Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Ficha del autor 'RUANO, Alfonso' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
RUANO, Alfonso
Ilustrador español. 1945-. Nació en Mocejón, Toledo. Estudió Bellas Artes. Director artístico de una editorial, diseñador de muchos libros infantiles y escolares.

RuanoGuardianOlvido.jpg
El guardián del olvido
(1990)
Texto de Joan Manuel GISBERT. Madrid: SM, 1990; 46 pp.; col. Los Ilustrados del Barco de Vapor; ISBN: 84-348-3144-9.
9 años: lectores niños.
Álbumes ilustrados.
Cuando Gabriel pierde su peonza china, Analisa, una chica misteriosa que se ausenta de clase a menudo sin que nadie sepa por qué, y que «llevaba casi siempre un pequeño espejo en la mano», le dice que, si quiere recuperar su trompo, pregunte por él en una casa extraña. Gabriel lo hace y un sorprendente anfitrión le devuelve la peonza pero le advierte que debe guardar el secreto si no quiere perderla para siempre. Gabriel vuelve para recobrar el reloj de su abuelo y, en efecto, lo encuentra. El misterioso guardián le recuerda que «nunca pienses en volver aquí si el motivo no es lo bastante poderoso».
RuanoTitere.jpg
El pequeño títere
(Das Kleine Lumpenkasperle, 1996)
Texto de Michael ENDE. Madrid: SM, 2001; 26 pp.; trad. de Marinella Terzi; ISBN: 84-348-7763-5.
6 años: primeros lectores.
Álbumes ilustrados.
Tomás se deshace de su pequeño títere porque prefiere otros juguetes más modernos, pero más tarde lo añora y, gracias a que su abuela lo reconoce y lo repara, lo recupera. En paralelo, el pequeño títere pasa por distintos sitios, echando de menos el no poder cumplir su función: hacer reír a Tomás.
El guardián del olvido, un buen ejemplo de texto que permite al ilustrador recrearse tanto en la maquetación como en la composición de distintos escenarios, cuenta con unas ilustraciones compuestas como cuadros, algunas a doble página, en las que hay evidentes referencias a diversos pintores, como a Dalí en la sala de los relojes y de los espejos, pero que, sobre todo, son deudoras del llamado «realismo intimista»: pinturas realistas que reflejan atmósferas oníricas y transmiten sentimientos de abandono y soledad. Son imágenes a tono con el mensaje de que hay personas misteriosas porque son olvidadas y están a la espera de ser rescatadas por alguien que las encuentre.

En el segundo relato, de contenido muy parecido a otros como ¿Quién soy?, de Mick INKPEN, también las ilustraciones son óptimas para reflejar aspectos de las relaciones afectivas de un niño con sus juguetes, y transmiten los sentimientos de Tomás y el pequeño títere.

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo