Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Indices: Artículo 'SELECCIONES ● Primera selección de libros infantiles (en torno a los 10 años)' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
PRIMERA SELECCIÓN DE LIBROS INFANTILES (EN TORNO A LOS DIEZ AÑOS)


Si en Itinerarios lectores preparé un panorama de los mejores libros infantiles y juveniles, más o menos ordenados por géneros, y comentando un poco los rasgos de cada género, aquí haré varias selecciones de libros infantiles por edades (algo muy relativo, sobra decirlo).

Todas tendrán  unos veintitantos libros, todos anteriores al año 2000, e irán ordenados por fecha de publicación. No está de más volver a señalar aquí el gran valor de un libro infantil aceptado por muchas generaciones y en muchos ambientes diferentes.

Doy los datos editoriales de los libros que yo he manejado. He repasado cuáles tienen ediciones recientes a la venta para poner un enlace. Cuando no lo tienen se ha de buscar el libro en librerías, o en bibliotecas, o en ediciones de segunda mano.


Lev Tolstoi

Iván el tonto y otros cuentos. Madrid: Siruela, 2004; 128 pp.; col. Las tres edades; trad. de Alexis Marcoff; prólogo de Víctor Andresco; ISBN: 84-7844-787-3. [Vista del libro en amazon.es]

Recopilación de veintisiete relatos entre los que hay varias versiones de viejos cuentos populares y de fábulas clásicas. Tolstoi desea inculcar actitudes vitales que le parecen básicas. Hay algunos cuentos más largos y otros, muy cortitos, tan clásicos como la historia del pastor que repite la broma de que viene el lobo, o el viejo dilema de quién pone el cascabel al gato.


Kenneth Grahame

El dragón perezoso (The Reluctant Dragon, 1898). Barcelona: Diagonal Junior, 2003; 73 pp.; ilustraciones de E. H. Shepard; trad. de Victoria Alonso; ISBN: 84-9762-062-3. Nueva edición en Barcelona: Noguer, 2010; 92 pp.; ISBN: 978-84-27901025. [Vista del libro en amazon.es]

Cuando un dragón se instala en una cueva de las colinas y el pastor que lo descubre no sabe qué hacer, su hijo se ocupa de charlar con él y ver qué planes tiene. Descubre que no tiene malas intenciones pero cuando el pueblo se pone nervioso y piensa que deben acabar con el dragón, llaman a San Jorge. Entonces el chico apaña un combate que deja satisfechos a todos.
El relato no se cuenta con el punto de vista de un chico sino con el de un adulto, que sugiere que la lectura hace a los jóvenes más capaces que a los adultos de buscar soluciones nuevas frente a lo inesperado. Y que también ironiza sobre la pasión por las peleas: el dragón dice a San Jorge cómo, en su opinión, no hay motivo alguno por el que deban pelear, que todo el lío montado le parece absurdo...
Un relato moderno que sigue de cerca el mismo argumento es Kenny y el dragón, de Tony DiTerlizzi.


Frank Lyman Baum

El maravilloso Mago de Oz (The Wonderful Wizard of Oz, 1900). Madrid: Alfaguara, 1997, 15ª impr.; 254 pp.; col. Juvenil Alfaguara; ilust. de William Wallace Denslow; trad. de Gerardo Espinosa; epílogo de Martin Gardner; ISBN: 84-204-3509-0. Otra edición en Madrid: Anaya, 2000; 320 pp.; col. Tus libros; ilust. de William Wallace Denslow; trad. apéndice y notas de Ana María Beaven; ISBN: 84-207-0027-4.

Dorotea es arrastrada por una tromba de viento hacia el país de Oz. En compañía del Espantapájaros, el Leñador de Hojalata, y el León cobarde, viaja hasta la Ciudad Esmeralda, en busca del mago de Oz, el único que puede hacerla regresar a Kansas, conceder un cerebro al Espantapájaros, un corazón al Leñador, y valentía al León.
Cuento de hadas protagonizado por una niña normal, curiosa e ingenua, paciente y apresurada. Sin pretensiones didácticas explícitas, con lenguaje sencillo y directo, con rapidez y escasas descripciones, Baum emplea los tópicos del género para expresar, de una forma novedosa, el sueño americano de la confianza en uno mismo y su lado inquietante del embaucador que basa su poder y su fortuna en la mentira. La definición de sus personajes resulta memorable y de ahí el impacto de su obra. Las ilustraciones de Denslow también supusieron un gran logro y han quedado como una referencia para muchos libros posteriores (por eso conviene conocer el libro en una edición que venga con ellas).


Frances Eliza Hodgson Burnett

La princesita (A Little Princess, 1905). Barcelona: Ediciones B, 2007; 149 pp.; col. Zeta bolsillo; traducción de Ana López; ISBN: 978-84-96778-36-8. [Vista del libro en amazon.es]

Sara Crewe, hija de un rico militar de la India, es internada en un colegio de Londres cuando tiene siete años. Los medios económicos de su padre le permiten llevar un alto tren de vida y le salvan de la inquina que le coge la directora. Sara se hace popular entre sus compañeras por su bondad y por su don para contar historias. Pero cuando llega la noticia de que su padre está enfermo y arruinado, es convertida en una sirvienta más del colegio.
Relato clásico que presenta la que quizá sea la niña-protagonista más atractiva y conmovedora de tantas novelas semejantes, y eso a pesar del que podríamos llamar «clasismo inconsciente» de fondo.


James Matthew Barrie

Peter Pan (Peter Pan and Wendy, 1911). Madrid: Alianza, 2004, 4ª impr.; 192 pp.; col. El Libro de Bolsillo, biblioteca juvenil; trad. de Nazaret de Terán Bleiberg; ISBN: 84-206-3689-4. [Vista del libro en amazon.es]

Peter Pan es un niño que no quería crecer. Él mismo confiesa que se marchó porque quería ser siempre un niño y divertirse. Su mundo es el País de Nunca Jamás, al que arrastra a los hijos del matrimonio Darling, Wendy, John y Michael, para combatir contra el capitán Garfio y sus piratas.
Novela que reúne las cualidades de las narraciones orales, de los cuentos de hadas, de las novelas del Oeste, y de las novelas de piratas. El personaje ha llegado a convertirse en un mito que aúna la evocación nostálgica de la infancia, los contradictorios anhelos infantiles de aventura y de seguridad, la capacidad en esa etapa de la vida para soñar sin restricciones, el sentido amenazador del paso del tiempo... Barrie formula la necesidad de madurar y realiza observaciones certeras sobre los comportamientos tanto de los niños como de los adultos. El lenguaje poético, sugerente y suavemente irónico, es otro de los méritos de Peter Pan.
Es un libro que requiere cierta madurez lectora pues tiene no pocas observaciones que aprecian más los mayores.


Felix Salten

Bambi. Historia de una vida en el bosque (Bambi. Eine Lebensgeschichte aus dem Walde, 1924). Madrid: Anaya, 1985; 207 pp.; col. Laurín; ilust. de Esperanza Sánchez; prólogo de John Galsworthy; trad. de María Dolores Ábalos; apéndice de Emilio Pascual; ISBN: 84-7525-304-0; agotado. Otra edición en Madrid: Espasa, 2000; 224 pp.; col. Espasa juvenil; trad de Cayetano Romano; ISBN: 84-239-5894-9.

El comienzo es el nacimiento de Bambi, un pequeño corzo. Según avanzan las páginas irá creciendo y aprendiendo las lecciones de la vida. La mirada con la que observa las cosas también irá cambiando.
Libro que no pertenece a la literatura lacrimógena, como podría pensar quien solo conociera la película de Disney, excelente por otra parte. Tiene una calidad literaria que se apoya no sólo en su fuerza poética, o en el logro técnico de presentar la narración desde el punto de vista de los animales, o en dotar a cada uno de una psicología diferenciada, sino también en su valor como novela de aprendizaje y en lo bien que trata, de modo naturalista, la cercanía de la muerte.


William Faulkner

El árbol de los deseos (The Wishing Tree, 1927). Barcelona: Lumen, 1988, 4ª ed.; 96 pp.; col. Grandes Autores; ilust. de Don Bolognese; trad. de Andrés Bosch; ISBN: 84-264-3028-7. Otra edición en Madrid: Alfaguara, 2008; 87 pp.; col. Alfaguara infantil; ilust. de Mikel Mardones; trad. de José Luis López Muñoz; ISBN: 978-84-204-7299-7. [Vista del libro en amazon.es]

Relato que el autor escribió para una niña, en 1927, en regalo por su octavo cumpleaños, pero no se publicó hasta 1964. Es una obra menor pero vale la pena conocerla pues, en ella, Faulkner se deja llevar por la ternura y la fantasía, abandona el tono y los mundos habituales de sus obras mayores, y plantea la importancia de no tener deseos egoístas.
Cuando se despierta el día de su cumpleaños, Dulcie ve a Maurice, un chico especial, que conduce a Dulcie, junto con su hermano Dick, su niñera negra Alice y su amigo George, al Árbol de los Deseos, en realidad un anciano muy alto con una larga barba blanca cuyas hojas son pájaros de todas clases y colores que, al arrancarlas, conceden los deseos pedidos.


Erich Kästner

Emilio y los detectives (Emil und die Detektive, 1929). Barcelona: Juventud, 2002, 7ª ed.; 165 pp.; col. Juventud; ilust. de Walter Trier; trad. de José Fernández; ISBN: 84-261-3249-9. [Vista del libro en amazon.es]

Durante un viaje a Berlín en tren, un misterioso señor con un sombrero hongo roba a Emilio Tischbein el dinero que llevaba para su abuela. Al llegar a Berlín, su prima Pony Gorrito y una pandilla de chicos le ayudan a recuperar su dinero.
Libro que se considera el primero de todos los relatos detectivescos protagonizados por pandillas de chicos. El lector se ve atraído no tanto por la resolución del caso como por la simpatía y la naturalidad con la que se mueven y comportan Emilio y sus amigos. El lenguaje es sencillo y directo, aunque insultos como «majadero» o «bribón del demonio» no estén muy de moda. Kästner apuesta por la bondad de los niños y hace patente la ejemplaridad de sus pequeños detectives: «Un chico como es debido hace lo que debe», se nos dice.


Alejandro Casona

Flor de leyendas (1932). Madrid: Espasa, 2003, 1ª ed., 18ª imp.; 256 pp.; col. Nueva austral; introducción de María Teresa Cristina García Álvarez y Modesto González Cobas; ISBN: 84-239-7233-X; contiene también Vida de Francisco Pizarro. Existe otra edición en Madrid: Anaya, 2008, 6ª impr.; 224 pp.; ilust. de José María Ponce; Col. Nueva Biblioteca Didáctica; ISBN 10: 84-667-1680-7. [Vista del libro en amazon.es]

Relatos cortos tomados de distintas obras clásicas. Entre otras, de Las mil y una noches, de La Ilíada, de Los Nibelungos, del Poema del Mio Cid, del Cantar de Roldán, de Guillermo Tell, del Ramayana, del Mahabharata, etc.
El mismo Casona explica en la introducción que intenta preparar «un libro de lecturas literarias atento a la escala de intereses del niño». Busca «síntesis literarias que conserven, con la trama de la fabulación, su sentido y su esencia, el ritmo y el tono del lenguaje».


José María Sánchez Silva

Marcelino pan y vino (1952). Madrid: Anaya, 1985; 223 pp.; col. Laurín; ilust. de Hernán Valdovinos; edición, apéndice y notas de Emilio Pascual. Edición más reciente, en la colección Tus libros, del año 1999, 272 pp. Ambas contienen el cuento original y una segunda parte, titulada El Gran Viaje de Marcelino, que fue publicada por el autor en 1982, refundiendo y dando unidad a otras historias de los mismos personajes que se habían publicado en 1953 y 1954 con los títulos Historias menores de Marcelino y Aventura en el cielo.

Marcelino es un niño que, después de ser abandonado a la puerta de un convento de frailes franciscanos, creció teniendo siempre una gran añoranza de su madre. Un día empieza un trato especial con el Cristo de un crucifijo abandonado en el desván.
Obra que obtuvo un éxito sin precedentes en España: por su calidad literaria ofrecida con un lenguaje sencillo y claro, y por su penetración psicológica en el alma de un niño. Conviene añadir que no es una obra empalagosa o ñoña: «La emoción que experimenta el lector proviene exclusivamente del estremecimiento que recorre a quien, estando en la misma longitud de onda, advierte la cercanía de lo sagrado», se afirma en el apéndice. Y tal vez no haya otra obra igual en la literatura infantil universal que trate tan bien sobre la muerte y la añoranza de la madre que tiene un niño.


Alice Dalgliesh

El valor de Sarah Noble (The Courage of Sarah Noble, 1954). Barcelona: Noguer, 2000, 4ª impr.; 78 pp.; col. Cuatro Vientos; ilust. de Leonard Weisgard; trad. de Liwayway Alonso; ISBN: 84-279-3462-9. Nueva edición en 2012; 88 pp.; col. Noguer Juvenil; trad. de Amalia Bermejo; ISBN: 978-84-279-0143-8. [Vista del libro en amazon.es]

Siglo XVIII, Connecticut. Sarah Noble, con ocho años, va con su padre a unas tierras inexploradas, al sitio donde van a construir su casa. El padre de Sarah se lleva bien con los indios, y cuando tiene que volver a por su familia, deja con ellos a Sarah. Relato sencillo en el que no sucede nada especial, pero que mete al lector en el interior de una niña que, abrumada y temerosa pero valiente y decidida, continuamente se va dando ánimos a sí misma. Ejemplo de narración que transmite coraje y calor humano.


Alberto Manzi

Orzowei (1961). Barcelona: Noguer, 2009; 253 pp.; col. Noguer juvenil; trad. de Adriana Matons de Malagrida; ISBN: 978-84-279-0082-0. [Vista del libro en amazon.es]

Mohammed Isa, el «Orzowei» (abandonado), es un chico blanco que crece dentro de una tribu bantú: los Swazi. La novela cuenta su paso a la madurez según los ritos de su tribu. Es una historia de aventuras en la selva, pero, sobre todo, es un libro de amistad y generosidad, de valentía y de solidaridad entre razas. De los hombres del «Pequeño pueblo», los pigmeos, Isa aprenderá que «no se preocupan del color de un hombre, pero se fijan en las acciones de ese hombre». Y uno de los boers que huyen de los ingleses, de nombre «Flor de Maíz», le protegerá.


Michael Ende

Jim Botón y Lucas el maquinista (Jim Knopf und Lukas der Lokomotivführer, 1960). Barcelona: Noguer, 2002, 1ª ed., 16 reimpr.; 232 pp.; ilust. de F. J. Tripp; trad. de Adriana Matons de Malagrida; ISBN: 84-279-3304-5. Nueva edición en Barcelona: Noguer, 2009; 290 pp.; col. Noguer infantil; ISBN: 978-84-279-0083-7. [Vista del libro en amazon.es]
Jim Botón y los trece salvajes (Jim Knopf und die Wilde 13, 1962). Barcelona: Orbis, 1988; 256 pp.; col. Biblioteca Juvenil Orbis; ilust. de F. J. Tripp; trad. de Adriana Matons de Malagrida; ISBN: 84-402-0541-4. Nueva edición en Barcelona: Noguer, 2011; 320 pp.; col. Noguer infantil; ISBN: 978-84-279-0114-8. [Vista del libro en amazon.es]

A Lummerland, un país diminuto con escasos habitantes, un día llega en un paquete un chico negro, al que ponen de nombre Jim y apellidan Botón más tarde; debido al poco espacio en la isla, Jim y el maquinista Lucas con su locomotora Emma emprenden un viaje y les suceden toda clase de aventuras tan surrealistas como ellos mismos.
Algunos especialistas consideran estos libros como los más originales y los que revelan mejor el ingenio y el dominio de los mundos imaginativos que tenía el autor. Aunque no faltan en ellos puntadas irónicas hacia la burocracia y hacia los modos de gobierno tiránicos, aquí a Ende no se le nota el afán de llenarlo todo de simbolismos y significados que a veces lastra un poco sus libros posteriores.


Roald Dahl

Charlie y la fábrica de chocolate (Charlie and the Chocolate Factory, 1964). Madrid: Alfaguara, 2004; 248 pp.; cartoné; col. Biblioteca Roald Dahl; ilust. de Quentin Blake; trad. de Verónica Head; ISBN: 84-204-0144-7. [Vista del libro en amazon.es]

Charlie, cuya familia tiene graves dificultades económicas, gana un premio para visitar la enigmática fábrica de chocolates WONKA. Lo acompañan otros cuatro niños que han ganado el mismo premio: el glotón Augustus Gloop; la mimada Veruca Salt; una chica que masca chicle todo el día llamada Violet Beauregarde; y Mike Teve, un niño que no hace más que mirar la televisión continuamente.
El autor es ingenioso, caracteriza bien a sus personajes, y sabe crear situaciones divertidas. En sus libros suele atacar ciertos vicios como, en este caso, la glotonería y el mal uso de la televisión.


Hans Jürgen Press

Aventuras de «La mano negra» (Die Abenteuer der «schwarzen hand», 1965). Madrid: Espasa, 2003, 32ª impr.; 136 pp.; col. Espasa juvenil; ilust. del autor; colaboración de Fritz Raab; trad. de José Sánchez López; ISBN: 84-239-8886-4. Nueva edición en Planeta & Oxford, 2008, 1ª ed., 6ª impr.; 192 pp.; col. Camaleón; ISBN: 978-84-96336-14-8. [Vista del libro en amazon.es]

Cuatro historias protagonizadas por «la mano negra», la pandilla formada por Félix, Rollo, Adela y el pequeño Kiki y su ardilla. En cada una descubrirán a un malhechor y lo entregarán a la policía, y todas ellas se desarrollan según el mismo esquema: texto en la página izquierda y dibujo en la página derecha, en el que hay algún detalle revelador de lo que sucede.
Al margen de su valor literario, que al menos en castellano no es mucho, las historias son ingeniosas y se siguen con interés por lo que tienen de acertijo: el lector engancha con el juego que se le propone y va pasando de página en página poniendo atención tanto al texto como al dibujo. En este sentido de captar al lector y de «obligarle» a seguir el argumento con atención el libro es un gran acierto.


Hubert Monteilhet

De profesión, fantasma (Un métier de fantôme, 1978). Madrid: SM, 2002, 31ª ed.; 196 pp.; col. El Barco de vapor; ilust. de J. M. Barthélemy; trad. de Manuel Barbadillo; ISBN: 84-348-0901-X. [Vista del libro en amazon.es]

Escocia, 1900. John, doce años, huérfano y fugitivo, se cuela con la gente que hace una visita guiada al castillo de Malvenor. Los acontecimientos van encadenándose y, primero por accidente, y después con la colaboración del joven heredero, Winston, acaba cumpliendo a la perfección el papel de Arthur el fantasma, lo cual, naturalmente, acaba revalorizando mucho el castillo.
En la tradición de relatos humorísticos sobre fantasmas, esta historia paródica ocupa un buen lugar. Primero porque los sucesos están bien engarzados y suficientemente justificados: unas cosas llevan a otras con naturalidad. Luego, porque los personajes están lo suficientemente dibujados para sostener el argumento pero no más de lo que los haría improbables. Y, además, porque los acentos y el lenguaje del narrador, el propio John cuando ya es un anciano, aumenta la comicidad de los sucesos que narra.


Dick King-Smith


Babe, el cerdito valiente (The Sheep-Pig, 1983). Barcelona: Salamandra, 1995; 158 pp.; col. El libro de arena; ilust. de Mary Rayner; trad. de Esther Gómez Parro; ISBN: 84-7888-240-5.
El caballo de agua (The Water Horse, 1990). Madrid: SM, 2007; 135 pp.; trad. de Xohana Bastida; ISBN: 978-84-675-1806-1. [Vista del libro en amazon.es]

El autor es un gran narrador y un maestro de las historias sobre animales, pues logra imaginar y reflejar sus reacciones y sus relaciones con los hombres con sentido del humor, verosimilitud, y sin caer nunca en la ñoñería. E, incluso cuando los relatos tienen toques de fantasía, sabe hacerlos creíbles.
En Babe, el cerdito valiente, un granjero gana un cerdito en un concurso. En la granja, la perra Fly entrena a sus cachorros para el trabajo de perro pastor y Babe aprende el oficio. Poco a poco el granjero se va dando cuenta de que Babe es tenaz para aprender, amable para mandar y valiente para pelear.
El caballo de agua se sitúa en la década de 1930, en Gales. Kirstie y Angus encuentran un extraño huevo en la playa: lo llevan a casa y nace un «kelpie» o caballo de agua, al que llaman Crusoe. Como crece muy rápido deben, primero, buscar la forma de que los extraños no lo vean y, más tarde, encontrarle una vivienda definitiva... ¿tal vez el lago Ness?


Hanna Johansen

Historia del pequeño ganso que no era bastante rápido (Die Geschichte von der kleinen Gans, die nicht shnell genug war, 1989). Madrid: Espasa, 1990; 107 pp.; col. Austral Juvenil; ilust. de Kathi Bhend; trad. de Amalia Bermejo; ISBN: 84-239-7130-9.

Desde que nace, todo son dificultades para el ganso protagonista: es el último en romper el huevo, es el más tardón en llegar a todas partes. Pero una noche del largo y cansado camino hacia el Sur, el pequeño ganso tuvo un sueño en el que oyó contar historias a los gansos, «y la más bella historia era la del pequeño ganso que no era bastante rápido y, a pesar de de ello, pudo salvar a los demás porque estaba siempre tan atento».
La autora es experta en relatos sobre animales. En ellos muestra conocimiento de sus costumbres y talento para describirlas con simpatía, humor y viveza. Este se apoya en un episodio de un clásico sueco, El viaje del pequeño Nils, de Selma Lagerloff. Aumentan el valor del libro unas magníficas ilustraciones que no sólo complementan sino que se integran con perfección en el texto.


José Antonio Millán

C. El pequeño libro que aún no tenía nombre (1992). Madrid: Siruela, 2002, 4ª impr; 86 pp.; col. Las Tres Edades; ISBN: 84-7844-204-9.

Un pequeño cuentecito busca las causas por las que no ha sido capaz de crecer preguntando a sus congéneres de una gran biblioteca. Es una historia original, inteligente e ingeniosa, narrada con lenguaje sencillo y preciso, buen humor, sentido común y una imaginación sonriente. A la vez que trata de los deseos de crecer y de saber, y del descubrimiento de la vida, el autor transmite cariño y simpatía hacia los libros.



Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo