Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Notas del archivo 'Álbumes (juego)' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
Archivo por temas:
MatosoClap.jpg
lunes, 6 de noviembre de 2017

El libro que hace clap, de Madalena Matoso es un álbum para prelectores que presenta y propone sonidos repetidos, uno o dos en cada doble página. Los primeros son «Plas, Plas» y vemos a un tipo con unos platillos; luego son «Muac, Muac», junto a unas caras de mujer y de hombre besándose; viene después «Toc Toc Toc» al lado de un tipo en una puerta… En ocasiones en la doble página figuran dos sonidos y no uno, como es lo habitual: junto al «Tin» de un chica con un triángulo tenemos el «Bzzz» de una abeja…

Las alegres y como geométricas ilustraciones muestran personajes dibujados con líneas esquemáticas y colores vivos. Pero, tal como esta entrada explica magnífica y extensamente, lo sustancial es que se trata de un álbum «de acción»: es un libro para interactuar con él y para compartir con lectores pequeños, entrando a los juegos de abrir y cerrar que se proponen y atendiendo a los numerosos guiños gráficos que hace la ilustradora. Es un álbum que se puede alinear con otros que ponen al lector en movimiento, y le hacen pensar en que la lectura no es un proceso pasivo, como Un libro, y con los que acometen la tarea de ilustrar sonidos.

Madalena Matoso. El libro que hace clap (2014). Logroño: Fulgencio Pimentel, 2016; 40 pp.; ISBN: 978-84-16167-50-0. [Vista del álbum en amazon.es]

Enviar Imprimir
SchampLibroDivertido.jpg
miércoles, 4 de octubre de 2017

El ilustrador belga Tom Schamp aclara bien su forma de trabajar: «el principio de “menos es más” no va conmigo. Yo soy más del tipo “más es más”. Me gusta el minimalismo en el trabajo de otra gente, pero no es mi estilo». Por eso no es extraño que su álbum El libro más divertido del mundo esté abigarradísimo.

Al principio se presentan, en la página izquierda, unos personajillos que irán apareciendo en las ilustraciones: un osito llamado Otto, sus padres, otros familiares y distintos amigos y animales; y, en la derecha, el índice, cuya disposición y multitud de tipografías ya nos anuncian el caos informativo que llegará en cada doble página. Los primeros capítulos se titulan «La casa», «¡A la mesa!», «De compras», «Preciosa Primavera»… Se propone al lector que busque a Otto y sus amigos en las superpobladas ilustraciones, en las que hay muchísimos datos unidos a sus correspondientes imagencitas.

Con la misma sinceridad del autor, debo decir que no es mi estilo este tipo de álbumes en el que mucho de lo que se dice y se ve resulta innecesario y además se presenta de modo desordenado. Ahora bien: aparte de que no hay que negar el enorme trabajo que contiene el álbum, y lo bien que se lo habrá pasado el autor haciéndolo, seguro que entre sus lectores naturales también habrá quienes disfruten una barbaridad y descubran muchas cosas mirando la multitud de seres y objetos que se muestran.

Tom Schamp. El libro más divertido del mundo (Het grootste en leukste beeldwoordenboek ter wereld, 2016). Madrid: Maeva Young, 2017; 64 pp.; trad. de Marta Arguilé; ISBN: 978-84-16690-78-7. [Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir
FelixTomarDar.jpg
lunes, 25 de septiembre de 2017

Tomar y Dar, de Lucie Félix es un libro para prelectores en el que se hace una propuesta que tiene la gran ventaja de que se explica por sí misma. Al lector se le dice que tome una pieza de una página derecha y la coloque en el hueco que verá en la siguiente página izquierda. El juego responde a las acciones complementarias que se indican en la parte superior de las páginas: Dar y Tomar, Romper y Construir, Abrir y Cerrar, Aparecer y Desaparecer, Descubrir y Cubrir, Encender y Apagar, Dispersar y Reunir. El adulto que comparta el libro con el pequeño puede ir enriqueciendo su vocabulario al nombrar los objetos que van mostrándose a lo largo de las páginas. (Pocos libros más apropiados para una editorial que se llama Metafísica del tercer milenio)

Lucie Félix. Tomar y dar (Prendre & Donner, 2014). Barcelona: mtm, 2017; 16 pp. en cartoné; ISBN: 978-84-16497-58-4. [Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir
PalmeroBuscame.jpg
martes, 16 de mayo de 2017

Búscame, de Ana Palmero Cáceres, es un álbum de los que juegan a estimular el espíritu de observación del lector, confeccionado con los mismos patrones que Cuéntame. Esta vez las dobles páginas están compuestas a base de repetir muchas veces la figura de un animal —un armadillo, un pez volador, una pata, un mono sin cola y un mono de cola larga, una iguana, un escorpión, etc.—, formando diseños geométricos que bien podríamos ver en telas o alfombras, y en cada una se le propone al lector que busque alguno que no encaja bien, porque tiene otra forma, o está en otra posición, o tiene otros colores.

Ana Palmero Cáceres. Búscame (2017). Barcelona: Ekaré, 2017; 28 pp.; ISBN: 978-980-257-383-7. [Vista del álbum en amazon.es]

Enviar Imprimir
TeckentrupDosComo.jpg
lunes, 19 de septiembre de 2016

Dos como ninguno, de Britta Teckentrup, propone al lector que descubra «una pareja en cada dibujo». En cada doble página hay una ilustración en la que aparecen poco más de una decena de ejemplares del mismo animal, todos ellos muy parecidos menos uno que se repite, y en el texto en verso que va en la página izquierda se plantea el problema: averiguar qué dos figuras son iguales en tamaño, colores, posiciones, etc. Hay aves, camaleones, yaks, perros, gatitos, sapos, peces, libélulas, osos, ardillas, cebras, nutrias, tucanes, escarabajos… En la doble página final, el acertijo es diferente. Como espera cualquiera que conozca otros álbumes de la ilustradora, las figuras son amables y simpáticas y las composiciones son elegantes y ordenadas. Resolver los acertijos visuales no es siempre fácil, así que hace falta echarle al asunto un poco de tiempo.

Britta Teckentrup. Dos como ninguno (Where’s the Pair?, 2015). Barcelona: Flamboyant, 2016; 32 pp.; trad. de Carlos Mayor; ISBN: 978-84-944009-6-4. [Vista del álbum en amazon.es]

Enviar Imprimir
FreemanOtto2.jpg
martes, 19 de abril de 2016

Busqué Otto, el perro cartero, de Tor Freeman, gracias a este comentario, en el que se habla de que es un libro de los que divierte y entretiene a un lector pequeño durante mucho tiempo, y que por eso es de los que permanecerá en su recuerdo. En él vemos una oficina de correos con empleados de todo tipo. El protagonista, Otto, es un perro cartero que ha de hacer una ronda y algunas entregas de paquetes: en el invernadero, el Mercado, el Museo de los Dinosaurios, un laboratorio, una orquesta, y un lugar especial.

Después de una doble página, con varias viñetas, en las que vemos la preparación de la entrega, viene otra doble página en el lugar de destino, un sitio siempre abigarrado —en el que se le dice al lector que localice al destinatario del paquete y otros objetos—. Luego, la siguiente doble página, la que mostrará los preparativos de la próxima entrega, comienza siempre con la apertura del paquete entregado. Las figuras son amables y simpáticas. Las composiciones son claras a pesar del mucho barullo que hay en algunos sitios. Las guardas están bien pensadas pues contienen los recorridos de Otto en el plano de la ciudad. El final es excelente.

Tor Freeman. Otto, el perro cartero (Digby Dog Delivers, 2014). Barcelona: Blackie Books, 2014; 26 pp.; trad. de Isabel Obiols; ISBN: 978-84-942580-4-6. [Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir
HutchinsFiestaS2.jpg
lunes, 4 de abril de 2016

Es una buena noticia que llegue al mercado español un álbum más de Pat Hutchins, como Una fiesta sorpresa. En él Conejo le dice a Búho, al oído, que va a dar una fiesta que será una sorpresa; y luego la noticia va circulando de animal en animal…, pero levemente deformada según pasa de uno a otro. No es un álbum excepcional como El paseo de Rosalía o ¡Buenas noches, Búho!, pero es igualmente un modelo de claridad gráfica, de sencillez constructiva, y de relato simpático para que los más pequeños disfruten y también aprendan algunas cosas.

Pat Hutchins, Una fiesta sorpresa (A Surprise Party, 1991). Pontevedra: Kalandraka, 2016; 32 pp.; trad. de Sandra y Oscar Senra Gómez; ISBN: 978-84-8464-958-8. [Vista del álbum en amazon.es]

Enviar Imprimir
ChmielewskaOjos2.jpg
martes, 9 de febrero de 2016

Después de los álbumes mencionados ayer, otro al que se le pueden aplicar parecidas consideraciones es Ojos, de la polaca Iwona Chmielewska.

En este caso se repite varias veces el mismo esquema: una doble página con una frase en la izquierda y dos ojos con troquelados en la página derecha, y, en la siguiente doble página, un dibujo en la izquierda que se refiere a lo dicho atrás, y otro en la derecha en la que vemos el origen de los ojos. Así, en la primera doble página se dice «¡Qué regalo tan precioso son los ojos!»; en la página izquierda siguiente se ve un paquete de regalo  con un lazo y, en la derecha, dos flores, cuyos centros son los ojos. En la tercera doble página se dice «Los ojos nos guían cada día» y en la cuarta vemos unas llaves en la página izquierda y unas puertas cuyas mirillas eran los ojos que habíamos visto.

Es un libro bonito, compuesto con talento, con un empleo de los troquelados, y de los dibujos que los acompañan, que a veces son un acierto pleno y a veces parecen algo forzados. En cualquier caso, muy buen álbum.

Iwona Chmielewska. Ojos (2012). Sant Feliu de Guixols (Girona): Tramuntana, 2015; 77 pp.; trad. de Gisela Lara González; ISBN: 978-84-942842-4-3. [Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir
FelixDosOjos2.jpg
lunes, 8 de febrero de 2016

¿Dos ojos?, de Lucie Félix, es un álbum de los que ayudan a mirar alrededor con más atención, en el que su autora demuestra un gran talento para la creación de sucesivas escenas mediante troquelados en las páginas. Hay tramos, como los del comienzo, en los que el protagonismo lo tiene la misma narradora y autora.

Así, en la primera doble página se dice, en la izquierda, «He dibujado ocho formas azules» y se ven esas formas; y en la derecha, se dice «he agujereado la hoja de papel…», y se ven los agujeros; luego, en la segunda doble página, en la página izquierda se ve el efecto de los recortes al montar sobre las formas azules, y en la derecha se dice «y se ha puesto a llover».

Sin embargo, los mejores momentos son aquellos en los que la narradora desaparece y tanto dibujos como recortes tienen una función narrativa y se ponen al servicio de la historia que se termina contando. Así, en una doble página del interior se dice: «Entonces me han mirado dos ojos. ¿Dos ojos?»; en la siguiente afirma: «¡Eran los huevos de una rana!»; y en la siguiente: «Han empezado a moverse». Y aparece una lechuza que amenaza a la rana…

Otro álbum parecido de la autora, Después, cuenta también una historia vistosa —una niña, su jardín, unas manzanas, unos petirrojos, una tormenta, una casita para los petirrojos…—, en la que hila muy bien los troquelados para introducir nuevos elementos y hacer aparecer formas inesperadas.

Lucie Félix. ¿Dos ojos? (2 Yeux?, 2012). Barcelona: Libros del Zorro Rojo, 2014; 47 pp.; col. Aprender y descubrir; trad. de Palmira Freixas; ISBN: 978-84-941619-6-4. [Vsita del libro en amazon.es]
Lucie Félix. Después (Après l`été, 2013). Barcelona: Libros del Zorro Rojo, 2015; 52 pp.; col. Aprender y descubrir; trad. de Palmira Feixas; ISBN: 978-84-943284-6-6. [
Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir
TallecQueQuien2.jpg
lunes, 26 de octubre de 2015

QuiénQuéQuién,
de Olivier Tallec, es uno de esos álbumes para prelectores al que algunos le colocarían enseguida la etiqueta «cualquiera podría hacerlo». En formato apaisado, en las dobles páginas sucesivas, hay una pregunta en relación a varios personajes que aparecen alineados en cada una: ¿quién desea dar miedo?, ¿quién ha comido la mermelada?, etc.

Libro sin pretenciosidad alguna que cumple bien su función: proponer un juego elemental de observación, de aprender a fijarse: a reconocer reacciones sencillas en las expresiones o posturas, a observar los indicios que proporcionan el aspecto, los gestos, las manchas o el vestuario. Las figuras son graciosas y de las «adivinanzas» sí que se podría decir que son posibles para cualquiera.

Olivier Tallec. QuiénQuéQuién (QuiQuoiQui, 2014). Barcelona: BiraBiro, 2015; 28 pp.; ISBN: 978-84-16490-05-9. [
Vista del álbum en amazon.es]

Enviar Imprimir
quevieneLobo.JPG
lunes, 14 de septiembre de 2015

¡Que viene el lobo!, de Vincent Bourgeau y Cédric Ramadier, es un álbum divertido e inteligente para prelectores. Es de los que, bajo una sencillez aparente, propone un juego metafictivo posmoderno al modo de, por ejemplo, Un libro, de Hervé Tullet. Al principio, mientras vemos a lo lejos un lobo, las palabras dicen «Ahí viene el lobo… - ¡Rápido! ¡Pasa la página y te librarás de él!». Y en sucesivas dobles páginas el lobo se acerca más y más, mientras se van proponiendo acciones al lector para que huya o lo evite, como la de inclinar el libro para que el lobo se caiga… Un detalle constructivo infrecuente: que la narración comienza en la portada y termina en la contraportada (como, de los álbumes citados aquí en las últimas semanas, And the train goes...).

Vincent Bourgeau. ¡Que viene el lobo! (Au secours, Voila le loup!, 2013). Texto de Cédric Ramadier. Salamanca: Lóguez, 2015; 10 hojas en cartoné; ISBN: 978-84-942305-8-5. [Vista del álbum en amazon.es]

Enviar Imprimir
SalinasVeoVeo.JPG
lunes, 22 de junio de 2015

Veo Veo es un álbum compuesto a partir de cuadros de Socorro Salinas, una pintora venezolana. Cada uno llena una doble página que va precedida de un texto en el que se propone al lector un juego de «Veo, veo. ¿Qué ves?». Las imágenes son de vida urbana bulliciosa y colorista, con muchos personajes casi todas. Al final del álbum se habla de la pintora y se reproducen los cuadros que dieron origen a las ilustraciones: de un mercado popular, de bloques de viviendas, fiestas en las calles, de Caracas vista desde lejos y de noche, etc. Como álbum no es genial pero cumple bien su función: es eficaz para jugar a fijarse, a buscar y descubrir detalles, a pensar otras posibilidades gracias a lo que sugieren las imágenes…

Socorro Salinas. Veo Veo (2013). Textos de María Francisca Mayobre y Vicente Lecuna. Caracas: Ekaré, 2013; 48 pp.; col. Periscopio; ISBN: 978-980-257-357-8. [Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir
RuedaFormas2.jpg
martes, 7 de abril de 2015

Al principio de Formas, de Claudia Rueda, vemos una figura esquemática de niño que lleva entre las manos un triángulo rojo con uno de los lados redondeado. Avanza hacia la derecha cruzándose con distintas personas hasta que, cuando parece haber pasado un paso cebra, irrumpe desde la izquierda otra figura que lleva un círculo rojo en el que falta un sector con la forma del que llevaba entre las manos el primer chico. El avance se detiene y ambos personajes charlan un rato como viendo qué hacer. El segundo elige una opción inesperada: convierte los dos trozos en una figura de pez que arroja al mar. Ahora vemos avanzar al pez de nuevo hacia la derecha donde un barco lo captura en sus redes… Etc.

Algunos álbumes hacen que la transformación de una forma en otra, al pasar cada página, sea sorprendente pero tenga una cierta lógica como, por ejemplo, El globito rojo. Otros juegan más a desafiar al lector haciendo aparecer cosas gráficamente posibles, sí, pero nada previsibles como, por ejemplo, ¡Oh! En Formas la autora juega con los dos conceptos y construye una buena narración donde suceden cosas imprevistas que, a la vez, tienen lógica gráfica e imaginativa. Está muy conseguido el ritmo narrativo descrito arriba —avance hacia la derecha, irrupción desde la izquierda y detención, nuevo avance hacia la derecha, nueva irrupción desde la izquierda, nueva detención, etc.— y es un acierto la resolución final.

Claudia Rueda. Formas (2009). Barcelona: Océano travesía, 2009; 76 pp.; ISBN: 978-84-494-3845-5. [Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir
AhlbergPlum2.jpg
lunes, 14 de julio de 2014

Janet y Allan Ahlberg publicaron su album Each peach pear plum unos años antes de El cartero simpático y en él emplearon, de un modo más sencillo, el mismo recurso de crear un libro que remite a los cuentos clásicos. En este caso usaron un texto rimado que se basa en el juego «I spy», equivalente al «veo veo», que comienza así:

«Each Peach Pear Plum, I spy Tom Thumb
Tom Thumb in the cupboard, I spy Mother Hubbard,
Mother Hubbard on the stairs, I spy the three bears».

Cada frase va en la página izquierda, con una imagen de alguna fruta o un personajillo encima, y se corresponde con una ilustración recuadrada en la página derecha en la cual el lector ha de descubrir a quien se menciona. La idea es tan buena y tan sencilla como eficaz, y la realización gráfica es excelente. No es extraño que sea uno de esos álbumes que siempre figura entre los preferidos en el mundo de habla inglesa.

Janet and Allan Ahlberg. Each peach pear plum (1979). Londres: Puffin Books, 1989; 32 pp.; ISBN: 0-14-050919-4. [Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir
BlexbolexRomance2.jpg
miércoles, 12 de marzo de 2014

Si el que cité ayer es un libro singular que habla de cómo se arman las historias, también lo es, y mucho, Romance, de Blexbolex, un libro-álbum que hace pensar en lo mismo, en los relatos que nos cuentan y en los que nos contamos a nosotros mismos.

El autor reitera siete veces una misma narración para mostrar cómo el mundo de un niño —o de un lector—, se puede ir ensanchando real e imaginativamente cada vez más. El relato se cuenta con imágenes cada una de las cuales lleva, debajo, sólo dos palabras. La primera vez vemos tres imágenes y, debajo de cada una, pone: la escuela, el camino, la casa. La segunda vez son cinco: la escuela, la calle, el camino, el bosque, la casa. La tercera ya son nueve: la escuela, el desconocido, la calle, el puente, el camino, los bandidos, el bosque, la bruja, la casa. Etcétera.

El libro es extenso: las dos últimas versiones son ya muy ricas y permiten un gran vuelo imaginativo pues incluso dejan momentos en blanco. De forma tan sencilla como eficaz el autor presenta cómo un niño (y no sólo un niño…), en su vida cotidiana puede acumular observaciones e imaginaciones en las que se mezclan lo real y lo vivido en otros momentos o en otras ficciones, y a partir de ahí puede fantasear o fabricar sus propios relatos. El eco que la historia despierta en nosotros tiene que ver también con el parecido que podemos ver entre nuestras vidas y el juego que se nos propone: el autor repite varios puntos en el argumento para construir la historia y deja que el lector, apoyado en esos puntos, siga el relato e imagine variaciones posibles.

Blexbolex. Romance (2013). Barcelona: Libros del Zorro Rojo, 2013; 284 pp.; col. Aprender y descubrir; trad. de Palmira Fixas; ISBN: 978-84-941041-8-3. [Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir
MirComicCubik2.jpg
martes, 11 de marzo de 2014

No veo normalmente libros-juguete pero eso no es una regla fija lo que me ha permitido conocer Cómic Cubik, de Paco Mir. El título ya dice que es una mezcla de puzle y cómic: son nueve cubos y en cada cara de cada cubo se ve una viñeta, cada una de las cuales tiene un numerito. Con ellas se pueden formar seis cuentos coherentes pero, si se combinan de otros modos, la cantidad de relatos posibles es inmensa: basta mantener el orden para que las historias restantes también funcionen. Véase: 1, érase un vez…; 2, una bruja, una estudiante de física, una campesina, una robot, una niña, una princesa, que deseaba ser…; 3, astronauta, contorsionista…; 4, y fue a…, etc. Aparte de que los mini-relatos son graciosos su interés también está en la forma en que se muestra cómo muchísimos relatos se arman con una estructura parecida.

Paco Mir. Cómic Cubik (2013). Barcelona: Thule, 2013; col. Isla FlotanteISBN: 978-84-15357-37-7.

Enviar Imprimir
TulletBlop2.jpg
lunes, 17 de junio de 2013

¡Soy un blop!, de Hervé Tullet, es un libro ingenioso y bromista, que no sorprenderá a quien conozca un poco al autor, y al que uno ha de acercarse con espíritu festivo. Al principio se nos dice y se nos muestra una figura como un trébol de cuatro hojas: un blop. Y, a continuación, el autor nos presenta toda clase de blops de colores, muchos y pocos blops, en clase y en el museo, en el mar y en la montaña…, etc.

Como se puede suponer, es un libro para ver y no para reseñar aunque se puede dejar constancia que sirve para encender un poco más el espíritu de descubrimiento y de juego del lector pequeño, y que al lector adulto puede hacerle pensar en qué fácil parece crear un personaje como de la nada. Si uno quiere, puede buscar más significados en que la forma especial del libro, así como la singularidad-normalidad de los blops, es una forma de decir «vale, soy distinto, y qué», o bien «vale, no soy tan distinto, hay muchos otros como yo, sólo tienes que mirar alrededor», en fin, cosas así.

Hervé Tullet. ¡Soy un blop! (I am Blop!, 2012). Madrid: Kókinos, 2013; 110 pp.; trad. de Esther Rubio; ISBN: 978-84-92750-72-6.

Enviar Imprimir
QueraltNavAnimal2.jpg
martes, 11 de junio de 2013

Como los citados ayer, otro libro alegre que también es un estupendo álbum-juego: Animalario, de Carmen Queralt, Àngels Navarro y Carmen Gil.

En las primeras guardas se presentan veinte animales, cada uno con una ilustración sintética y con un pareado divertido debajo: «El mapache es incapaz de salir sin antifaz», «Siempre me deja perplejo ver lo que salta un conejo»… En la primera doble página, donde vemos a los mismos animales y a cuatro más, se hacen preguntas o peticiones del estilo: ¿qué animal tiene el cuello más largo?, busca uno muy grande que tiene trompa… En la segunda el juego se repite pero hay algunas pequeñas variaciones: un animal lleva paraguas, otro un libro… En la tercera, algunos animales son algo raros: llevan una parte de otro animal, etc. Por último, en las guardas finales hay un sobre con fichas para seguir jugando.

Las imágenes tienen calidad y chispa, los textos son graciosos, la secuencia de las dobles páginas es la que pide un libro así. Además, los lectores habrán de dedicar tiempo a observar los detalles y a responder a las propuestas que se les hacen: frente a libros que «se acaban» enseguida, otros, como este, han nacido para ocupar un montón de horas.

Carmen Queralt. Animalario (2013). Texto de Àngels Navarro; Barcelona: Combel, 2013; 20 pp.; pareados de Carmen Gil; ISBN: 978-84-9825-801-1.

Enviar Imprimir
MoureVarelaArenq2.jpg
martes, 30 de abril de 2013

El arenque rojo,
de Alicia Varela y Gonzalo Moure, es un excelente álbum sin palabras, de los que hacen pasar un buen rato descubriendo qué ocurre, o podría ocurrir, y de los que desarrolla la capacidad del lector de mirar alrededor. En sucesivas ilustraciones del mismo parque vemos a varios personajes cuyas pequeñas historias se desarrollan a lo largo de las páginas: uno que hace footing, otro que lee debajo de un árbol, unos niños que juegan al fútbol y un chico emigrante que lo desea pero al que los demás parecen no hacerle caso…

Los dibujos, con aires de historieta clásica, son claros y ajustados a las historias de amable convivencia que se cuentan. La versión en palabras de algunas se pueden leer en un cuadernillo que se incluye al final, en un sobre, pero, tal como el planteamiento del álbum sugiere, también se podrían inventar otras narraciones a partir de las imágenes. Al lector se le propone que, al igual que el arenque rojo que figura en todas las imágenes, como paseándose por el parque, sea él un observador más que imagine otros relatos posibles.

Alicia Varela. El arenque rojo (2012). Texto de Gonzalo Moure. Madrid: SM, 2012; 26 pp.; ISBN: 978-84-675-5685-8.

Enviar Imprimir
JonasRoundTrip.jpg
lunes, 26 de diciembre de 2011

Un álbum no editado en España que ningún admirador del ingenio para el diseño gráfico debe dejar de conocer: Round Trip, de Ann Jonas.

Enviar Imprimir
AhlbergCarteroSimp.jpg
lunes, 28 de diciembre de 2009

Una serie de álbumes inolvidables de hace tiempo, uno de los cuales también tiene que ver con la Navidad, son los de El Cartero simpático, de Janet y Allan Ahlberg. Son magníficos para compartir, para introducir a los más pequeños a los cuentos más clásicos o bien para sacarles más partido a esos cuentos si ya son conocidos.

Enviar Imprimir
365pinguinos.jpg
lunes, 28 de abril de 2008

La narración de 365 pingüinos, de Joëlle Jolivet y Jean-Luc Fromental, comienza: «El uno de enero, a las nueve de la mañana, un mensajero llamó a la puerta. Abrí yo el paquete: un pingüino». Y, cada día del año, la familia sigue recibiendo pingüinos. Al final, el misterio se aclara, logran deshacerse de los 365 pingüinos y comienzan a respirar pero...

Álbum vistoso de formato grande, como otros de la ilustradora. Las ilustraciones están bien compuestas y son narrativamente claras. En ellas se usan sólo colores planos, se disponen todos los elementos contra el fondo normalmente blanco y algunas veces azul, y tienen particular gracia las escenas de pingüinos amontonados.

La historia refleja una familia típica del primer mundo —padres, niño y niña— y responde a lo políticamente imperante ahora, pues todo tiene su origen en que los pingüinos están amenazados por el calentamiento global. Lo anterior servirá para que haya quien lo recomiende con más entusiasmo, y para que otros lo rechacen visceralmente, pero su atractivo real está en la propuesta gráfica y en que suma un relato disparatado e hiperbólico que conecta bien con el niño y que, a la vez, le propone diversas operaciones matemáticas.

Joëlle Jolivet. 365 pingüinos (365 Pingouins, 2006). Texto de Jean-Luc Fromental. Madrid: Kókinos, 2007; 48 pp.; trad. de Miguel Ángel Mendo; ISBN: 978-84-96629-40-0.


Enviar Imprimir
RadunskyGBazar.jpg
lunes, 23 de abril de 2007

Vladimir Radunsky
,
un ilustrador excelente, como se puede ver en El perrito creció, ha publicado hace poco El gran bazar, un producto que más que un álbum es una especie de divertimento del autor. En él se proponen actividades más o menos creativas: pintar bigotes a unas caras, ilustrar una historia, escribir un relato que se acomode con unas ilustraciones, preparar recortables... Sin duda puede haber quienes lo disfruten pero, en mi caso al menos, jamás se me ocurriría pagar dinero por un álbum así. (Y aprovecho la ocasión para rectificar una errata de Bienvenidos a la Fiesta, donde aparece Randunsky en vez de Radunsky).

Vladimir Radunsky. El gran bazar (Le grand bazar, 2006). Madrid: Kókinos, 2006; 100 pp.; trad. de Isabelle Torrubia; ISBN: 84-96629-04-X.

Enviar Imprimir
JuckerKivitan.jpg
lunes, 15 de enero de 2007

A finales del año pasado se reeditó Kivitán, un álbum en el que Sita Jucker propone acertijos visuales. Prefiero La oveja negra, un álbum navideño que habría sido más apropiado en aquellas fechas, pero en cualquier caso Kivitán demuestra bien el talento de la ilustradora suiza.

Enviar Imprimir
MullerG.jpg
lunes, 21 de noviembre de 2005

Adivina quién hace qué. Un paseo invisible,
es un álbum sin palabras firmado por Gerda Muller. Es un buen ejemplo, creo yo, de álbum sencillo y excelente que podría haber sido mejor aún..., si se hubieran pensado unas guardas apropiadas.

Enviar Imprimir
lunes, 20 de junio de 2005

Un tipo característico de álbumes es el de los que pretenden avivar el espíritu de observación y tratan de atrapar visualmente al lector y hacerle pararse a contemplar lo que se le presenta delante. Algunos recordarán el gran éxito que tuvieron en su momento los álbumes-acertijo ¿Dónde está Wally?, de Martin Handford. Quizá uno de los autores más destacados en ese particular subsubgénero sea el holandés-estadounidense Peter Spier, cuyos dos álbumes editados en castellano, Gente y El arca de Noé, pertenecen a esa clase pero sin la componente de acertijo, y cuyo atractivo se basa en el talento para el dibujo y el acierto compositivo.

Enviar Imprimir
publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo