Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Indices: autor 'CARDOSO PIRES, José' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
c
Filtrar por países:
CARDOSO PIRES, José
Escritor portugués. 1925-1998. Nació en Peso, Beira Baixa. Estudió matemáticas en la Universidad de Lisboa. Enseñó literatura y lengua portuguesa en el King’s College de Londres. En 1974 pasó a ser el director del Diario de Lisboa, ocupación que abandonó más tarde para dedicarse a la literatura. Falleció en Lisboa.

Celeste & Lálinha
(Celeste & Lálinha. Por cima de toda a folha, 1997)
Madrid: Alianza, 1997; 94 pp.; col. Minibolsillo; trad. de Javier Rodríguez Baixeras; ISBN: 84-206-4711-X.
15 años: lectores jóvenes.
Narrativa: Vida diaria.
Años 80, alrededores de Lisboa, barriada de refugiados de las colonias portuguesas, personas insatisfechas y rebeldes por haber perdido su buena posición de colonizadores y sus costumbres belicosas. Celeste, una niña que vive con su madre y su abuela, tiene una muñeca negra traída de Angola, Lálinha, que no es aceptada por las personas que la rodean.
Refrescante miniatura literaria que no tiene nada de los radicalismos de otras obras del conocido novelista portugués. En capítulos muy cortos, abiertos con títulos y subtítulos de apretada capacidad descriptiva, se mezclan de modo intenso y poético, la ternura, el desgarro, la ironía y el humor. Se suceden escenas divertidas, como las de Celeste y el cuervo-carbonero Vicente, cuyos movimientos «con aires de propietario» describe Cardoso expresivamente; escenas de crueldad infantil, como las de los niños que juegan a la guerra y maltratan a Celeste y su muñeca; escenas de maldad vecinal, como la de las señoras que cotorrean, «parecían hormigas domésticas empujando el grano de azúcar, Làlinha para abajo, Làlinha para arriba»; escenas costumbristas como las del Bar Quibala, «parada de negociantes sin inscripción ni pago de impuestos que vendían clandestinamente restos de África por Lisboa y otros lugares»... Y así, con el telón de fondo de las dificultades de adaptación que sufrieron los portugueses regresados de las colonias africanas, el autor nos hace reflexionar acerca de las formas tan sorprendentes que puede llegar a tomar la maldad humana, y preguntarnos con la abuela protectora de Celeste: «¿Cómo explicar a una niña, incluso a una niña tan perspicaz como Celeste, las razones de tanta persecución?»

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo