Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Ficha del autor 'BLOCH, Serge' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
BLOCH, Serge
Ilustrador francés. 1956-. Nació en Colmar. Estudió Artes Decorativas. Autor e ilustrador de libros infantiles. Dibujante de prensa.

BlochCaliHilo.jpg
El hilo de la vida
(Moi j’attends, 2005)
Texto de Davide CALI. Barcelona: Ediciones B, 2006; 48 pp.; col. La Escritura Desatada; trad. Equipo Ediciones B; ISBN: 84-666-2652-2. Nueva edición en 2017; col. B PLUS; ISBN: 978-8466661744. [Vista del libro en amazon.es]
15 años: lectores jóvenes.
Álbumes ilustrados.
Una sucesión de dibujos cuentan la vida de un hombre en seis etapas: su niñez, su noviazgo, la guerra, su matrimonio y sus hijos, cuando sus hijos se han ido de casa y la muerte de su mujer, cuando está viudo y llega un nieto... Cada etapa empieza con un «Espero», en negrita y tipográficamente mayor que el resto del texto, y cada escena, todas a doble página excepto en la niñez donde hay dos escenas en la doble página, que también comienza con un «...espero», muestra un momento en el que el protagonista aguarda algo: «...volver a verla», «...el fin de la guerra», «...que [los hijos] llamen a la puerta».
CaliBlochEnemigo.jpg
El enemigo
(L’Enemi, 2007)
Texto de Davide CALI. Madrid: SM, 2008; 60 pp.; trad. de Isabelle Marc Martínez; ISBN: 978-84-675-3155-8.
15 años: lectores jóvenes.
Álbumes ilustrados.
Una guerra como la primera o la segunda guerra mundial. Un soldado está en una trinchera en una página, y otro soldado igual está en la trinchera de enfrente en la página opuesta. La historia cuenta los pensamientos y las acciones de cada uno mientras el tiempo pasa.
Libros a los que podemos llamar álbum por su formato y su extensión, pero que se acercan más conceptualmente a las novelas gráficas, en cuanto relatos en imágenes que intentan convocar emociones que asociamos con la literatura adulta.

El formato apaisado de El hilo de la vida es muy apropiado. Los dibujos, e incluso el estilo de la historia, recuerdan a Noche de tormenta, de Michelle Lemieux. El que las ilustraciones sean en blanco y negro con sólo tres momentos, bien escogidos, en los que hay fondos grises con pequeños colages y efectos de relieve conseguidos al fotografiar el papel, da un gran poder de sugerencia y cierto carácter documental a la historia. El hilo de lana real, que va pegado sobre los dibujos y que corre de distintos modos a lo largo de todo el álbum, da continuidad a las imágenes, actúa como una metáfora de la fragilidad de la vida y nos hace pensar en la poca solidez de las pequeñas esperanzas que tiran hacia delante del protagonista. Podríamos decir que la historia, titulada originalmente «Moi j’attends» pero cuyo título castellano también está bien, viene a ser como el «esto es lo que hay» que muchas personas podrían suscribir.

El enemigo tiene una construcción gráfica semejante a la de El hilo de la vida. Como allí, el ilustrador recurre por un lado a dibujos económicos con sutiles retoques, y a presentar momentos o aspectos de la historia con fotografías, una forma de dar profundidad a una imagen o de cambiar el acento del relato. Son muchos los detalles que revelan el nivel de la realización gráfica: hay una diferencia sutil entre las guardas del comienzo y las del final; hay una presentación, que podríamos llamar cinematográfica, de diez páginas antes de las páginas de arranque del álbum; la ilustración de la página derecha del comienzo es un soldado al que vemos a través del telón de un teatrillo; se revelan bien, a través de las caras, los sentimientos de los dos soldados; son ilustraciones aparentemente más desmañadas las que hablan de las imaginaciones o de recuerdos del pasado de los soldados; es una ilustración sensacional la que nos enseña varias fotografías familiares del pasado, que forman un colage sobre la página, sostenidas por las manos, dibujadas, de uno de los soldados...
Otros álbumes: Te desafío a no bostezar, con texto de Hélène Boudreau; Mi boa Bob, con texto de Randy Siegel.

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo