Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Ficha del autor 'BLAKE, Quentin' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
BLAKE, Quentin
Ilustrador inglés. 1932-. Nació en Sidcup, Kent. Estudió en Cambridge. Fue dibujante de humor, antes de ser autor también de los textos de cuentos para chicos. Fue profesor del Royal College of Art de Londres. Entre otros escritores conocidos, para los que ha ilustrado relatos, destaca Roald DAHL, con cuyo sarcasmo conecta perfectamente. Premio Andersen 2002.

Ángel, el equilibrista
(Angelo, 1970)
Barcelona: Grijalbo-Mondadori, 1994; 30 pp.; col. El Arca de Junior; trad. de Arthur Klein; ISBN: 84-478-0063-6; agotado.
6 años: primeros lectores.
Álbumes ilustrados.
Ángel es el equilibrista de un carromato de titiriteros que recorre Italia. En un pueblo descubre a una niña que llora pues es maltratada por un tío tacaño y malhumorado. La niña se marcha con los titiriteros y se hace también equilibrista.
¡Achís!
(Snuff, 1973)
Barcelona: Grijalbo-Mondadori, 1993; 34 pp.; col. El Arca de Junior; trad. de Arthur Klein; ISBN: 84-478-0062-8; agotado.
6 años: primeros lectores.
Álbumes ilustrados.
Achís, paje de sir Thomas Urracón, un caballero medieval no muy rico, está deseoso de ser caballero, pero es bastante torpe. Una estratagema suya sirve para ahuyentar a unos ladrones de botas, y el agradecido zapatero le regala botas y un caballo de nombre Flinders.
BlakeClown.jpg
Clown
(1995)
Londres: Jonathan Cape, 1995; 30 pp.; ISBN: 0-224-04510-5. [Vista del libro en amazon.es]
9 años: lectores niños.
Álbumes ilustrados.
Álbum sin texto que comienza cuando a un payaso de juguete lo arrojan a un cubo de basura junto con otros animales de juguete. Luego termina en casa de una niña que tiene problemas para cuidar a su hermano pequeño. El payaso toma entonces las riendas: entretiene al niño y ayuda a la chica a limpiar la casa. Luego ellos dos le ayudan a él a rescatar del cubo a los demás juguetes y a ponerlos presentables. Todo esto antes de que llegue la madre a casa, agotada después de un día de trabajo.
BlakeTerremoto.JPG
Este niño es un terremoto
(Zagazoo, 1998)
Madrid: SM, 2002; 32 pp.; col. El barco de vapor, Los piratas; trad. de Pilar Rozarena; ISBN: 84-348-8854-8. [Vista de la edición, en inglés, en amazon.es]
12 años: lectores adolescentes.
Álbumes ilustrados.
A un matrimonio joven les llega un niño encantador. Pero, según crece, se va transformando en buitre, elefante, jabalí, dragón, murciélago, una criatura peluda... Finalmente acaba siendo un amable joven que conoce a una chica y se casa con ella y ve como sus padres se convierten en unos viejos pelícanos...
Blake confiesa estar influido por caricaturistas de prensa como Daumier, los dibujos animados, distintos autores ingleses y, sobre todo, por el teatro: «Una de mis influencias más importantes es la del teatro en sí mismo, en el sentido de que todos mis libros en realidad son como representaciones». Esto se nota tanto en el modo de plantear cada ilustración como una escena llena de acción, como en la facilidad para conseguir una secuencia de ilustraciones muy narrativa.

Las dos primeras historias, que más que álbumes pueden llamarse «relatos con dibujos», no son especialmente ingeniosas pero sí representativas de la primera época y del estilo del autor: narraciones ágiles y bien planificadas, desarrolladas mediante dibujos abocetados de trazo suelto que son aparentemente sencillos pero que capturan lo esencial.

Clown, un relato en la tradición de los que tratan sobre juguetes que cobran vida y añaden felicidad a las vidas de sus dueños, es su álbum más completo. En él demuestra una total maestría en su característico «dibujo espontáneo» ejecutado con haces de líneas y manchas de gris y leves toques de color; su sentido del ritmo narrativo rápido a la hora de componer las páginas, en las que hay dibujos grandes enmarcados y otros más pequeños; y su capacidad para transmitir las emociones de sus personajes de un modo muy económico.

En el caso de Este niño es un terremoto debe señalarse que tal vez algunos lectores se verán afectados por el desequilibrio de la historia: al presentarse sólo aspectos negativos del crecimiento de un niño, su educación acaba pareciendo bastante desanimante. Incluso se podría reprochar al final feliz que, tal como está planteado, incida sólo en lo útiles que resultan los hijos para cuidar a los padres mayores. De todos modos, cualquier lector maduro hará sin problemas una lectura positiva y bienhumorada de la historia y recordará que las caricaturas funcionan casi siempre así.
Bibliografía:
—Monográfico dedicado a Roald Dahl y Quentin Blake. Revista PEONZA, n. 72-73-, IV.2005.
—Entrevistamos a Quentin Blake. Revista PEONZA, n. 32, IV.1995.
—Douglas Martin. The Telling Line - Essays on fifteen contemporary Book illustrators. Londres: Julia MacRae Books, 1989; 320 pp.; ISBN: 0-86203-333-0.

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo