firmado por David Wiesner. Es una nueva versión de un cuento popular inglés, en la que un rey viudo se casa con una bruja que, celosa, convierte a la bella hija del rey en un dragón. Cuando el dragón causa el pánico entre la población, un sabio indica que para deshacer el encantamiento debe volver el hermano de la princesa.

Las acuarelas de Wiesner son elegantes y detallistas, algo acarameladas quizá. Están compuestas hábilmente, pues integran bien los párrafos de texto y se presentan enmarcadas en blanco, y así, a la vez que asoman al lector a otro mundo también le dicen que tiene delante una historia que no tiene que ver con su realidad.

Sin embargo, como es una nueva versión de un álbum que Wiesner y su mujer publicaron hace casi veinte años, y Wiesner ha recorrido un camino largo desde entonces, el lector que conozca sus otros álbumes, como es mi caso, sentirá decepción... Un prejuicio de crítico.

David Wiesner. La princesa Dragón (The Loathsome Dragon, 2005). Texto de David Wiesner y Kim Kahng. Barcelona: Juventud, 2006; 32 pp.; trad. de Christiane Reyes; ISBN: 84-261-3533-1.

Enviar Imprimir
WolfEnlanoche.jpg
lunes, 22 de mayo de 2006

Quienes aprecien los libros artesanales pueden gozar con En la noche: un mini-álbum impreso en serigrafía sobre papel hecho a mano. La historia, una vieja fábula india, es de las muy conocidas y, a la vez, siempre nuevas: cinco amigos, en la oscuridad, tropiezan con algo y, cada uno, afirma tener delante algo distinto: el albañil una puerta, el pescador un pulpo, el leñador un árbol, el jinete una fusta, el músico una trompeta...

Rathna Ramanathan. En la noche (In the Dark). Texto de Gita Wolf y Sirish Rao. Barcelona: Thule, 2006; 32 pp.; col. Trampantojo; trad. de Aloe Azid; ISBN: 84-96473-17-1.

Enviar Imprimir
ChildPG.jpg
lunes, 15 de mayo de 2006

Uno de los mejores álbumes de los últimos meses: la versión del clásico de Andersen de La princesa y el guisante a cargo de Lauren Child, una de las autoras actuales de más talento para la composición de álbumes. A pesar de no ser una gran dibujante, sus relatos siempre tienen gracia, sus dobles páginas muestran un extraordinario sentido de la composición, y el conjunto de sus ilustraciones tienen continuidad y ritmo. En este caso, el relato cuenta con el valor añadido de una singular confección: colages montados en escenarios y con el mobiliario completo de casas de muñecas, y unas fotografías magníficas. Para quien estas cosas le interesen, supongo que la autora tendría en la cabeza también la ilustración clásica de Edmund Dulac para el cuento de Andersen (que acabo de colgar en la voz del autor danés), aunque Child reduce los colchones a doce.

Enviar Imprimir
MullerSP.jpg
lunes, 6 de febrero de 2006

Por fin se ha editado en España la versión en álbum de Jörg Müller de El soldadito de plomo, cuya edición alemana había mencionado tiempo atrás. Es un ejemplo de álbum intenso y poderoso, que rompe las barreras de edad en las que a veces se intentan confinar a los álbumes, pues sus principales destinatarios son jóvenes y adultos.

Enviar Imprimir
FrenchBlanc.jpg
lunes, 14 de marzo de 2005

Si la fiebre por volver a contar los cuentos de siempre de modo novedoso ha puesto en ridículo a muchos también ha revelado el talento de algunos autores. Entre otros, días atrás incluía, en la ficha de Jörg Müller, su versión de El soldadito de plomo, un álbum sin texto con una feroz carga irónica. Otro ejemplo, lleno esta vez de optimista romanticismo, es el de Fiona French y Snow White in New York, una versión de Blancanieves en los años veinte con unas sensacionales ilustraciones como vidrieras «art-deco».

Enviar Imprimir
publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo