Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Notas del archivo 'Estilo' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
Archivo por temas:
viernes, 12 de agosto de 2016

Respuestas al cuestionario de Nido de ratones que me mandó Paula Fernández de Bobadilla.

Enviar Imprimir
sábado, 12 de marzo de 2016
Enviar Imprimir
miércoles, 31 de diciembre de 2008

Cuando me piden una especie de balance anual de la LIJ suelo responder que no sé muy bien cómo hacerlo. Con el paso del tiempo, he llegado a centrar mi atención casi exclusivamente en los libros como tales: intento leer aquellos que algunas personas o instituciones citan como mejores y procuro descubrir otros que pueden pasar más inadvertidos. Así que, al final, casi sólo soy capaz de decir qué libros me han gustado más y cuáles menos entre aquellos que he leído.

Alguna vez he dedicado tiempo a pensar en tendencias, en autores emergentes y autores consagrados, en libros sorpresa y libros confirmación, en libros muy publicitados y muy flojos y en libros nada publicitados muchísimo mejores, y cosas así, para terminar sin saber muy bien qué nos aporta eso: ¿comprendemos mejor las cosas?, ¿es significativo, por ejemplo, que se publiquen más libros de fantasía?, y si es significativo, ¿qué significa?, ¿cómo se puede medir si progresamos o no?, ¿y qué quiere decir en este contexto “progreso”?, ¿más ventas?, ¿más lectura de quienes ya leen o de quienes no leen?, ¿y en ese cálculo se puede contabilizar cualquier lectura?, etc.

También tiempo atrás recogí datos de libros más leídos en las bibliotecas y más vendidos en las librerías pero tampoco veo claro cómo darles sentido: ¿se leen o se venden más porque se exponen más?, ¿porque la editorial es más potente y sus libros llegan a más sitios?, ¿porque librería y distribuidora van al unísono?, ¿porque los comerciales de algunas editoriales hacen unas promociones estupendas en redes de colegios?, ¿porque hay autores extraordinarios a la hora de motivar a los chicos en sesiones de cuentacuentos...?

Total, que no soy capaz de decir mucho. En cualquier caso lo que sí noto, con sentimientos mezclados, es que algunas actitudes negativas van en aumento (y espero que no sea por la edad). Así, es cada vez mayor mi rechazo del criterio (que con frecuencia se aplica inconscientemente) que dice que lo último que llega tiene mérito sólo por eso y que lo antiguo tiene que ser desechado sólo por serlo. Crece mi desconfianza frente a cualquier propaganda, sea comercial sea institucional, venga en forma de premios o venga vestida de magnífico proyecto de gran interés cultural o pedagógico que alguien emprende para nuestro bien. En fin, no dudo de que algunos premios están bien dados o son bien merecidos, y me alegro, y sé bien que algunos proyectos merecen elogios, pero tiendo a ponerme a la defensiva (y más si hay dinero y motivos políticos en juego) cuando una institución o persona se aplaude a sí misma y los medios, además, le hacen eco.

Este vaivén de pensamientos y sentimientos me hace recordar a Chesterton cuando dice que conviene huir tanto del antipatriotismo cósmico del pesimista que «no ama lo que pretende corregir» como de la locura morbosa del optimista que se acaba viendo en la tesitura de tener que defender lo indefendible. Y también me hace pensar, tanto para la LIJ como para la vida, que Pascal tenía razón cuando decía que «hay la suficiente luz para quienes desean ver, y suficiente oscuridad para quienes tienen una disposición contraria».

Feliz Año.

Enviar Imprimir
domingo, 2 de diciembre de 2007

A quienes me preguntan por qué no tengo una opción de comentarios:

Al principio, no la puse porque no sabía cómo rodarían las cosas y prefería esperar; y porque ya contesto a todo el que me escribe desde Contacto —a no ser que teclee mal la dirección y no pueda responderle, cosa que a veces pasa y es muy frustrante—, y ya son varios cientos...

Pasado ya tiempo suficiente, sigo sin verlo claro porque si entro al espadachineo inacabable de réplicas y contraréplicas que algunos practican me parece que no haría otra cosa. Y el motivo no es que no me guste, sino el contrario: temo que me absorba demasiado tiempo algo que no da de comer.

Enviar Imprimir
jueves, 13 de septiembre de 2007

A lo largo de los últimos meses he ido introduciendo mejoras en la web. Incluir la sección de Artículos es la más evidente. También he agrupado algunas notas en nuevas secciones temáticas, he añadido contenidos específicos para facilitar otros listados de libros, he subdividido mejor la sección Más libros, he incluido más información en las fichas de algunos autores. El año que viene, más, espero.

Enviar Imprimir
domingo, 31 de diciembre de 2006

Un amigo mío dice que no confía en el espejo retrovisor del coche y que por eso siempre gira el cuello. Algo parecido me ocurre a mí con las estadísticas de esta página web, más de quinientas visitas diarias durante las últimas semanas, lo que pasa que no tengo a dónde volver la cabeza para comprobarlo. No sería cierto decir que, después de casi dos años, estos resultados desbordan cualquier previsión, pues no hice ninguna. Tampoco sé cómo se podría medir si esa cifra es alta o baja, ni tengo claro qué interés puede tener eso. Sí sé que mis amigos han aumentado y que he aprendido mucho y, al fin, eso sí es importante.

Feliz 2007.

Enviar Imprimir
jueves, 9 de noviembre de 2006

No, no ampliaré las biografías de los autores. Lo básico son los comentarios a los libros y, además, ya existe Wikipedia.

Sí, me gusta proponer relatos que hablan de la infancia y de la juventud con perspectivas diferentes a las habituales en la literatura infantil y juvenil de hoy. Por eso incluyo los mejores cuentos sobre niños de algunos grandes escritores como Antón Chéjov, Katherine Mansfield o Flannery O’Connor, hasta el momento. Pienso que un buen lector joven sabe apreciarlos y que un mediador entre los libros y los niños es más competente cuanto más procura conocer por sí mismo la mejor literatura. A eso se añade que la visión de la infancia y la juventud de los libros infantiles y juveniles que llenan las estanterías de librerías y bibliotecas es siempre incompleta y, en no pocos casos, penosamente falsa.

Enviar Imprimir
miércoles, 8 de noviembre de 2006

Las series que me gustan completas aparecen sólo con su título global.

Aunque figuren libros muy distintos en la misma lista, pues intento que haya libros de todos los tipos, eso no quiere decir que todos me gusten igual o que todos tengan la misma categoría. 

Y, como ya indico en otro sitio, si bien no creo mucho ni en las clasificaciones por géneros ni en las orientaciones por edades, también entiendo que a veces mejor es tener una orientación que no tener nada.

Enviar Imprimir
martes, 7 de noviembre de 2006

Dos cosas.

Según se vayan incluyendo más libros en la página, habrá nuevas palabras-clave y se subdividirán algunas en las que ahora se agrupan libros de diferente clase. Por ejemplo, en «Libros-juego», ahora figuran tanto los álbumes tridimensionales como los relatos que proponen al lector alguna clase de juego.

Al seleccionar un «género» se dan por supuestas algunas cosas y, por eso, he omitido algunas posibles palabras-clave como, por ejemplo, magia —hechizos, encantamientos, etc.—, o cualquier tipo de seres fantásticos —hadas, ogros, elfos, trolls, dragones, etc.—, que figuran en muchísimos relatos de fantasía o de aventuras fantásticas.

Enviar Imprimir
lunes, 6 de noviembre de 2006

Desde hace pocas semanas, en Índices – Listados, hay nuevas posibilidades de obtener relaciones de títulos: según años de edición, según algunos contenidos y según una selección personal. En Notas sucesivas haré algunas precisiones al respecto.

Enviar Imprimir
sábado, 5 de agosto de 2006

«Conviene ser breves tanto para quienes entienden con medias palabras como para aquellos que nunca serán capaces de entender». Por eso esto de un blog con comentarios cortos está muy bien.

George Eliot. El velo alzado (The Lifted Veil, 1859). Barcelona: Alba, 1999; 111 pp.; col. Alba clásica; trad. de Jose Luis López Muñoz; ISBN: 84-89846-88-X.

Enviar Imprimir
sábado, 31 de diciembre de 2005

Imaginemos un artículo donde se hiciera un balance de lo que ha ocurrido en el mundo de los libros infantiles y juveniles este año.

Podría decir que se han publicado en España equis miles de libros, más que algunos países y menos que otros; que las editoriales grandes mantienen su preeminencia y que hay algunas pequeñas que lo hacen muy bien; que algunos títulos han sido un éxito por encima de lo esperado mientras otros no han vendido tanto como se preveía; que algunos autores nos han sorprendido con su nuevo título mientras que otros nos han defraudado; que los premios habituales del sector se han dado a distintos libros y unos son mejores y otros peores; que parece crecer la conciencia de la importancia de que los jóvenes lean y que continúan distintas iniciativas institucionales al respecto (en mi opinión bastante inútiles, e incluso estúpidas, y un despilfarro más)... Bien, no faltaría tampoco la inevitable mención al fenómeno Harry Potter: positivo porque los jóvenes leen más, negativo porque no leen otros libros…

No sé si alguien sacaría en claro algo de una información así, dejando al margen al periodista que cobra su sueldo mensual por llenar su espacio. En mi opinión no hay modo de tener una visión de conjunto completa pues nadie lee todos los libros y nadie puede adivinar qué libros serán históricos y cuáles pasajeros. En mi opinión también, los informes sobre las tendencias del sector y los análisis del mercado dicen más bien poco al ciudadano normal, aparte de que habría mucho que discutir sobre su puntería y sobre lo que pueden indicar al editor.

Por eso, desde hace tiempo pienso que, si de lo que queremos hablar es de libros y si el centro de nuestro interés son los niños (en el caso de la Literatura infantil y juvenil ambas cosas deberían ser obvias pero nadie debería creerse que lo son), lo mejor es olvidarse de los premios y de cualquier clase de montaje mediático, aumentar los contactos personales cercanos con muchos buenos lectores (y con los malos también pero entonces la conversación cambia de sintonía), y luego hablar de los libros que uno conoce bien de primera mano.

Feliz 2006.

Enviar Imprimir
miércoles, 17 de agosto de 2005

Recordando Momo: «Nunca se ha de pensar en toda la calle de una vez, ¿entiendes? Sólo hay que pensar en el paso siguiente, en la inspiración siguiente, en la siguiente barrida. Nunca nada más que en el siguiente (...) entonces se hace bien la tarea (...) De repente se da uno cuenta de que, paso a paso, se ha barrido toda la calle». Es una lección de Beppo Barrendero también para quienes tienen que alimentar a diario una página web.

Enviar Imprimir
jueves, 17 de marzo de 2005

Me dice un amigo que debo hablar aquí de las novedades editoriales. Le digo que algo haré, por supuesto, pero que para eso hay otros sitios y le recuerdo, más que le cuento, el viejo chiste del tipo que, al llegar a su casa por la noche, ve a un individuo a gatas que parece buscar algo a la luz de una farola. Cuando el primero le pregunta qué busca, el otro le responde «las llaves». El primero se agacha para buscarlas también y, después de un rato, le dice «¿y dónde se le cayeron?» Y el otro señala con el dedo hacia un lugar distante y oscuro y comenta «por allí». «¿Y por qué las está buscando aquí entonces?», pregunta el primero. «Porque aquí hay luz», contesta el segundo. Pues querer encontrar buenos libros en los escaparates se parece mucho a lo de buscar donde hay luz. Mi objetivo es iluminar algo en otros sitios.

Enviar Imprimir
miércoles, 2 de marzo de 2005

Un día como hoy del año 1967 falleció Azorín. En una entrevista poco tiempo antes le preguntaron: «¿De qué se arrepiente usted?» «De haber sido locuaz», respondió. Entre otras cosas, eso temo yo con un blog como este.

Enviar Imprimir
miércoles, 16 de febrero de 2005

Me anima un amigo a poner encuestas y estrellitas en el blog y, en plan posmoderno, me acuerdo de una cita de una cita de una cita. En Estudios Críticos (Turner, 1989) Glenn Gould dice que comparte la visión de la jugada de un tal Krenek que a su vez cuenta una historia de que una vez el Sha de Persia fue invitado por el emperador austriaco a presenciar las carreras de caballos y le replicó: «Muchas gracias, Majestad, pero sé que algunos caballos corren más deprisa que otros, y cuáles sean no me importa». Eso es: ni encuestas ni estrellitas.

Enviar Imprimir
lunes, 24 de enero de 2005

Don Quijote a Sancho: «El comenzar las cosas es tenerlas medio acabadas».

Don Quijote de la Mancha. Capítulo XLI, 2ª parte.

Enviar Imprimir
publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo